Anuncios Gratis    │   Como publicar aquí   │   Contacto

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 

EL DIVORCIO EN LA PAREJA

Cuando las personas se casan está decididas y convencidas de que van a pasar el resto de su vida junto a su pareja.  Lamentablemente cada día son más y más las parejas que se enfrentan a una amarga experiencia: el divorcio. 

Los juzgados de todo el mundo arrojan cifras sorprendentes de la cantidad de divorcios que se tramitan diariamente.  Se dan en todas las clases sociales, en todos los países y en todos los lugares.  No es nada raro oír en las noticias de un divorcio entre famosos, o a un vecino diciendo que se va a divorciar, es más, en la misma familia no es nada extraño escucharlo.

El divorcio se puede definir como la disolución del matrimonio, La ruptura del vínculo conyugal es pronunciado por los tribunales a solicitud de una o ambas partes del matrimonio. Cabe mencionar que el divorcio es meramente legal, ya que la Iglesia Católica otorga el divorcio sólo en casos extremos. El divorcio se debe tramitar ante un tribunal civil o de familia.

¿Pero, que es lo que motiva a tantas personas a divorciarse?
Las causas varía en todos los casos, pero las que más alegan las personas que ponen la demanda son: adulterio, agresión (física y verbal), abandono malicioso, diferencias irreconciliables, el abandono de hogar por parte de uno de los esposos. Para que estás causa se puedan tomar como válidas en un juzgado, deben fundamentarse bien:
 La causa debe haber sido provocada por el cónyuge demandado. El esposo demandante no puede invocar los hechos provocados por él, diciendo que esas son las causas de la separación.
 Las injurias de uno de los esposos no excusa la de su pareja. Cabe mencionar que hay excepciones, por ejemplo, cuando la mujer ha injuriado a su marido por causa del adulterio de él, se justifica su actuación y no puede ser presentado como causa de divorcio por el esposo.
 Todas las causas deben haber sucedido en el matrimonio: Los hechos que se presenten deben haber sido cometidos dentro del matrimonio. Si la causas se presentó antes del matrimonio no tiene ninguna validez ante un juzgado.

La ley contempla tres tipos de divorcios:
 Divorcio de Mutuo Acuerdo:
En estos casos el procedimiento judicial es rápido y sencillo, ya que ambos cónyuges están deacuerdo en divorciarse. Debe haber transcurrido un año comprobable desde que la relación se terminó. La demanda debe estar acompañada por un convenio regulador, en el que se consignarán los pactos alcanzados respecto a pensiones, custodia (si hay niños), propiedades, etc.

 Divorcio Contencioso: en este caso, el divorcio es solicitado solamente por uno de los cónyuges. No debe haber ningún convenio regulador. Deben tener al menos tres meses de casados.
Si en el matrimonio hay hijos, el demandado puede exigir al demandante una certificación que compruebe que ha cumplido con los pagos de pensión.
Este tipo de divorcio resulta se largo y exhaustivo. El coste económico resulta altísimo. Mientras la demanda de divorcio se procesa, se imponen medidas provisionales, que regularan la situación patrimonial (custodia, pensión alimenticia, régimen de visitas, etc.).

 Divorcio Sanción:
Proceden por falta grave del otro cónyuge, que haya constituido una violación grave de los deberes y obligaciones que les impone al matrimonio. Algunas de estas situaciones son:
* Trasgresión grave de deberes matrimoniales, tales como la fidelidad.
* Alcoholismo o drogadicción que impida la convivencia apropiada.
* Maltratos contra la integridad física o psíquica del cónyuge o alguno de sus hijos.
* Intento de prostituir a alguno de los cónyuges.

Cuando el divorcio se da por causa determinada, el demandado será citado para que comparezca a una audiencia que el tribunal efectuará en la fecha y hora que dicte el la citación. En dicha “reunión", ambos presentan sus documentos y presentar testigos que confirmen lo que se está exponiendo. Luego de esto, el archivo pasará a manos de un juez que será el acepte o no el divorcio. La respuesta es expuesta públicamente.
En los casos en que hay niños, el juez decide a quién le va a entregar los niños. Para esto se basa en:
* Si alguno de los cónyuges fue condenado a cumplir alguna sentencia en prisión, la custodia pasa a manos del otro miembro de la pareja.
* Si el niño es menor de 4 años, permanece bajo el cuidado de la madre (en muy pocos casos se hacen excepciones).
* Los niños mayores de 4 años son entregados al cónyuge que obtuvo el divorcio. En algunos casos son dados a otra persona o al otro cónyuge.

Los bienes que se obtuvieron durante el matrimonio deben ser repartidos en partes iguales. Las herencias pertenecen únicamente a la persona que la recibió.
El monto de la pensión alimenticia será igual utilizada impuesta por el juez.
Una vez que el divorcio es definitivo, las personas obtienen un nuevo estado civil, lo que supone cambios en sus vidas. Podrán contraer matrimonio de nuevo (civil, ya que a ojos de la iglesia, continúan casados.
Las obligaciones del matrimonio ya no existen, fidelidad, interés por la persona, etc. Debe quedar muy claro que estas obligaciones se pierden únicamente con la pareja, ya que con los hijos el vínculo y las obligaciones deben continuar igual.

En los casos de divorcio, lo más recomendable es terminar las cosas en los mejores términos posibles. Esto hará que el proceso antes y después del divorcio sea más sencillo para ambos.

Fuente

Compartir este articulo :

 

CÓMO HACER UN STRIPTEASE

TRUCOS PARA ENCENDER LA PASIÓN

LAS GALLETITAS QUE HACEN CRECER LOS PECHOS

COMIDA AFRODISÍACA - ¿VERDAD O MENTIRA?

RECETAS PARA EVITAR LA RESACA

LOS PLATOS QUE NO DEBES PEDIR EN LA PRIMERA CITA

CONSEJOS PARA UNA VIDA FELIZ EN PAREJA

 

 

Home  |  Como incluir un sitio aquí  |  Publicidad  |  Noticias & curiosidades  |  Anuncios gratis
 
© Copyright 2003 - 2018 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente