Descubriendo la dinámica del comercio de CFD: Todo explicado

Descubriendo la dinámica del comercio de CFD: Todo explicado

Además del mercado de acciones, bonos o materias primas, existen otros instrumentos financieros muy atractivos del que desafortunadamente, poco sabemos. Uno de ellos es el comercio de CFD (Contrato por diferencia).

¿Qué significa CFD?

El comercio de CFD significa “Contrato por diferencia” y hace alusión a un producto derivado (un tipo de contrato), que permite a los inversores especular en los mercados sin tener posesión del activo subyacente o negociado.

En síntesis, al operar con CFD, abres una posición en un mercado específico, como, por ejemplo, comprar petróleo, oro u otro producto de materia prima. Si el precio del petróleo cae, la transacción se cerrará con pérdidas.

¿Cuáles son las características de este instrumento financiero?

  • Se cotizan en la misma moneda y dentro del horario de negociación del mercado subyacente.
  • No poseerás el activo, tan solo se especulará sobre su precio.
  • Es posible operar utilizando un apalancamiento para operar con margen, abriendo una posición con una inversión inicial menor.
  • Los tipos más comunes de activos y derivados más negociados, son: contratos de futuros, swaps, materias primas, divisas, entre otros.

¿Qué oportunidades de negocios tenemos con los CFD?

Cuando operamos en CFD trading, en realidad estamos aprovechando un sinfín de oportunidades de negocio, pero también nos enfrentamos a algunos retos. Ante esto, lo mejor es conocer claramente cómo funciona, especialmente si eres principiante.

Así pues, estos son los beneficios de operar con CFD:

  • Al tener una cuenta, el saldo de la misma se puede usar para cubrir múltiples posiciones en mercados de todo el mundo, desde divisas hasta petróleo y una opción de compra.
  • Por lo general, las operaciones con CFD no tienen costos de comisiones, ya que todas las tarifas de transacción se incorporan al diferencial de oferta y demanda, a excepción de los CFD de acciones.
  • También te ofrece una amplia cobertura. Esto significa adoptar una posición contraria a una operación abierta para compensar una posible pérdida. Por ejemplo, si posee una cartera de acciones suizas en el SMI, pero le preocupa un posible mercado bajista, o incluso una corrección del mercado, puede tomar una posición corta en un CFD de SMI.
  • Solo existen dos costos relacionados con la negociación de CFD: un diferencial y un cargo de financiación.
  • Los CFD tienen una fecha de vencimiento de forma predeterminada: el que se basa en el precio al contado y en el precio de futuros. Por supuesto, los primeros pueden renovarse, pero no los segundos.

¿Cuáles son sus desafíos?

Al operar con CFD es importante conocer sus riesgos o desafíos para que tu dinero esté seguro. Así pues, existen dos riesgos potenciales: perder dinero en el mercado y perder dinero si el proveedor de CFD tiene problemas.

Por otro lado, el apalancamiento también implica un riesgo adicional, por lo que es importante familiarizarte con el comercio de CFD con margen en una cuenta de demostración antes de comenzar a operar con un presupuesto real.

Palabras finales

No cabe duda de que la forma más eficaz de comprender cómo funcionan los CFD es invertir un buen lapso de tiempo en una cuenta comercial de demostración en un entorno libre de riesgos antes de operar en vivo.

Muchas plataformas especializadas en trading ofrecen a sus clientes este tipo de cuenta, junto a material educativo para prepararse y estar informado. Recuerda que los CFD son productos apalancados, por lo que implica algunos riesgos que vale la pena analizar.

Te puede interesar >>>

Bicicleta eléctrica DYU A1F: Un nuevo compañero para la vida urbana, una combinación perfecta de conveniencia y protección ambiental

Bicicleta eléctrica DYU A1F: Un nuevo compañero para la vida urbana, una combinación perfecta de conveniencia y protección ambiental

En el ritmo ajetreado de las ciudades modernas, encontrar una forma de viajar que sea …