Anuncios Gratis    │   Como publicar aquí   │   Contacto

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 

EL DIA DESPUÉS DEL TRATAMIENTO DEL CÁNCER

Desde el día en que usted fue diagnosticado de cáncer, probablemente, usted ha estado esperando a que su vida regrese a la "normalidad". Sin embargo, la enfermedad ha dominado su vida durante tanto tiempo, que probablemente, se tomará un tiempo para que usted pueda volver a su rutina regular después de que su tratamiento haya terminado. Es importante darse a si mismo, y a sus seres queridos, tiempo para ajustarse. Este panfleto discute algunos de los retos que usted tendrá que enfrentar después de que su tratamiento de cáncer termine.

¿Voy a necesitar ver a mi médico para citas de seguimiento?

Después de que su tratamiento termina, usted necesitará ir a citas de seguimiento regular. Al comienzo, usted puede necesitar ver a su médico cada tres o cuatro meses. Después de un tiempo, usted puede solo necesitar chequeos una o dos veces al año. Su médico le dirá con qué frecuencia regresar a citas de seguimiento. Posiblemente encontrará útil llevar consigo a un amigo o miembro de familia que le proporcione apoyo y consuelo.

Visitar a su médico para una cita de seguimiento puede hacerlo sentir preocupado y perturbado. Usted puede tener miedo de que su médico le diga que el cáncer ha regresado. Estos sentimientos son normales y van a ir disminuyendo a medida que pasa el tiempo. Sin embargo, parte de mantener su salud después del tratamiento, es conocer las señas que pueden significar que su cáncer ha regresado. Si usted no conoce estas señas, es fácil asumir que cualquier cambio en su cuerpo significa que su cáncer ha regresado. Pídale a su médico que le explique a qué señas específicas usted debe estar atento. El médico le puede proporcionar información que le va a ayudar a mantenerse atento a problemas sin tener que vivir con el miedo constante de que su cáncer ha regresado. Además, es importante hacerse las pruebas que sean necesarias para otras formas de cáncer. Su médico le podrá decir qué pruebas —si es que se requieren— son necesarias.

¿Debo hacer cambios en mi dieta después del tratamiento?

Durante su tratamiento para cáncer, el médico puede haberle recomendado aumentar la cantidad de proteína y calorías en su dieta. Después de que el tratamiento para cáncer termina usted puede regresar a una dieta más balanceada. Coma frutas, vegetales y granos enteros en abundancia, y una cantidad moderada de carne con un bajo contenido en grasa y de productos lácteos. Disminuya la cantidad de grasa y azúcar. Una dieta saludable le ayudará a su cuerpo a mejorarse después del tratamiento para cáncer. También es importante aprender a hacer ejercicio con regularidad y a dormir bastante.

Tendrá que regresar con cuidado a una rutina de comidas a horas específicas. Comience con comidas simples y recetas que le son familiares. Si usted mismo o alguien de su familia cocina, usar alimentos previamente preparados que venden en el supermercado facilitará esta tarea. Si es posible, ahorre energía haciendo suficiente comida para dos o tres meriendas y congelando las porciones adicionales para uso futuro.

La mayoría de efectos secundarios relacionados con comer desaparecerán después de que termine su tratamiento para el cáncer. Sin embargo, algunas personas continúan teniendo problemas como falta de apetito, pérdida de peso o náusea. Si usted experimenta efectos secundarios que no desaparecen después del tratamiento hable con su médico. El médico le puede ayudar a lidiar con problemas relacionados con la comida.

¿Y qué sucede si tengo problemas sexuales después del tratamiento?

Si usted tiene problemas sexuales después del tratamiento de cáncer no es la única persona. Muchas personas tienen poco deseo de sexo o se sienten ansiosos acerca de cómo van a sentir el sexo después de que han sido tratados de cáncer. Si su tratamiento ha cambiado su apariencia física, usted puede sentirse incómodo acerca de estos cambios, o preocupado acerca de la reacción de su pareja. En este caso, es importante ser honesto con su pareja acerca de sus sentimientos. Es posible que a usted le sea útil pedir consejo de su médico o de un asesor psicológico. Además, recuerde que el sexo solo es una de las maneras en las cuales usted puede estar cerca e intimar con su pareja.

Ciertos efectos secundarios del tratamiento pueden hacer que la actividad sexual sea difícil. Por ejemplo, algunos medicamentos para el cáncer pueden causar resequedad vaginal en la mujer ,aún después de dejar de tomar el medicamento. Algunos hombres experimentan impotencia después de la cirugía para el cáncer de la próstata. Usualmente, su médico puede sugerir maneras para lidiar con los efectos secundarios sexuales. No se sienta apenado por tener que pedirle ayuda a su médico.

¿Puedo regresar al trabajo después del tratamiento?

Para algunas personas, regresar a trabajar es una prioridad después de que el tratamiento de cáncer termina. Sin embargo, otras eligen no regresar a sus trabajos o no se sienten físicamente capaces de regresar a trabajar. Si usted decide regresar a trabajar, tenga en cuenta que le puede tomar algún tiempo para ajustarse.

Algunas de sus relaciones de trabajo pueden haber cambiado. Por ejemplo, su empleador puede no saber si usted es capaz de realizar las mismas labores que hacía antes de su tratamiento de cáncer. Al principio, algunos de sus compañeros de trabajo pueden sentirse incómodos a su alrededor. Lidie con esta situación de la forma que lo haga sentir bien a usted. Usted puede preferir no discutir su enfermedad con sus compañeros de trabajo, o puede querer contarles acerca de sus experiencias y responder a sus preguntas. La opción es suya.

¿Cómo van a sentirse mis seres queridos después del tratamiento?

Aun después de que su tratamiento de cáncer termina, sus seres queridos pueden atravesar por una serie de emociones: de todo, desde incredulidad hasta ansiedad. Especialmente, los niños pueden sentirse con mucho miedo de que su cáncer vaya a regresar y necesitan que usted los tranquilice. Si los miembros de familia se sienten incómodos al hablar acerca de su enfermedad y de su tratamiento, usted podría comenzar una conversación haciéndoles preguntas abiertas. Por ejemplo, pregunte "¿cuál es la peor parte para ti de que yo haya tenido cáncer?" en vez de simplemente "¿estás bien?"

¿Cómo me voy a sentir emocionalmente después del tratamiento?

A pesar de que tener una actitud positiva es una parte importante de sobrevivir el cáncer, no es justo esperar de si mismo estar animado todo el tiempo. Dese tiempo para sanar tanto emocionalmente como físicamente. Algunas veces usted puede sentir rabia por haber tenido cáncer, o sentirse triste por los cambios que su tratamiento ha ocasionado. Sentimientos como estos son normales. Sin embargo, si usted tiene sentimientos negativos que le impiden disfrutar de la vida y que no desaparecen, es importante que usted obtenga ayuda. Su médico podría sugerirle opciones de tratamiento para ayudarle a lidiar con problemas emocionales. Hablar abiertamente con un ser querido, un asesor psicológico o un consejero espiritual también puede ser útil. Un grupo de apoyo para sobrevivientes de cáncer puede ser un buen lugar para expresar sus emociones y obtener ayuda de personas que comprenden por lo que usted está pasando.

Fuente

Compartir este articulo :

 

OSTEOSARCOMA EN LOS NIÑOS - ¿QUÉ ES? SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

CÁNCER TESTICULAR - ¿QUÉ ES? SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

CÓMO HACER UN AUTO EXÁMEN TESTICULAR

CÁNCER VULVAR - ¿QUÉ ES? SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

CÁNCER EN EL ESTÓMAGO - ¿QUÉ ES? SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

CÓMO ESCOGER EL TRATAMIENTO ADECUADO PARA EL CÁNCER

PREPARARSE PARA AFRONTAR AL TRATAMIENTO CONTRA EL CÁNCER

EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO CONTRA EL CÁNCER

 

 

Home  |  Como incluir un sitio aquí  |  Publicidad  |  Noticias & curiosidades  |  Anuncios gratis
 
© Copyright 2003 - 2018 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente