Salus: el mejor cuidado para tu bebé
Newbron Baby feet in the mother hands.

Salus: el mejor cuidado para tu bebé

Cuando eres un padre se presentan múltiples preocupaciones, en especial si eres primerizo. Pues los temores, dudas, miedos, y el hecho de tener que enfrentar la crianza y cuidados de otro ser humano, es todo un reto. Particularmente porque el bebé es incapaz de hablar para expresar sus dolencias y sus gustos o disgustos, aunque si es capaz de hacerlo a través de otros medios.

En este post hablaremos de las Salus y como ellas te pueden ayudar a mantener la salud de tu bebé en un estado de plenitud. Las Salus son enfermeras especializadas en los cuidados de los consentidos del hogar. No hay nadie más preparada que ellas para detectar las señales de alerta en caso de enfermedad, alguna dolencia o el retraso en el desarrollo psicomotor; sobre todo en las primeras semanas de vida del bebé.

¿Por qué es importante contar con una Salus para el cuidado del bebé?

Al momento que una familia sabe que está embarazada y que un bebé viene en camino, se prepara para afrontar su llegada y todos los cambios que se deben realizar tanto en el hogar como en el estilo de vida. Ya que un nuevo hijo requiere de nuevas obligaciones y responsabilidades.

A pesar de ello, nunca se está lo suficientemente preparado para llevar a cabo tan noble tarea. En especial si eres un padre primerizo, si el trabajo de parto ha sido complicado y/o a la madre le han realizado una cesárea. Otra situación compleja es cuando el bebé es prematuro (es decir nació antes de la semana 37 de embarazo.)

De este tipo de situaciones parte la necesidad, y es de vital importancia, el contar con un personal capacitado del área de la enfermería, en este caso denominada “Salus.” Generalmente la contratación de una Salus se hace a través de una agencia o un servicio de enfermeras a domicilio. Esto se debe a que sus servicios los presta dentro del hogar materno, así ni los padres, ni el bebé tendrán que movilizarse a un centro de salud.

Funciones de las Salus en relación a los cuidados del bebé

El personal que se dedica a trabajar en este sector va mucho más allá de los cuidados de una niñera, ya que a pesar de que no se cuenta con una titulación específica si debe contar con al menos algunos de los siguientes avales:

  • Técnico en Cuidados Especiales de Enfermería.
  • Técnico Superior en Educación Infantil.
  • Experiencia laboral en neonatal.

Estos son algunos de las modalidades que toda Salus debe poseer para garantizar un buen cuidado para su bebé. Dentro de las otras funciones que posee una Salus tenemos las siguientes:

  • Asistir a la madre en el momento de alimentación del bebé. En especial si la madre posee algún impedimento para brindarle lactancia materna exclusiva.
  • Los cuidados de Higiene Personal, (como los baños del bebé que deben ser diarios), los cambios del pañal y los cuidados del ombligo para que ocurra una buena onfalorrexis (caída del cordón umbilical).
  • La Salus estará atenta a todos los pequeños cambios en cuanto a patrones respiratorios, cardíacos, cambios de coloración de piel y de temperatura corporal, que quizás para un padre primerizo puedan pasar desapercibidos y de ser necesario, contactará a un especialista.
  • Estas especialistas trabajan de acuerdo al horario en el que le sean requerido, muchos padres optan por solicitar sus servicios en horas de las noches, para así ellos lograr un buen descanso y poder dedicarle tiempo de calidad durante el día.
  • La Salus además brindarán apoyo emocional a los padres y además le ofrecerán consejos prácticos para el cuidado de su bebé.
  • Se encargará del cumplimiento del esquema de vacunación de las primeras semanas así como las pruebas de despistaje de enfermedades hereditarias (Cribado Neonatal).

¿Cuándo solicitar los servicios de las Salus?

  • En caso de que ambos padres deban incorporarse de forma rápida a sus puestos de trabajo.
  • Cuando la madre haya presentado complicaciones al momento del parto y la misma se encuentre en cuidados intensivos o quede imposibilitada para la atención del bebé.
  • Si se presentan cuadros depresivos postparto (algo común en algunas madres primerizas), ya que la mamá se siente incapaz de cuidar a su hijo.
  • Los cuidados de la Salus se pueden iniciar tres semanas antes del momento del parto. Así la misma se encarga de estos últimos cuidados de la mujer embarazada y la podrá ayudar a tener un parto sin dolores.

Para finalizar se puede concluir que la Salus será la mano derecha para los nuevos padres, ya que no habrá personal mejor capacitado que esté y además tendrá la tranquilidad de lograr un buen descanso durante las noches.

Te puede interesar >>>

Los mejores dentistas en Pineda de Mar

Los mejores dentistas en Pineda de Mar

Cuidar de nuestra salud bucodental es un requisito imprescindible para poder mantener un estilo de …