Inicio / Curiosidades / Fusion: El canal en inglés de Univision y ABC para jóvenes hispanos
Fusion: El canal en inglés de Univision y ABC para jóvenes hispanos
Fusion: El canal en inglés de Univision y ABC para jóvenes hispanos

Fusion: El canal en inglés de Univision y ABC para jóvenes hispanos

Es una cuestión de números. Los números de la demografía de Estados Unidos, con 55 millones de hispanos, uno de cada seis de sus ciudadanos. La comunidad hispana, el grupo de población de mayor crecimiento de la última década, ha puesto en evidencia la falta de un canal de televisión dedicado a ellos y que ofrezca contenido en inglés. Este lunes, a las siete de la tarde de la costa Este, nace Fusion -en inglés y sin tilde- para responder a esa demanda.

Y los números de Univision. La cadena hispana que el pasado mes de julio superó en espectadores a las grandes cadenas estadounidenses de cable. ABC, CBS, NBC y FOX vieron cómo un canal en español les robaba el horario de máxima audiencia. Después de 50 años en antena, Univision presenta esta semana, en colaboración con ABC, la primera aventura televisiva estadounidense destinada a los hispanos millenials, jóvenes de entre 18 y 34 años y que consumen información principalmente en inglés.

“Esta es una apuesta por controlar la televisión del futuro” asegura Jorge Ramos, presentador estrella de Univision. “El presente ya lo ganamos en español. Ahora queremos crecer, y la oportunidad de crecer en el futuro es en inglés”. Para este periodista mexicano que, noche tras noche, con cada noticiero, se ha ganado la confianza de los hispanos de EE UU, la información en inglés es una evolución natural por la que Univision pasaría antes o después. En los últimos años ha habido un mayor crecimiento de hispanos en Estados Unidos por nacimientos que por inmigración”, dice Ramos. “Son jóvenes que ahora están más cómodos en inglés que en español y así es como queremos darles la información”.

Fusion quiere responder también al poder de los hispanos en la generación de los millenials. “Es imposible ignorar su influencia en todos los ámbitos de la vida de los norteamericanos, están afectados de una u otra manera por la imparable cultura hispana”, explica Isaac Lee, director ejecutivo de la cadena. El periodista colombiano llegó en 2011 a Univision después de ser editor en Bogotá de la revista Semana en los 90, también fue responsable del lanzamiento de PODER en EE UU y Animal Político en México.

Lee justifica con datos demográficos la evidente necesidad del canal que nace este lunes: uno de cada cinco jóvenes estadounidenses entre 18 y 30 años es de origen latino. Hablan español, pero estudian, trabajan y se informan principalmente en inglés. “Son hispanos de segunda y tercera generación, han nacido en EE UU, el inglés es su lengua materna, pero tienen una gran cercanía a América Latina y los temas de inmigración, política o cultura. La diferencia de idioma no hace que dejen de ser interesantes para ellos”.

Para su compañero Jorge Ramos, que presentará el espacio de entrevistas America, “el canal llega en inglés porque es el idioma del poder, es el idioma que necesitamos hablar para acceder a él”, argumenta. Este lunes empezará a demostrarlo entrevistando al presidente de EE UU, Barack Obama, con preguntas recogidas a través de las redes sociales. Ramos también hablará con dos grandes conocidos de los hispanos: el senador Ted Cruz, descendiente de cubanos que se ha convertido en uno de los grandes rivales de la reforma migratoria y el sheriff de Arizona, Joe Arpaio. “Hacer información en español está muy bien, pero nadie nos oye. Llevamos muchos años siendo invisibles, no nos escuchan. Ahora tenemos una oportunidad enorme de que nos vean y sepan lo que pensamos”.

El periodista asegura que la comunidad hispana está cansada de etiquetas, de sentirse apartada de la conversación que mantiene el resto del país. Según un informe de la Fundación Nacional para las Artes Hispanas, de los 380 invitados a los principales programas de noticias de las cuatro cadenas mayoritarias durante un período de nueve meses, solo 12 eran hispanos. El objetivo de Fusion es salvar esa brecha con un elenco de presentadores que refleje verdaderamente el mosaico de culturas que componen la población estadounidense.

El crecimiento de la población hispana y el hecho de que dominen tanto el inglés como el español ha obligado a los medios de comunicación a elegir entre dos estrategias: ampliar el espectro de noticias que cubren sus periodistas para incluir aquellos temas que más interesan a las minorías del país -en este caso la inmigración, la educación, la salud, la economía y la información de América Latina- o crear un medio que reconozca la existencia de estos nuevos espectadores. Fusion es la apuesta por esto último.

Fernando Rodríguez-Vila, director de producción de la cadena, la describe como “el canal de la nueva audiencia”, más diversa y multicultural de lo que reconocen las televisiones tradicionales. “Hemos visto otros intentos, pero más pequeños y centrados en grupos concretos. Esta es la primera vez que se va a por todo”, asegura el ejecutivo español.

Uno de los cambios que han detectado los creadores de Fusion es el interés de esta generación por la información y el humor inteligente. “Son espectadores que están totalmente conectados a Internet con el ordenador y con sus teléfonos móviles. Se revelan ante el poder tradicional y esperan que la información les llegue con inteligencia y con humor”, dice Ramos. “Son tantas las oportunidades que la única manera de aprovecharlas es en inglés”.

A partir de este lunes, Fusion añadirá a la parrilla estadounidense una mezcla de información, entretenimiento, deportes, comentarios y entrevistas, aderezado con una dosis de irreverencia. “El humor se ha convertido en un vehículo muy importante para llegar a la audiencia más joven”, justifica Vila. Y muestra de esa apuesta es la contratación de David Javerbaum, uno de los productores ejecutivos y guionistas de “The Daily show with Jon Stewart”, responsable ahora de las noches de Fusion. “El humor te permite también ser más transparente, así que es más fácil que los espectadores se fíen de ti”.

Fusion no aspira a competir por la última hora desde el terreno de un conflicto como Siria, pero sí aportará contenido que hasta ahora han ignorado otras cadenas. “Estamos hablando de una audiencia que no espera a las seis y media para enterarse de lo que ha pasado en el mundo”, reconoce Lee. “Cuando se sientan delante del televisor ya saben qué ha ocurrido y se han enterado a través de las redes sociales, así que esperan algo más allá de la simple noticia”.

El ejecutivo argumenta así la apuesta por el periodismo explicativo, el contexto y el análisis. Si hace apenas una década, con el auge de Internet, se pensó que el contenido debía ser “agnóstico”, que funcionase en cualquier plataforma -analógica o digital-, ahora está demostrado que no todos los tipos de pantalla, desde el televisor hasta las tabletas, sirven igual a todo tipo de noticia.

“Sabemos que los medios online y las redes sociales nos sirven para las noticias de última hora”, explica Vila. “La televisión se usa cuando ya ha pasado todo, es un vehículo para el contexto, para la explicación, y para mostrar mundos nuevos”. Ramos coincide en que en este anhelo de la audiencia radica la gran oportunidad de Fusion. “Podemos ofrecer más humor, más información y noticias más relevantes para ellos”, dice el presentador. “Pero queremos que vean un mundo mucho más grande”.

El periodista alega que América Latina, sus crisis y sus éxitos, están ausentes en los medios norteamericanos en inglés. “Queremos formar un puente entre esos dos mundos, la América con acento que conocemos nosotros y la America sin acento, que es como los estadounidenses llaman a su país”.

Precisamente ese puente es el que aspira a llevar Fusion más allá del servicio a una comunidad hispana que ha desafiado todos los estereotipos hasta llegar a toda una generación de espectadores, latinos y no latinos. “El gran desafío es que vean que ofrecemos algo interesante y empezar así a tomar audiencias de otros canales, especialmente los jóvenes”, comenta Ramos.

“Sólo tendremos éxito si triunfamos más allá del mercado hispano, si no, no basta”, añade Lee. “Univision se encuentra en un momento único y su posición es lo que ha facilitado esta apuesta tan estratégica”. El periodista colombiano considera que el viraje de Univision hacia el inglés no refleja un abandono del español en EE UU. En contra de todas las previsiones, los hispanos, generación tras generación, siguen conservando el idioma. En 1980, el español se hablaba en 10 millones de hogares. En 2012, la cifra ascendió a 35 millones. “En EE UU siempre seguirá habiendo televisión en español”.     Fuente

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Conoce cuáles son los 15 mejores países del mundo

Conoce cuáles son los 15 mejores países del mundo

Si a cualquier habitante del planeta le preguntan, sin especificar más, por “el mejor país …