Anuncios Gratis    │   Como publicar aquí   │   Contacto

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 

PASTILLAS - DROGAS DE DISEÑO

Los consumidores principales son jóvenes y adolescentes que todavía están en el colegio. Las discotecas, las fiestas interminables durante los fines de semana y el divertirse, son las causas que se asocian al consumo de estas sustancias. La ruta del bakalao en los años 90, las catapultó a la fama. Son las llamadas drogas de diseño.

Con esta expresión se designa a ciertas sustancias de origen natural cuya estructura química se ha modificado mediante la manipulación en el laboratorio. Todas ellas son derivados del esqueleto anfetamínico y aportan muy poco terapéuticamente. Los consumidores creen que con ellas aumentan la empatía, las relaciones sociales, y (como producen una excitación en el sistema nervioso), les hacen tener una sensación de libertad, de desinhibición y poder que sin ellas no creen que puedan llegar a sentir con nada. Al consumirlas se sienten libres, atractivos, capaces de gustar más, de atraer al sexo opuesto porque creen aumentar así su autoestima. Pueden bailar toda la noche sin cansarse y aguantar un fin de semana entero sin dormir. Para ellos son la solución a sus problemas.

El problema es que los grandes beneficiarios de esta realidad social son los que las distribuyen, que han encontrado un mercado en un grupo de la población, que aún no teniendo recursos, son capaces de adquirirlas y de estar enganchados cada vez más a ellas. Conforme aumenta la adicción, las necesidades también van aumentando. El hecho de que su precio sea relativamente bajo hace pensar que se trata de un juego de niños, como pueden parecer el tabaco o el alcohol. Sin embargo su bajo precio es directamente proporcional a su mala calidad.

Las drogas de diseño tienen un perfil de consumidor de un joven estudiante, que vive en casa y que durante la semana desarrolla una vida normal. Pero que sin embargo, aunque sus padres probablemente lo ignoren, vive y sueña con que llegue el fin de semana e "irse por fin de fiesta". Con lo que le dan en casa y tal vez un poco más, puede irse pagando las pastillas que consume, que probablemente le serán vendidas por conocidos en las puertas de las discotecas, institutos o lugares recreativos. Un adolescente con su grupo de amigos, sin una personalidad definida y por seguir lo que hacen los demás para conseguir divertirse y olvidarse de los problemas, es el perfil más habitual de esta clase de consumidores.

Este consumo aumenta cada vez más. Según el doctor Gonzalo Robles, delegado del Gobierno para el Plan Nacional contra la Droga, el 40% de las personas que demandan tratamientos por adicción a estupefacientes, consume drogas recreativas durante los fines de semana como la cocaína, el cannabis, éxtasis y las anfetaminas. Según él, esta tendencia irá aumentando en los próximos años. Por ello los más de mil centros de tratamiento a drogodependientes que hay en España, tienen que adaptar sus metodologías al hecho de que la sustancia más consumida haya dejado de ser la heroína y haya sido sustituida por las drogas de diseño.

Estas drogas tienen unos efectos demoledores sobre la salud de las personas y el organismo. Su consumo que puede parecer inofensivo, "una pastillita no te puede hacer nada", frase repetida miles de veces por los consumidores, puede producir importantes daños en el organismo llegando incluso a causar la muerte. Los ataques de ansiedad, mareos, vértigos, hostilidad y agresividad, alucinaciones visuales y auditivas, depresiones, tendencias suicidas o insomnio, son los trastornos más importantes que causan estas sustancias. Lo que ocurre es que en muchos casos este tipo de "efectos secundarios" no se conocen.

Por ello es necesaria una educación e información en este sentido a los más jóvenes. Así desde el Ministerio de Sanidad y Consumo, se ha anunciado que el gobierno destinará en los próximos años 7.500 millones en programas educativos a este respecto entre escolares de 12 y 13 años, con el objetivo de prevenir que cada vez menos gente se inicie en este tipo de consumo.

La lista de las favoritas

  • Éxtasis: su nombre químico es MDMA (Metilen dioxi meta anfetamina) y pertenece a la familia de las drogas estimulantes. Su precio oscila entre las 1.500 y 3.000 pesetas y se presenta en pastillas de diferentes formas y colores, que en muchas ocasiones han sido adulteradas con sustancias como el MDA o MDEA que son muy peligrosas. Como cualquier otra sustancia tóxica, genera dependencia y puede causar la muerte por deshidratación. Aumenta enormemente la temperatura corporal y el bailar frenéticamente o estar en lugares cerrados puede ayudar a esto. En España apareció en Ibiza en 1986.

     

  • Anfetaminas: son las reinas de las drogas sintéticas. Aunque se han comercializado de manera legal para problemas de salud como el asma, o la obesidad, hoy en día son ilegales. Su uso ha sido conocido en ocasiones entre los estudiantes para conseguir un mayor rendimiento. Tienen unos efectos semejantes a los de la cocaína.

     

  • LSD: droga alucinógena capaz de provocar alteraciones importantes en los mecanismos sensoriales. Su uso se extendió en la época hippie pero hoy en día ha disminuido. producen desorden mental, asfixia o ansiedad.

Además de estas numerosas derivaciones de la metanfetamina, la droga del amor, la china blanca, adán (MDMA), etc.

Fuente

¿CÓMO Y CUÁNDO HABLAR DE DROGAS CON LOS HIJOS?

¿CÓMO Y CUÁNDO HABLAR DE SEXO CON LOS HIJOS?

NUTRICIÓN EN LA ADOLESCENCIA Y LA JUVENTUD

CUALES SON LAS CAUSAS DEL FRACASO ESCOLAR

CÓMO EDUCAR SEXUALMENTE A LOS ADOLESCENTES

LA PUBERTAD PRECOZ

LA VIOLENCIA EN LOS COLEGIOS

CÓMO SE VIVE LA TRANSICIÓN DE NIÑA A MUJER

Compartir este articulo :

 

 

 

 

Home  |  Como incluir un sitio aquí  |  Publicidad  |  Noticias & curiosidades  |  Anuncios gratis
 
© Copyright 2003 - 2018 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente