Anuncios Gratis    │   Como publicar aquí   │   Contacto

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 

VIOLENCIA DOMÉSTICA EN LA EMBARAZADA

Todos los días, los cuidadores sociales tratan a pacientes embarazadas que experimentan la violencia doméstica y comprueban sus impactos sobre el bienestar fetal.

Lydia Mayer y Jane Liebschutz enumeran los factores de riesgo de estas pacientes en un artículo publicado en New England Journal of Medicine. La violencia doméstica se refiere a la generada por el compañero sentimental o por un miembro de la familia, que se caracteriza por conductas o lenguaje violentos y continuados.

Existen varios grados de violencia, naturalmente, aunque es difícil poner el límite, ya que en el tercer trimestre o previamente al parto, los efectos sobre la salud probablemente son diferentes. La violencia contra las mujeres es un grave problema de salud pública. En USA, 1.8 millones de mujeres cada año, (3% de todas las mujeres) son maltratadas por sus compañeros masculinos. Estudios en los años setenta y ochenta han sugerido que del 23% al 56% de las mujeres golpeadas experimentaron violencia durante el embarazo.

Dado que unos 4 millones de mujeres dan a luz cada año en USA, entre 156.000 y 332.000 de estas mujeres experimentarán violencia durante el embarazo. Es probable que haya dos modelos de violencia. En un modelo, la violencia es un problema crónico en el que las mujeres experimentan ataques periódica o regularmente; en el otro modelo, la violencia es aguda y afecta a mujeres que no la habían experimentado previamente. Realmente, es impredecible qué puede ocurrir cuando una mujer queda embarazada. Para las mujeres embarazadas, el predominio de violencia doméstica es comparable a otras enfermedades que ocurren durante el embarazo, como la diabetes o el aumento de la tensión arterial.

Entre las mujeres embarazadas, las más jóvenes presentan más riesgo. Por ejemplo, en un estudio de mujeres embarazadas, el 21,7 por ciento de las mujeres jóvenes, comparado con el 15,9 por ciento de las mujeres adultas informaron de violencia doméstica. En general, el riesgo aumenta si viven solas, si vive en un ambiente hacinado y si tienen bajo nivel socio-económico. La violencia doméstica se asocia con el consumo de alcohol, tabaco o drogas por ambos miembros de la pareja, si hay antecedentes de depresión o de trastorno de estrés postraumático en la pareja, y si el embarazo es no deseado. Los perpetradores de violencia doméstica frecuentemente aíslan a "sus" mujeres, incluso haciéndoles perder las citas con el Ginecólogo.

Otras características son el escaso cuidado personal y la falta de conducta autónoma. (Los indicadores de cuidado personal y de autonomía para el embarazo incluyen la toma de decisiones sobre cuándo quedar embarazada, el uso responsable de los anticonceptivos, la ingesta adecuada durante la gestación, la participación y colaboración con el médico y el tratamiento y la preparación para el parto y la maternidad).

Parece ser que el embarazo favorece, en cierto modo, la disminución de las conductas agresivas. Tres factores favorecen este cambio conductual durante el embarazo:

  • La motivación personal para hacer cambios conductuales, durante una etapa nueva de la vida.
  • El acceso a un cuidado médico más regular.
  • El acceso a recursos sociales que facilitan el cambio.
  • Algunos rasgos típicos del embarazo, como sentimientos de vulnerabilidad física, emocional y financiera y deseo de tener una familia unida, quizá impidan el abuso.

A pesar de todo, todavía la madre puede estar en peligro. En la actualidad, el efecto del embarazo en un ambiente familiar en el que ya hay violencia es desconocido. Por ello, la mujer no debe pensar que quedarse embarazada puede ser la solución a todos los problemas (más bien puede agravarlos) y meditar bien la decisión.

La mortalidad por homicidio
Los estudios en la Ciudad de Nueva York, Chicago, y Carolina del Norte, muestran que, en estas situaciones urbanas y rurales, las muertes de embarazadas por violencia del compañero sentimental superan a la de cualquier complicación médica del embarazo. Usando los informes médicos y certificados de defunción, el estudio de Nueva York mostraba que fallecieron el 63 por ciento de las mujeres embarazadas agredidas. Según datos nacionales, en USA, el 69 por ciento de los homicidios de las mujeres embarazadas son causados por un allegado o conocido. El estudio de Chicago mostraba datos parecidos: el homicidio era la causa del 25 por ciento de la mortalidad materna.

