Anuncios Gratis    │   Como publicar aquí   │   Contacto

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 

CÁNCER COLORECTAL EN LA TERCERA EDAD - SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

El cuerpo está hecho de muchos tipos de células. Normalmente, las células crecen, se dividen y luego mueren. Algunas veces las células mutan, es decir cambian, y comienzan a crecer y a dividirse más rápidamente que las células normales. En vez de morir, estas células anormales se agrupan en conjunto formando tumores. Si estos tumores son cancerosos —también llamados tumores malignos— pueden invadir y matar los tejidos sanos de su cuerpo. A partir de estos tumores las células cancerosas pueden hacer metástasis, es decir, diseminarse, y formar nuevos tumores en otras partes del cuerpo. A diferencia, los tumores no cancerosos —también llamadas tumores "benignos"— no se expanden a otras partes del cuerpo.

¿Qué es el cáncer colorectal?

El cáncer del colon es cáncer del intestino grueso que se conoce como el colon. El cáncer rectal es cáncer del recto que es la parte del intestino grueso más cerca al ano. Estas formas de cáncer tienen muchas características en común. Con frecuencia se refieren a ambas formas como cáncer colorectal.

El cáncer colorectal ocupa el segundo lugar en número de muertes por causa de cáncer en los Estados Unidos de Norteamérica. Muchas de esas muertes ocurren pues los cánceres son descubiertos demasiado tarde para ser tratados con éxito. Si el cáncer colorectal se detecta lo suficientemente temprano por lo general puede tratarse con mucho éxito y no causa la muerte.

¿Cuáles son las señas y síntomas de cáncer colorectal?

La mayoría de los cánceres colorectales comienzan como un pólipo. Al comienzo, un pólipo es un crecimiento pequeño e inofensivo en la pared del colon. Sin embargo, a medida que el pólipo aumenta de tamaño, éste se puede convertir en un cáncer que crece y se disemina.

Vaya a ver a su médico si usted presenta cualquiera de las siguientes señas:
  • Sangrado por el recto
  • Sangre en la materia fecal o en el inodoro después de que ha tenido una evacuación intestinal
  • Un cambio en la forma o consistencia de su evacuación intestinal; por ejemplo diarrea o estreñimiento que le dura varias semanas.
  • Dolor en retorcijones en la parte baja del estómago
  • Una sensación de malestar o de necesidad de tener que evacuar cuando no hay necesidad de ello.
  • Debilidad o fatiga
  • Pérdida de peso no deseada
Otras condiciones pueden causar los mismo síntomas. Usted debe ir a ver al médico para determinar qué es lo que está causando sus síntomas.

¿Qué son pruebas de exploración para cáncer colorectal?

Las pruebas de exploración pueden encontrar pólipos o cánceres antes de que éstos sean lo suficientemente grandes para causar algún síntoma. Las pruebas de exploración son importantes puesto que la detección precoz (temprana) significa que el cáncer puede ser tratado más efectivamente. Su médico elegirá qué tipo de pruebas son apropiadas para usted. Las siguientes son algunas de las pruebas de exploración para el cáncer colorectal:

Examen rectal digital. En este examen el médico le introduce el dedo enguantado dentro del recto para detectar si hay cualquier crecimiento. Este examen es simple de hacer y no es doloroso. Sin embargo, puesto que este examen puede detectar menos del 10% de los cánceres colorectales debe ser usado junto con otra prueba de exploración.

Enema de bario de doble contraste. Para esta prueba a usted le dan un enema (una inyección de líquido dentro del recto) con un líquido que hace que su colon se pueda ver en una placa de rayos x. Su médico mira la placa de rayos x para buscar manchas anormales en la totalidad de su colon. Si usted tiene una mancha anormal o si el radiólogo detecta un pólipo en su colon, el médico probablemente querrá que usted se haga una colonoscopia.

Prueba de sangre oculta en materia fecal. En este examen su materia fecal es chequeada para determinar la presencia de sangre que usted no puede ver. Su médico le da un equipo de prueba e instrucciones para usarlo en casa. Luego, usted regresa una muestra de materia fecal al consultorio de su médico para que le hagan la prueba. Si encuentran sangre, hacen otra prueba para ver si hay un pólipo, cáncer u otra causa de sangrado. Su médico le pedirá que no coma ciertos alimentos o tome ciertos medicamentos que pueden interferir con los resultados de la prueba unos pocos días antes de la prueba.

Ciertos alimentos y medicamentos pueden hacer que este examen dé positivo a pesar de que usted no tenga realmente sangre en su materia fecal. A esto se le llama una prueba positiva falsa. Estos incluyen algunos vegetales crudos tales como rábano, carne roja, medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) tales como ibuprofeno, medicamentos para "adelgazar" la sangre (anticoagulantes), suplementos de vitamina C, suplementos de hierro y aspirina. Algunas condiciones médicas como hemorroides también pueden causar un resultado positivo falso.

Prueba de ADN en la materia fecal. Esta prueba evalúa la presencia de células que son eliminadas por cánceres de colon o por pólipos precancerosos en la materia fecal. Su médico le dará un equipo de prueba con instrucciones sobre cómo recoger una muestra de materia fecal. Su médico también le puede pedir que unos días antes de hacerse la prueba no coma ciertos alimentos o tome ciertos medicamentos que pueden interferir con los resultados de la prueba. Si el resultado de su prueba es positivo su médico probablemente querrá que usted se haga una prueba exploratoria llamada una colonoscopia.

Colonoscopia. Antes de que le hagan este examen le dan un medicamento para hacer que se relaje y le dé sueño. Le colocan dentro del recto un tubo delgado y flexible conectado a una cámara de video que le permite a su médico examinarle el colon en su totalidad. El tubo también puede usarse para remover pólipos y cánceres durante el examen. La colonoscopia puede ser incómoda pero por lo general no es dolorosa.

Colonoscopia virtual. Esto es un examen nuevo que utiliza una máquina de tomografía computarizada, TC (CT en inglés) para tomar fotografías de su colon. Luego, su médico puede ver todas las imágenes combinadas en un computador para ver si hay pólipos o cáncer. Si su médico encuentra pólipos o cualquier otra anormalidad en su colon, a usted le harán una colonoscopia tradicional para examinarlos en mayor detalle o para removerlos.

Sigmoidoscopia flexible. En este examen su médico le coloca dentro del recto un tubo hueco, flexible y delgado con una luz en el extremo. El tubo se conecta a una cámara de video diminuta de modo tal que el médico puede mirar el recto y la porción inferior de su colon.

Esta prueba puede ser un poco incómoda pero le permite a su médico ver pólipos cuando estos están muy pequeños; antes de que puedan encontrarse con una prueba de sangre oculta en materia fecal. Puesto que la sigmoidoscopia flexible puede no determinar pólipos cancerosos que están en la parte superior del colon algunos médicos prefieren una colonoscopia. Su médico hablará sobre estas opciones con usted.

¿Cuándo me debo hacer la exploración para cáncer colorectal?

El cáncer colorectal es más común en gente mayor; de modo que los médicos usualmente le hacen la exploración a las personas de 50 años o más. Algunas personas tienen factores de riesgo que les hacen más propensos a que les dé cáncer colorectal cuando están jóvenes. La prueba de exploración debe comenzar a hacerse antes en estas personas.

Usted debe hacerse una prueba exploratoria para cáncer colorectal a una edad menor si:
  • Ha tenido cáncer colorectal o pólipos en el pasado
  • Usted tiene antecedentes familiares de cáncer o pólipos colorectales
  • Tiene colitis ulcerativa o enfermedad de Crohn
  • Tiene un síndrome de cáncer de colon hereditario
  • Consume una dieta alta en grasas y baja en fibra
Si usted pertenece a uno de estos grupos usted también deberá hacerse la prueba con mayor frecuencia que una persona que no tiene factores de riesgo para cáncer colorectal.

Cualquiera de los programas de exploración (junto con un examen rectal en cada exploración) puede usarse cada 5 a 10 años comenzando a los 50 años de edad.
Hable con su médico de familia para decidir qué pruebas de exploración le deberían hacer y cada cuánto le deberían hacer una exploración. Si usted no tiene ningún factor de riesgo para cáncer colorectal probablemente le harán su primera prueba exploratoria alrededor de los 50 años de edad.

Fuente

Compartir este articulo :

 

LA NUTRICIÓN EN LA TERCERA EDAD

EJERCICIOS PARA LA TERCERA EDAD

CONSEJOS PARA DEJAR DE FUMAR

MEDICAMENTOS PARA LA PRESIÓN ARTERIAL

MEDICAMENTOS PARA BAJAR EL COLESTEROL

MEDICAMENTOS PARA EL DOLOR DESPUÉS DE LA CIRUGÍA

CÓMO APROVECHAR AL MÁXIMO LOS MEDICAMENTOS

 

 

Home  |  Como incluir un sitio aquí  |  Publicidad  |  Noticias & curiosidades  |  Anuncios gratis
 
© Copyright 2003 - 2018 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente