Anuncios Gratis    │   Como publicar aquí   │   Contacto

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 

BUENOS HÁBITOS PARA UNA DIETA EXITOSA

Para perder esos kilos se requiere más que una rigurosa dieta y una inquebrantable fuerza de voluntad. Hay ciertas costumbres que si acompañan al régimen alimenticio, la probabilidad de que adelgaces es mayor.  Antes que nada es fundamental que tu dieta vaya de acuerdo con tu ritmo de vida. No se puede pretender hacer una dieta que no calce en tu vida. Es más fácil cambiar lo que comes pero a partir de tus actividades diarias y no al revés.

Así si vas a comer a un restaurante con compañeros de trabajo, o si pasas llevando a tus hijos a fiestas donde los postres son una tentación irresistible, no tienes porque privarte de ellos, simplemente come una porción pequeña y compensa el resto del día con alimentos bajos en calorías como los vegetales. Si puedes evitar ir al restaurante, de hecho es mejor que te comas dos manzanas o algún chocolate o yogur bajo en calorías. Pero si ya estás en el restaurante comienza por pedir un jugo de tomate que llenará tu estómago, te quitará la sensación de hambre y no tiene calorías.

Si el problema son las recepciones y las fiestas puedes comer antes de ir, un tazón de cereal o un pequeño emparedado, de tal manera que en la reunión social tendrás menos hambre y serás más capaz de manejar esos antojos.  Un plan para adelgazar debe ser fácil y no pedirte demasiado, pues en el momento en que lo interpretes como un sacrificio y una imposición desearás romperlo inevitablemente y lo harás con compulsión. Por eso las grandes dietas privativas no son recomendables, ya que se rompen casi siempre.

Algunos expertos recomiendan que se vaya poco a poco. Primero, haz un pequeño cambio, y trata de cumplirlo todos los días. Por ejemplo, deja de comer merienda a media tarde, o proponte beber ocho vasos de agua diarios. Una vez que lo hayas logrado estarás lista para el siguiente pao, que puede ser comer más vegetales o olvidarse de la repetición de ese plato delicioso.

Trata de no obsesionarte con aquello que no puedas comer. No se trata de que como ya no comes el postre en la cena, debes comer galletas integrales, y para evitar la tentación terminas comiéndotelas todas y estarás ingiriendo al final más calorías que si te hubieras comido el postre. Si te permites ciertos lujos, no sentirás la necesidad de comerte luego todo el paquete de lo que no podías comer. La idea es estar siempre satisfecho, en lugar de sentir siempre la falta de aquello que tanto te gusta.

Otra gran idea es buscar pequeños trucos para sortear momentos difíciles. Por ejemplo, si tu problema es cuando vas al cine, entonces come una golosina como yogur o alguna fruta para no tener que sufrir la tentación. Si tu problema es que en la noche te levantas a picar, cierra la cocina o come por poquitos en lugar de una cena grande. En fin usa tu imaginación, y ponte tus propias trampitas para superar las verdaderas pruebas. Es importante reconocer tus debilidades para poder vencerlas.

También, es muy importante tener una actitud de apoyo hacia el proceso de dieta, es decir cuando logras evitar el chocolate o pierdes una libra debes buscar la manera de premiarte, aunque sea con una gran sonrisa en el espejo, pues así estarás ayudándote emocionalmente a sobrellevar el régimen.

Pero, tal vez lo más importante de todo es tener una actitud realista, primero no hay que plantear las cosas en términos de nunca más. No se trata de pensar que en la vida no vas a comer esa hamburguesa que tanto te gusta, sino que vas a aprender a comer la hamburguesa moderadamente. Por último, dentro de las condiciones realistas de tu dieta está el saber que en un mes no vas a perder el peso que has ganado en varios años, sino que es proporcional. Si te preparas para durar meses o más en rebajar tu exceso de peso, no te sentirás frustrada rápidamente y a la vez te aseguras de que el peso perdido no se vuelva a ganar.

En fin, encuentra tu propia forma de perder peso, tu dieta debe ser particular y totalmente ajustada a tu estilo de vida, para que así realmente se pueda lograr la diferencia.

Compartir este articulo :

 

LOS COMPLEMENTOS DE UNA BUENA DIETA

LA DIETA PARA ENGORDAR

LA DIETA DEL PAN Y LA MANTEQUILLA

DIETA PARA AUMENTAR DE PESO

LA DIETA SIN SACRIFICIOS

LA DIETA PARA LA GOTA

LAS CALORÍAS EN LA DIETA

COMIDAS RICAS PERO QUE NO ENGORDAN

LA DIETA DE LA SOPA

 

 

Home  |  Como incluir un sitio aquí  |  Publicidad  |  Noticias & curiosidades  |  Anuncios gratis
 
© Copyright 2003 - 2018 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente