Anuncios Gratis    │   Como publicar aquí   │   Contacto

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 

¿POR QUÉ SE FINGEN LOS ORGASMOS?

Algunas personas se enorgullecen de ello, porque consiguen burlar al otro. Pero también hay quien afirma que quien se engaña realmente es la persona que finge, porque se condena a hacerlo siempre.

Existen un buen número de razones por las que se fingen los orgasmos. No tienes un buen día, has accedido a mantener relaciones sexuales para que no se moleste y sólo deseas que la cosa termine cuanto antes. Entonces, lo finges y logras que se excite más y finalice con rapidez. 

También puede suceder que estás con ánimo de tener relaciones sexuales, pero sin saber por qué, la cosa se tuerce y sabes que no vas a conseguirlo. Finges el orgasmo y se acabó.

Es posible que te hayas pasado con las bebidas alcohólicas, y por mucho que lo intentes no consigues que la cosa funcione. Pues ya está: finges el orgasmo y la otra persona se queda tan a gusto. Suele suceder también que si bien masturbándote consigues todos los orgasmos que quieres, nunca lo logras al practicar el coito. Entonces finges para no herir el amor propio de tu pareja.

¿Está mal fingir?
Cuando se trata de situaciones muy circunstanciales y sabes que la cosa no va a tener más trascendencia, no está mal que finjas tu orgasmo. Es un modo trivial de salir del paso. La cosa se convierte en un problema cuando los finges repetidas veces o siempre. Porque desorientas a tu pareja que cree estar actuando correctamente, condenándola a no aprender nunca cómo hacerte bien el amor.

Pero también añades al factor 'mentira' la desconfianza que generaría en tu pareja si se enterase de que la engañas de ese modo. ¿Cómo reaccionarías tú si te enterases de que te engañan así? Precisamente el temor a que reaccione mal la otra persona condena a quien finge reiteradamente sus orgasmos a seguir haciéndolo.

Por tanto, fingir orgasmos, no está mal si se trata de algo ocasional. Pero si se hace de forma habitual, el asunto pinta muy mal.

¿Quién finge más, los hombres o las mujeres?
Hasta hace no mucho tiempo se creía que sólo las mujeres fingían los orgasmos (entre un 74% y un 86% dicen haberlo hecho en alguna ocasión). Se pensaba que a los hombres les era poco menos que imposible hacerlo porque sus orgasmos iban acompañados siempre de algo tan evidente como la eyaculación. Pero, para sorpresa de muchos y muchas, desde no hace demasiado tiempo se sabe que los hombres también fingen orgasmos.

Antes, ni siquiera se les preguntaba en las encuestas. Pero, cuando se les comenzó a preguntar por ello, surgieron las sorpresas. Según diferentes investigaciones, entre un 13% y un 20% de los hombres afirman haber fingido un orgasmo alguna vez. No es poco.

Ellos lo hacen en menor número que ellas. Pero, para la creencia común de que los hombres no pueden fingir sus orgasmos, esas cifras no dejan de ser sorprendentes.

¿Por qué fingen los orgasmos los hombres?
No hay que darle muchas vueltas a la idea. Los hombres fingen sus orgasmos por las mismas razones que lo hacen las mujeres. No se sienten inspirados, mantienen relaciones sexuales obligados por las circunstancias, no desean herir a la compañera cuando ven que se cansan y no llegan…, o, y esto sí que es genuinamente masculino, desean demostrar que son muy machos y que llegan a un orgasmo fabuloso en el tercer coito, por ejemplo. Pero estos últimos casos son los menos, aunque se piense lo contrario. 

¿Cómo se explica que un hombre pueda fingir sus orgasmos?
En la mayor parte de las ocasiones, durante las relaciones sexuales las mujeres no ven nunca el semen eyaculado por los hombres. Por eso, en tales circunstancias, a ellos no les resulta difícil engañar a sus parejas. Empujan dos o tres veces con más fuerza, gruñen un poquito, y ya está.

Aparentan haber tenido un orgasmo. Y eso también es posible porque es muy raro que la mujer sienta en el interior de su vagina el impacto del líquido eyaculado. Ni su permanencia, salvo que se deslice. Porque el semen sale a temperatura corporal y pasa completamente desapercibido para los receptores sensitivos de la vagina.

Naturalmente, la cosa ya queda completamente bajo su control si utilizan preservativos. Tras el coito, incluso los hombres que eyaculan abundantemente, dejan muy poco que ver en el fondo del condón. De modo que no resulta fácil apreciar si hay allí semen o no, aún si te lo mostrara delante de tus narices. Y, realmente, ¿a ti te interesa mucho ver lo que hay en el preservativo cuando tu chico se lo quita? Pues eso. Tras fingir el orgasmo, ellos hacen un hábil y rápido juego de manos y consiguen hacer desaparecer de tu vista el cuerpo del delito.

Con todo, esas no son las formas más comunes de que los hombres finjan sus orgasmos. Quizás no sepáis que aunque el orgasmo y la eyaculación son dos fenómenos que aparecen juntos, pero responden a reflejos nerviosos diferentes. Eso significa que también pueden disociarse. De hecho, hay medicamentos que consiguen que los hombres sientan orgasmos secos, sin eyaculación.

Y también es cierto lo contrario: la eyaculación puede no ir acompañada de ningún fenómeno placentero. Por eso, es posible que un hombre tenga eyaculaciones con mucho, poco o ningún orgasmo. Pero en todas esas ocasiones te puede decir que disfrutó muchísimo y tú no tendrás forma alguna de saber si es cierto. Lo mismo que le pasa a él cuando le dices que ha estado de fábula.  Fuente

Compartir este articulo :

 

 

CÓMO HABLAR DE SEXO CON TU PAREJA

CONOCE EL SIGNIFICADO DE TUS SUEÑOS ERÓTICOS

CONSEJOS PARA SER EL 'MEJOR AMANTE'

CONSEJOS PARA TENER UN SUPERORGASMO

¿POR QUÉ LAS MUJERES TIENEN MÁS SUEÑOS ERÓTICOS?

CÓMO DIFERENCIAR ORGASMOS REALES DE LOS FINGIDOS

CONSEJOS PARA SENTIR MÚLTIPLES ORGASMOS

CÓMO DARLE PLACER A UN HOMBRE EN LA CAMA

LOS HOMBRES TAMBIÉN FINGEN ORGASMOS

 

 

 

Home  |  Como incluir un sitio aquí  |  Publicidad  |  Noticias & curiosidades  |  Anuncios gratis
 
© Copyright 2003 - 2018 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente