Inicio / Deportes / Jason Collins es el primer jugador de la NBA que se declara Gay
Jason Collins es el primer jugador de la NBA que se declara Gay
Jason Collins es el primer jugador de la NBA que se declara Gay

Jason Collins es el primer jugador de la NBA que se declara Gay

“Soy un pívot de 34 años de la NBA. Soy negro. Y soy gay”.

Con estas palabras, Jason Collins, jugador de los Wizards de Washington, se ha convertido este lunes en el primer deportista estadounidense de una de las grandes ligas del país que revela su homosexualidad cuando todavía está en activo. Collins firma su propio relato en una exclusiva de la revista Sports Illustrated que saldrá a la venta el próximo 6 de mayo.

“No había pensado en convertirme en el primer atleta homosexual de un gran equipo estadounidense”, dice Collins. “Pero ya que lo soy, estoy encantado de abrir esta conversación. Me hubiera gustado no ser el niño que levanta la mano en clase y dice ‘soy diferente’. Si hubiera sido así, alguien habría hecho esto antes. Pero nadie lo ha hecho, y esa es la razón por la que hoy levanto la mano”. Collins juega en la NBA desde 2001 y en total ha disputado 713 partidos, aunque generalmente con bajos promedios, durante su trayectoria por equipos coo Toronto, Memphis, Atlanta, Boston y Washington.

La confesión de Collins llega apenas dos semanas después de la de Brittney Griner, considerada como la mejor jugadora de la liga femenina, aunque causó mucho menos revuelo. Ambos han revelado su homosexualidad en un momento de intenso cambio de la opinión pública estadounidense a favor de los derechos de gays y lesbianas, desde los ciudadanos hasta la esfera de la política.

“Su anuncio constituye un momento importante para el deporte profesional y para la historia de la comunidad gay”, declaró este lunes el expresidente Bill Clinton en un comunicado, en el que también comenta que Collins estudió con su hija Chelsea en la Universidad de Stanford. “También es la declaración de un buen hombre que quiere lo mismo que muchos de nosotros: poder ser nosotros mismos, hacer nuestro trabajo, crear una familia y contribuir a nuestra comunidad”.

“Mi doble vida me ha impedido tener cercanía con mis compañeros de equipo. Al comienzo de mi carrera me esforcé por parecer heterosexual, pero según me sentía más cómodo con esta máscara, cada vez me costaba menos”, explica Collins en primera persona. “Estos últimos días, sin embargo, pocas cosas han separado cuándo llevaba la máscara y cuándo no. Personalmente, no me gusta meterme en la vida privada de otras personas y espero que los jugadores y entrenadores me respeten”.

El veterano jugador de la NBA escribe que nunca ha revelado su homosexualidad a un compañero de equipo. La primera persona con quien lo compartió fue su tía. Ésta le contestó que lo sabía “desde hace años”. “Entonces me sentí cómodo en mi propia piel y por primera vez, en su presencia, dejé de tener que censurarme”. Collins habla del “alivio” de aquella decisión. “Imagínese que está en un horno. Algunos de nosotros aceptamos nuestra sexualidad inmediatamente mientras que otros necesitan más tiempo para hacerse. Yo tardé 33 años”.

Una de las primeras preguntas que debió responder Collins, que ha preparado su relato con el periodista Franz Lidz, es por qué revelar su homosexualidad ahora. El jugador dice haberse sentido inspirado por Joe Kennedy, político de Massachusetts, y su compañero de habitación en la universidad. Kennedy acudió el año pasado a la manifestación del Orgullo Gay en Boston. Collins, no. “De haber ido, hubiera respondido solo con medias verdades. Me sentí orgulloso por él y avergonzado de ser un homosexual que ni siquiera podía animar a mi amigo como espectador. Qué vergüenza tener que vivir una mentira en una celebración de orgullo”.

Collins defiende su esfuerzo para “trabajar duro y ganar partidos” y pide a sus compañeros que sean eso, buenos compañeros “dando apoyo pase lo que pase”. El jugador reconoce que muchos le han preguntado cómo van a reaccionar otros deportistas a este anuncio y que no tiene “ni idea”. “Espero lo mejor pero estoy listo para lo peor”, escribe. “La mayor preocupación parece ser el comportamiento poco profesional de jugadores homosexuales en el vestuario. Pero créanme. Me he duchado muchas veces en estas 12 temporadas. Mi comportamiento nunca ha sido un problema y no va a serlo ahora”.

De momento, Kobe Bryant, líder de Los Angeles Lakers, ya ha publicado en Twitter lo “orgulloso” que se siente por el gesto de Collins. “Nunca ahogues quién eres por la ignorancia de los demás”, escribió poco después de salir a la luz el artículo en la próxima portada de Sports Illustrated.

El deportista asegura que su conducta no va a cambiar, que sigue creyendo en la premisa de que “lo que pasa en el vestuario se queda en el vestuario” y que siempre será “un modelo de discreción”. “Soy un veterano, me he ganado el derecho a ser escuchado. Lideraré con mi ejemplo para demostrar que los jugadores gays no somos diferentes de los heterosexuales. No soy la persona que habla más alto, pero siempre alzaré mi voz cuando otros se equivoquen”.

Clinton insiste igualmente en su mensaje que para muchos homosexuales “esos objetivos tan simples se siguen escapando”. “Espero que todo el mundo, especialmente los compañeros de Jason en la NBA, los medios de comunicación y sus muchos seguidores le trasladen su apoyo y el respeto que se ha ganado”.

Antes que Collins, John Amaechi ya habló de su homosexualidad en su autobiografía, pero cuando ya se había retirado como jugador de la NBA.     Fuente

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Las polémicas declaraciones de Mourinho sobre el Real Madrid

Las polémicas declaraciones de Mourinho sobre el Real Madrid

José Mourinho ha recuperado su discurso agresivo los últimos días en Londres. Una vez que …