Inicio > Curiosidades > Faraones, nabateos y lugares Bíblicos

Faraones, nabateos y lugares Bíblicos

Viajar es un asunto a veces harto complicado. Nuestro mundo es tan extenso y variopinto que escoger un destino en el que invertir nuestros días de vacaciones no es siempre una tarea sencilla. El mercado nos bombardea cada día con “nuevos” y más exóticos destinos para los viajeros avezados, que ya llevan en sus espaldas y sus maletas (o mochilas) medio mapa a cuestas. Sin embargo, si eres un viajero menos experimentado, o por si cualquier razón extraña aún no has visitado este destino, deja que te aconseje uno de los clásicos que no puede faltar en tu pasaporte: Egipto. Egipto vendría ser al turismo lo que El Señor de los Anillos (o El Quijote, Frankenstein, u Orgullo y Prejuicio…) a la Historia de la Literatura Universal.  Simplemente en algún momento de la vida hay que leerlo. Y Egipto es un país con muchas lecturas (os recomendamos este portal sobre Egipto. Pocos países te ofrecerán una combinación tan acertada de cultura y relax. Desde el bullicio interminable y caótico de El Cairo, la ciudad que nunca duerme, con su presente y pasado musulmán (y copto), en el que aún destaca la huella de su gran pasado faraónico, apuntalado en las conocidas pirámides y esfinge de Gizeh, a la invasión de los sentidos que supone contemplar las márgenes del nilo a bordo de una motonave, y dejar que el verde se funda con el azul y que los imponentes templos de los antiguos egipcios nos corten la respiración, una vez tras otra. Si eres de los que no perdonan unos días de playa en tus vacaciones, un viaje a Egipto es tu solución. Tanto en Hurghada como en Sharm el Sheikh podrás disfrutar de los encantos del Mar Rojo, practicando snorkelling o buceo, o simplemente haciendo “NADA”.

Cualquier viaje a Egipto es además una buena opción si dispones de más días y energía para ampliar tu viaje y conocer un poco más de Oriente Medio. A un tiro de piedra (o a poco más de dos horas de avión) se encuentra Jordania, que nos espera con uno de los paseos más impresionantes que he tenido el placer de hacer: recorrer el desfiladero (Siq) hasta encontrarnos con la magnífica portada de Petra, otro de los imprescindibles que no puede faltar en vuestra vida laboral de turistas. Jordania es otro país que combina las visitas culturales, con los paisajes desérticos de Wadi Rum, o las playas de Aqaba o el Mar Muerto. Un destino que, en poco, concentra mucho, y que nos da la oportunidad de completar unas vacaciones redondas e inolvidables si terminamos nuestro recorrido en Israel – que comparte el Mar Muerto con Jordania. Tierra con historia donde las haya, un recorrido por los lugares bíblicos que, quien más y quien menos tenemos en nuestro acervo cultural, será un inolvidable broche para vuestra propuesta de un circuito por Egipto, Jordania e Israel.

Si os ha convencido nuestra sugerencia, o queréis estudiarla más atentamente, no dejéis de visitar los viajes organizados por Nubia Tours

Te puede interesar >>>

Consigue tu alojamiento perfecto en ciudad de Córdoba Argentina

La ciudad de Córdoba posee grandes atractivos turísticos, que la han convertido en un punto …