Otras consecuencias
Los estudios existentes no ofrecen datos concluyentes sobre el impacto de la violencia doméstica en los resultados del embarazo. Parece ser que estas mujeres tienen tendencia a entrar más tarde en el cuidado prenatal, que ganan menos peso durante el embarazo, sobre todo si son adolescentes, y que consumen más sustancias durante el embarazo. Estos tres factores aumentan el riesgo de bajo peso al nacimiento. Las mujeres que sufren malos tratos durante el embarazo tienen más probabilidades de sufrir depresión postparto (alrededor del 50%, según algunos autores).

Algunos investigadores afirman que la depresión existe a menudo antes del parto, pero que se descubre después. También son más frecuentes las enfermedades de transmisión sexual, la implantación defectuosa de la placenta o su ruptura por el abuso físico, todas ellas causas de posibles problemas en el feto.

¿Qué se puede hacer?
Todos los días, los ginecólogos tratan a pacientes que están experimentando violencia doméstica. Esto incluso se da en poblaciones que tienen una baja tasa (4 %) de violencia doméstica. Los médicos no pueden confiar en que el paciente lo manifieste espontáneamente (sólo un pequeño porcentaje, entre el 2.8 y el 5% de las víctimas lo hace). El colegio americano de Obstetricia y Ginecología recomienda la identificación rutinaria durante el embarazo de las mujeres que son víctimas de la violencia doméstica.

Parece ser que, si se realiza un seguimiento trimestral, se aumentan las probabilidades de descubrir el problema, de un 5-8% en el primer trimestre a un 17% en el tercer trimestre. Lo más probable es que su médico le vaya haciendo preguntas de respuesta abierta -¿Cómo se ha hecho eso?- o de respuesta cerrada -¿Le han agredido?-, pues parece ser que es la forma más efectiva. Es posible que le pidan que responda algún test.

¿Qué pasa cuando una paciente dice "sí"?
Hay que recurrir a una serie de trámites imprescindibles en estos casos, que son:

  • Probablemente, le harán una revisión obstétrica, para comprobar que el feto está bien.
  • Luego, si la paciente es Rh negativa y se sospecha que haya ocurrido ruptura de la placenta por las agresiones, le administrarán inmunoglobulina Rh0.
  • Cuando exista la sospecha que la seguridad de la madre esté en peligro, los médicos pueden recurrir a la ayuda social para traslado al domicilio.
  • Su médico puede realizar fotografías para adjuntar a la historia.

Los equipos de trabajo social pueden tener personal específicamente familiarizado con este tipo de problemas. Esta persona, quizás enfermera o asistente social, debe estar adecuadamente entrenada aconsejando a las mujeres golpeadas y en la gestión de los asuntos legales.

Si una mujer ha sido víctima de violencia, puede que desee abandonar la situación. Es normal que necesite ayuda psicológica para afrontar este cambio para dejar esta relación abusiva aunque se enfrentará a la incertidumbre de encontrar una residencia, recursos financieros, legales. El perpetrador del abuso quizás no le permita acceder a los documentos necesarios. Estos y otros factores hacen difícil la situación.

En caso de que la paciente decida permanecer en su situación actual, debe saber que uno de los aspectos más frustrantes es que la situación raramente parece cambiar de manera radical.

Fuente

CÓMO ESCOGER LAS GAFAS DE SOL

GARANTÍAS EN LA VENTA DE BIENES DE CONSUMO

EL DILEMA DE LOS BILLETES DE 500 EUROS

LAS ETIQUETAS DE LOS JUGUETES Y LA SEGURIDAD

LA CRISTALERÍA - MATERIALES, ACABADOS Y CONSEJOS

¿QUÉ HACER SI PIERDES LA TARJETA DE CRÉDITO?

LAS CUBERTERÍAS - MATERIALES, CUIDADOS Y CONSEJOS

CÓMO ESCOGER UN BUEN FRIGORÍFICO

CÓMO ESCOGER EL MEJOR JUGUETE PARA CADA NIÑO

Compartir este articulo :

 

 

 

 

Home  |  Como incluir un sitio aquí  |  Publicidad  |  Noticias & curiosidades  |  Anuncios gratis
 
© Copyright 2003 - 2018 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente