Anuncios Gratis    │   Como publicar aquí   │   Contacto

 

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 

ATRACCIÓN FÍSICA, ATRACCIÓN INTELECTUAL Y ATRACCIÓN AFECTIVA

En una pareja hay tres niveles de atracción que la unen en un primer momento. Estos niveles son el físico, el intelectual y el afectivo.

Durante el enamoramiento o primera etapa, es común que estas tres fases se den sin ningún problema, pero cuando viene la convivencia algunos de estos niveles empiezan a menguar. Para conservar una relación, es fundamental que se mantengan los tres, y para hacerlo lo mejor es estar consciente de los cambios que se están viviendo.

La atracción física es lo que nos lleva a enamorarnos de una persona, y para encontrar reciprocidad nuestra reacción lógica es poner mucha atención a nuestro aspecto y cuidar nuestra apariencia. Sin embargo, conforme pasa el tiempo y la correspondencia esperada se da, empezamos a descuidarnos. Así, vemos como la pareja con quien se convive, comienza a engordar, deja de hacer ejercicios y se le presenta a su compañero en estados no muy agradables.

 No queremos decir con esto que no deba existir la naturalidad, o que siempre debamos estar maquilladas y como si fuéramos a salir, ni tampoco que pretendamos ser esa modelo que se ve tan linda en la televisión. Baste, únicamente con tener un cuidado razonable de nuestro cuerpo y físico, no sólo para sentirnos bien con nosotros mismos, sino para que el otro se siga sintiendo atraído a nosotros.

El segundo nivel de atracción es el intelectual. Éste se manifiesta en las primeras etapas como una necesidad de hablar siempre con la pareja, de comunicarse, de compartir y aprovechar el tiempo al máximo. Es así como es común ver novios que pasan todo el día juntos, y después al separarse se hablan por teléfono y duran horas. Pero, luego cuando ya viven juntos se acaban los temas de conversación e incluso se quedan horas sin dialogar.  Para evitarlo, es recomendable que siempre recuerden tener tiempo para los dos y no dedicarse a constantes compromisos sociales o familiares. Desarrollen actividades solos, evoquen los intereses que los unieron y que antes compartían, enriquézcanse, intenten nuevas finalidades y conversen mucho. Pero conversar no significa hablar del clima, sino comunicarse realmente, decirse cosas bonitas, expresar lo que de verdad se siente.

Sobre el nivel afectivo que es el tercero, no hay más que decir que en general lo confundimos con pasión, pero que lo que debe haber es amor, ese vínculo que nos une, que nos hace sentir ternura y que hace que el otro nos importe realmente. No importa que hayan discusiones, es no permitir que el lazo se pierda.

Tener una relación bonita no cuesta nada, sólo se necesita prestar atención y tener la conciencia suficiente para evitar que los procesos de la rutina y la costumbre maten la pasión, y la ilusión que una vez los unieron.

Fuente

CÓMO PREFIEREN LOS HOMBRES A LAS MUJERES

SIGNOS DE ALERTA EN LA RUPTURA MATRIMONIAL

CÓMO MEJORAR TU RELACIÓN DE PAREJA

EL SIGNIFICADO DE LAS CARICIAS

LA RECONCILIACIÓN EN LA PAREJA

LA INFIDELIDAD EN LA PAREJA

CELOS EN LA PAREJA - ¿PROBLEMA O ESTÍMULO?

CONSEJOS PARA SOPORTAR A LOS SUEGROS

TRUCOS PARA SABER RI TE ES INFIEL

 

 

Home  |  Como incluir un sitio aquí  |  Publicidad  |  Noticias & curiosidades  |  Anuncios gratis
 
© Copyright 2003 - 2018 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente