Inicio > Destacadas > El secreto de los influencers para falsificar su popularidad

El secreto de los influencers para falsificar su popularidad

Las redes sociales se han convertido en una carrera de popularidad. Todos quieren tener más seguidores y actividad en sus cuentas. Los famosos comparan su número de seguidores para competir y se aseguran de seguir creciendo para no pasar de moda. Los políticos y periodistas usan estadísticas en redes sociales para medir el sentimiento de la gente antes de una elección. Los jóvenes, por su parte, hacen todo lo posible por crecer en audiencia y convertirse en influencers.

 

En este escenario no es de sorprender que existan trucos o pequeños atajos para crecer en audiencia. De hecho, existe una amplia gama de servicios controversiales para quienes quieren inflar sus números y pretender tener éxito y popularidad que no se tiene. Tener más seguidores no solamente brinda una imagen positiva, sino que también puede representar un rédito económico para quienes cobran a compañías para publicitar productos en su timeline.

 

 

La compra de seguidores

 

La manera más habitual de crecer en redes sociales rápidamente es comprar seguidores. En este sentido podemos encontrar toda clase de servicios, para todos los sitios web. Es posible comprar seguidores para cuentas de Twitter e Instagram, para fan pages y perfiles de Facebook, y también suscriptores para YouTube.

 

Las especificidades de estos servicios también varían. Se puede comprar seguidores al azar, de cualquier país y lenguaje, que son comúnmente baratos, o servicios más caros en los que se puede elegir el origen por ciudad o país (seguidores “geolocalizados”), edad, sexo, intereses, etc. Es decir que, si uno lo desea, puede por ejemplo recibir seguidores españoles de determinada edad.

 

 

La compra de interacciones

 

Pero una cuenta con muchos seguidores y pocos likes puede despertar sospechas rápidamente. Generalmente es la primera señal de que alguien ha comprado seguidores. Por eso, también se abrió la posibilidad de adquirir esas codiciadas interacciones. En Twitter es posible comprar likes y retweets. En Instagram likes para fotos y reproducciones para videos, en Facebook likes y shares. También hay disponibilidad de comentarios para cada red social.

 

Lo increíble es que no sólo se pueden comprar para post específicos, sino que también disponemos de servicios automatizados, de suscripción mensual, que añadirán las interacciones a medida que publicamos en cada uno de nuestras publicaciones.

 

 

El mercado de YouTube

 

¿Alguna vez se han topado con un video viral con miles o incluso cientos de miles o millones de reproducciones? No es oro todo lo que reluce, porque eso también puede ser falsificado. Para quienes desean convertirse en youtubers influyentes de la noche a la mañana hay no sólo “views” o reproducciones para sus videos, sino también suscriptores.

 

Esto representa una ventaja importante para quienes desean monetizar sus canales en YouTube, ya que la monetización en España está disponible sólo para aquellas cuentas que obtienen 1.000 suscriptores y 4.000 horas de reproducción en los últimos 12 meses. Con estos servicios que mencionamos es posible alcanzar ese difícil objetivo en tan sólo 48 horas y comenzar a gozar de los beneficios.

Te puede interesar >>>

¿Cómo mantener la chispa en tu relación?

Con el paso de los años conseguir mantener viva nuestra relación como si fuera nuestro …