Inicio / Insolito / Insólito: Golpea con un pico a amigo y fuma mientras muere

Insólito: Golpea con un pico a amigo y fuma mientras muere

Un hombre ha sido condenado a quince años y un día de prisión por matar a golpes con un pico de obra a un amigo suyo que le había acogido en su casa de campo del municipio de Elche y cuyo cadáver arrojó a un aljibe, según una sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Alicante.

El crimen ocurrió en la madrugada del primero de marzo del año pasado en una vivienda de la partida ilicitana Peña Las Águilas.

En la resolución judicial, facilitada hoy por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat (TSJCV), se afirma que la víctima “tardó entre una hora y dos horas en morir” desangrada, ya que el acusado, tras golpear a su amigo en la cabeza y en la espalda reiteradamente porque creía que le estaba envenenando, le clavó el pico en la parte posterior del cráneo.

La víctima, que había hecho amistad con el imputado al frecuentar ambos un comedor social, falleció como consecuencia de un traumatismo craneoencefálico causado por los golpes propinados con el pico de obra.

El juicio por esta causa se celebró con jurado popular, que emitió un veredicto de culpabilidad al declarar al procesado culpable de un delito de asesinato con la agravante de alevosía.

La sección séptima de la Audiencia de Alicante, con sede en Elche, expone que la capacidad volitiva del acusado no se encontraba anulada en el momento de los hechos, a pesar de padecer un trastorno de ideas delirantes.

En ese punto, sostiene que su comportamiento revela “una conducta totalmente fría y calculadora” porque, entre otras razones, tras el asesinato intentó ocultar las pruebas del crimen y vendió objetos del fallecido, suplantando su personalidad.

El tribunal considera probado que el procesado entró en la habitación de su amigo portando un pico de obra y, sin dar opción a éste para defenderse al hallarse durmiendo, le golpeó en la cabeza y en la espalda reiteradamente, dejándolo mortalmente herido con el pico clavado en la parte posterior del cráneo.

Luego salió a fumar un cigarro a esperar que muriera, entrando varias veces al dormitorio para verificar ese extremo. Tras comprobar que su amigo había fallecido, lo enrolló en el edredón, lo sacó al exterior y lo lanzó a un aljibe para eliminar toda huella de lo sucedido.

Posteriormente, pintó la pared de la cabecera de la cama de color ocre para disimular las manchas de sangre, limpió con una fregona los restos de sangre e intentó quemar el colchón en una piscina vacía, aunque apagó la fogata porque los azulejos saltaban por el calor y hacían mucho ruido.

Después cogió un decodificador, un móvil y un smartphone de la víctima, que los vendió en una tienda haciéndose pasar por el fallecido.

Con el dinero que obtuvo de esa venta se dirigió a la Comisaría a renovar su DNI y más tarde decidió regresar a la vivienda para hacerse la comida, aunque fue detenido antes de llegar a ella. En concepto de responsabilidad civil, el acusado deberá pagar a cada una de las dos hijas de la víctima una indemnización de 100.000 euros.      Fuente:    ABC

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Insólito: Director de colegio detenido por prostituir a sus alumnos

Insólito: Director de colegio detenido por prostituir a sus alumnos

El director de un colegio de enseñanza de inglés de Camboya ha sido detenido, y …