Inicio > Deportes > El clásico determinará el porvenir de la temporada de ambos equipos

El clásico determinará el porvenir de la temporada de ambos equipos

Por todos es sabido la gran rivalidad que hay entre el Real Madrid y el Barcelona desde tiempos inmemoriales. Unos duelos que llevan muchos años siendo el evento principal de una competición liguera que cada vez se decanta más por el bipartidismo. A pesar de ello, el Atlético de Madrid ha aparecido como el tercer contendiente con la llegada de un Cholo Simeone que revolucionó y creó el estilo del Atlético de Madrid. La cita del domingo 28 de septiembre será una de las claves para conocer cuál será el color de la temporada de cada equipo.

Para ponernos en situación, el Real Madrid de Lopetegui ha empezado la temporada de manera irregular ya que está concediendo mucho ante equipos a priori inferiores. La temporada pasada el conjunto blanco llegaba al primer clásico con 11 puntos de desventaja con el Barcelona. Una situación que ha podido repetirse perfectamente este año, aunque el Barcelona ha cedido puntos en partidos contra Leganés, Girona y Valencia. Si hubiese sumado esos puntos, la diferencia sería mucho mayor y Lopetegui estaría mucho más discutido como técnico.

El factor campo (como se conoce en el baloncesto) favorece al Barcelona aunque esto no siempre es una buena noticia. Curiosamente, el conjunto a las órdenes de Valverde ha conseguido mejores resultados en el Bernabéu que en su propio estadio. Por todos es recordado el gol de Messi en el último minuto para poner el 2-3 en el marcador, en un partido en el que la superioridad numérica de los visitantes fue clave para el final del encuentro. Ya en 2015 con Luis Enrique, el dominio fue abrumador con Neymar en el equipo y el Madrid tuvo que reponerse para poder crear ilusión en sus aficionados.

A partir de ese triplete de los blaugranas, el Madrid sumaría tres Champions seguidas, aunque nada de esto hubiese sido posible sin la colaboración de Sergio Ramos. El central sevillano ha sido el principal protagonista de la mayoría de títulos que tiene el conjunto blanco en sus vitrinas.

El momento más recordado por los madridistas será sin duda el gol en el 93 para poner las tablas ante el Atlético de Madrid, tanto que serviría para ganar posteriormente por 4-1 en la prórroga. Aquel fue el comienzo de un camino lleno de altibajos, aunque el Real Madrid siempre rendía mejor en las eliminatorias de Champions que sus rivales, algo extraño ya que las competiciones largas como la liga española seguían cayendo bajo el dominio del Barcelona.

El partido dentro de dos semanas será una cita muy importante para Julen Lopetegui. Florentino Pérez ha confiado en el técnico, pero no está nada satisfecho con las actuaciones del equipo esta temporada. La salida de Cristiano ha dejado falto de gol al conjunto blanco ya que la llegada de Mariano no parece ser suficiente para suplirlos.

Benzema no ha dado el pase adelante que se espera de él al no ser realmente un goleador nato, el francés se siente más cómodo acompañando a otro punta y no siendo él la referencia ofensiva del equipo. Bale ha vuelto a caer lesionado por lo que Asensio y Lucas Vázquez tendrán que volver a sacar las castañas del fuego desde el banquillo.

Por otro lado, el conjunto blaugrana ve el encuentro como una buena oportunidad de poner distancia de por medio ante el máximo rival a disputarle la liga, con el permiso del Atlético de Madrid. Los de Valverde están mostrando dos caras totalmente distintas en este comienzo de temporada, intercalan actuaciones muy buenas como ante el Tottenham en Wembley y partidos malos como ante el Leganés.

La inclusión de Arthur en el once titular es prácticamente segura ya que con él en el campo el equipo sube mucho el nivel, Busquets se siente mucho más cómodo con Arthur en el campo. La victoria del Barcelona ante el Real Madrid tiene una cuota 1,72 en Betway. Estas cuotas han sido seleccionadas a día 11 de octubre por lo que pueden sufrir cambios cuando se acerque el evento.

Se espera un partido duro con dominio del Brcelona aunque gran parte del porvenir del encuentro dependerá de si Messi está inspirado o no. El astro argentino es el único que es capaz de cambiar el transcurso del partido cuando el balón está en sus botas, el Real Madrid debe buscar como sea la posibilidad de parar al mejor jugador del Barcelona. Todos son conscientes del peligro que supone dejar campar a sus anchas por el campo a un jugador tan decisivo como Messi.

Te puede interesar >>>

¿Cómo mantener la chispa en tu relación?

Con el paso de los años conseguir mantener viva nuestra relación como si fuera nuestro …