Anuncios Gratis    │   Como publicar aquí   │   Contacto

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 

EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO CONTRA EL CÁNCER

Lo que le pasa a usted durante su tratamiento para el cáncer depende de un número de factores. Estos incluyen el tipo de cáncer que usted tiene, qué tan avanzado está y el tipo de tratamiento que usted está recibiendo. La quimioterapia (el uso de medicamentos para matar las células cancerosas), radioterapia (el uso de radiación para matar las células cancerosas) y la cirugía y terapia biológica (el uso de proteínas para estimular su sistema inmune) son los tratamientos más comunes para el cáncer.

No vacile en hablar con su médico acerca cualquier pregunta e inquietudes que usted tenga acerca de su tratamiento. No hay ninguna pregunta que usted tenga acerca de la enfermedad o de su tratamiento que sea "tonta"; si usted tiene algo que le está dando vueltas en su cabeza, vale la pena preguntarlo. Al obtener respuestas a sus preguntas usted puede convertirse en un participante más activo en su cuidado.

¿Qué puedo hacer respecto de los efectos secundarios?

El tratamiento para el cáncer afecta a cada persona de modo diferente. Algunas personas tienen pocos efectos secundarios o no tienen ninguno. Sin embargo, los efectos secundarios del tratamiento para el cáncer hacen que mucha gente se sienta muy enferma.

Su médico le dirá qué tipos de efectos secundarios usted puede esperar con su tratamiento para el cáncer. Él o ella también le dirá cuáles efectos secundarios son inusuales, y si los tiene, significa que usted debe llamar al consultorio de su médico.

No ignore sus efectos secundarios. Es importante decirle a su médico, a los miembros de su equipo de cuidado y a la gente alrededor suyo cómo se está sintiendo. Si usted se siente muy enfermo o cansado, o tiene mucho dolor, su médico probablemente podrá ajustar su tratamiento o le dará otro medicamento para ayudarle a sentirse mejor.

¿Y voy a perder mi cabello?

La radioterapia en la cabeza y algunos tipos de quimioterapia pueden hacer que las personas pierdan el cabello. Otros tipos de tratamiento no causan este efecto secundario. Si usted está tomando quimioterapia, pregúntele a su médico si los medicamentos que usted está tomando le pueden causar la caída del cabello. Perder su cabello puede ser una experiencia devastadora. Si su médico le dice que esto puede ocurrir, trate de prepararse para ello. Decida lo que quiere hacer si usted comienza a perder su cabello.

Algunas personas que pierden su cabello durante el tratamiento para el cáncer usan una peluca o un postizo. Otras se cubren la cabeza con sombreros, bufandas o turbantes. Pero otras prefieren dejarse la cabeza descubierta. Haga lo que lo haga o la haga sentir bien. Muchas personas alternan dependiendo del lugar donde están, de con quienes están y de lo que están haciendo.

Si decide que quiere usar una peluca o postizo, es buena idea escoger una antes de comenzar a perder el cabello. De esa manera la puede escoger que sea igual al color y textura natural de su cabello. Algunos negocios se especializan en pelucas y postizos para personas que tienen cáncer. Es posible que también puede ordenar una peluca o postizo por la Internet.

Si usted decide raparse o dejarse la cabeza al descubierto, asegúrese de protegerse la piel con crema protectora solar, un sombrero o una bufanda cuando esté afuera expuesto o expuesta a los rayos del sol.

Si usted pierde el pelo durante la radioterapia o la quimioterapia en la cabeza, casi siempre vuelve a crecer después de terminar el tratamiento. Sin embargo, puede tener otro color o textura cuando vuelve a salir.

¿Qué pasa si no siento deseos de comer?

Puede que usted no se sienta lo suficientemente bien para comer mientras está recibiendo tratamiento para el cáncer. Pero es importante comer tanto como le sea posible. La comida ayuda a su cuerpo a reconstruir nuevas células saludables y además ayuda a aumentar su nivel de energía.

Puede ayudar comer varias comidas pequeñas al día en vez de tres comidas grandes. Trate de comer comidas suaves como galletas de soda, pan tostado solo y caldo. Beba a sorbos agua, jugos y refrescos. Pregúntele a su médico si debería tomar un suplemento nutritivo tal como Ensure. Evite las comidas picantes o las comidas con olores fuertes si la hacen sentir náuseas. Posiblemente también encontrará que es más fácil comer y tomar las comidas y bebidas tibias.

Algunas personas que tienen cáncer, especialmente las personas que están siendo tratadas con quimioterapia, tienen problemas por úlceras o sensibilidad en la boca. Esto les puede hacer más difícil comer. Trate de comer comidas suaves y blandas o comidas cocidas de las cuales se ha hecho puré en una licuadora. Si le salen úlceras dentro de la boca dígale a su médico. Estas úlceras pueden infectarse y causar problemas serios. Es posible que quiera tomar de un popote (pajilla) para evitar las úlceras en la boca. Además, trate de enjuagarse la boca con una cucharadita de polvo para hornear disuelta en 8 onzas de agua. Esto puede ayudar a prevenir las infecciones de la boca y ayudarle a su boca a sanar más rápidamente.

Cuando sienta deseos de comer trate de comer tanta proteína y calorías como le sea posible. Pregúntele a su médico si necesita añadirle ciertos nutrientes o tipos de comida a su dieta. Su médico puede querer que usted vaya a ver a un asesor en nutrición que le pueda ayudar a encontrar formas para obtener la cantidad apropiada de proteínas, calorías y nutrientes. Si usted se da cuenta de que no puede comer del todo por más de 24 horas, llame a su médico. Su médico necesita saber que usted no está obteniendo la nutrición que necesita.

¿Voy a poder trabajar?

Puede que usted no sepa la respuesta a esta pregunta hasta que no haya comenzado su tratamiento. Algunas personas encuentran que los efectos del cáncer y del tratamiento los hace sentir tan enfermos que no son capaces de trabajar del todo. Otros son capaces de mantener su horario normal o de ajustarlo de modo que puedan seguir trabajando durante su tratamiento.

Trabajar durante el tratamiento puede ayudarle a mantener su mente ocupada en otras cosas que no sean su cáncer. Es posible que usted se sienta mejor sabiendo que está continuando con su rutina "normal". Muchas personas que deciden trabajar durante el tratamiento también se dan cuenta que reciben una gran cantidad de apoyo de sus empleadores y compañeros de trabajo.

Si usted desea continuar trabajando durante el tratamiento para el cáncer explore las maneras para hacer que su tiempo le rinda al máximo. Trate de programar las citas para el final de la semana de modo tal que tenga el fin de semana para recuperarse. Hable con su empleador acerca de trabajar medio tiempo o trabajar desde la casa. Si es necesario, pídales a sus compañeros de trabajo que le ayuden con algunas de sus tareas u obligaciones; probablemente van a estar muy dispuestos a ayudarle.

¿Cómo voy a sentirme emocionalmente durante el tratamiento?

Es normal sentirse impotente, con rabia, asustado y deprimido durante el tratamiento para el cáncer. Probablemente, sentirá todas estas emociones, y hasta más, mientras está pasando por el tratamiento. Algunos días sentirá que el tratamiento no vale la pena.

Trate de buscar un sistema de apoyo con el cual pueda contar durante este tiempo. Muchas personas cuentan con los miembros de su familia y amigos como apoyo, otras prefieren hablar con personas que también están pasando por un tratamiento para cáncer. Los grupos de apoyo para cáncer pueden ayudar a las personas que tienen cáncer y a sus miembros de familia a lidiar con la enfermedad y su tratamiento. Su médico le puede sugerir maneras de encontrar un grupo de apoyo, o usted puede entrar en contacto con un hospital del lugar donde usted vive o puede contactar al capítulo local de la American Cancer Society (Asociación estadounidense para el cáncer) buscando el número en su guía telefónica o visitando su sitio en la Web. El National Cancer Institute (Instituto Nacional de Cáncer de los EE. UU.) es otro recurso para información acerca de grupos de apoyo. Ver "Otras organizaciones" donde están los enlaces de los sitios de estas organizaciones en la Web.

Mantener su mente activa también le puede ayudar. Trate de mantenerse ocupado o ocupada tejiendo, haciendo rompecabezas o crucigramas, mirando películas o jugando juegos con sus amigos y familia. El ejercicio también ayuda pero solamente si se siente con la fuerza para hacerlo.

Algunas investigaciones, al igual que la experiencia de muchas personas que tienen cáncer y de sus médicos, demuestran que una actitud positiva puede mejorar la salud de las personas que pasan por un tratamiento de cáncer. Este enfoque de actitud positiva puede incluir formarse una imagen mental de qué tan bien están luchando contra el cáncer su tratamiento y su sistema inmune; esto también se llama visualizar.

También es importante hablar con su médico acerca de sus emociones. La depresión es común durante el tratamiento para cáncer. Si es un problema para usted, su médico puede prescribirle medicamento para ayudarle a sentirse mejor más rápido.

Otras organizaciones

American Cancer Society: Support Programs and Services (Sociedad estadounidense para el cáncer: programas de apoyo y servicios)
http://www.cancer.org/docroot/SHR/SHR_2.asp

National Cancer Institute's Support Group Information (Información de grupos de apoyo del instituto nacional estadounidense para el cáncer)
http://www.nci.nih.gov/cancerinfo/support/

Fuente

Compartir este articulo :

 

OSTEOSARCOMA EN LOS NIÑOS - ¿QUÉ ES? SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

CÁNCER TESTICULAR - ¿QUÉ ES? SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

CÓMO HACER UN AUTO EXÁMEN TESTICULAR

CÁNCER VULVAR - ¿QUÉ ES? SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

CÁNCER EN EL ESTÓMAGO - ¿QUÉ ES? SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

CÓMO ESCOGER EL TRATAMIENTO ADECUADO PARA EL CÁNCER

PREPARARSE PARA AFRONTAR AL TRATAMIENTO CONTRA EL CÁNCER

EL DIA DESPUÉS DEL TRATAMIENTO DEL CÁNCER

 

 

Home  |  Como incluir un sitio aquí  |  Publicidad  |  Noticias & curiosidades  |  Anuncios gratis
 
© Copyright 2003 - 2018 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente