Inicio / Destacadas / Absuelto el periodista griego acusado de revelar datos bancarios
Absuelto el periodista griego acusado de revelar datos bancarios
Absuelto el periodista griego acusado de revelar datos bancarios

Absuelto el periodista griego acusado de revelar datos bancarios

Kostas Vaxevanis, el periodista que el pasado fin de semana publicó en una revista los nombres de más de 2.000 griegos con cuentas en Suiza, ha sido declarado inocente en un juicio por “violación de datos personales” celebrado en Atenas.

El proceso contra el informador, percibido como un nuevo golpe contra la libertad de expresión —hoy mismo se anunciaba la suspensión definitiva de una obra de teatro de temática gay por presiones de la Iglesia y la ultraderecha—, ha puesto de relieve la incapacidad de las autoridades para luchar contra el fraude fiscal, ya que los datos de los titulares de las cuentas fueron entregados en otoño de 2010 al ministro de Economía griego por su entonces homóloga francesa, Christine Lagarde (de ahí la denominación de lista Lagarde).

Desde entonces no se ha emprendido ninguna investigación sobre la procedencia y el estatus de las cuentas. “Los griegos saben desde hace dos años que hay una lista de personas que son ricas, adecuada o inadecuadamente, y que son intocables. Al mismo tiempo, los ciudadanos están al otro lado, sufriendo los recortes”, ha dicho Vaxevanis ante el fiscal.

Este se refirió a la actuación del periodista de investigación en un tono especialmente duro: “En una sociedad que está pidiendo sangre, [Vaxevanis] ha convertido el país en un coliseo y ha arrojado dentro hombres y reputaciones”.

La estrategia de la defensa de Vaxevanis se ha centrado en el argumento de que Hot Doc, la revista que divulgó la lista, no publicó ningún tipo de dato privado, sólo los nombres y la profesión de los titulares de las cuentas, sin mencionar la cantidad de dinero depositado. No obstante, la excepcionalidad que ha rodeado el proceso –Vaxevanis fue detenido el domingo y juzgado cuatro días después pese a que este jueves los abogados griegos secundaron mayoritariamente una huelga sectorial- subrayaba, según la defensa del caso, la dimensión política del mismo. El juicio ha sido “intencionado, revanchista y de clara intencionalidad política”, según la defensa, que lideró Nikos Konstantopulu, antiguo diputado de la coalición izquierdista Syriza (segunda fuerza en el Parlamento, con 71 diputados).

Entre los testigos citados por la defensa acudieron a declarar el presidente del sindicato de periodistas de Atenas, Dimitris Trimis; el responsable de la Federación Internacional de Periodistas, Jim Boumelha; la diputada de Syriza —e hija del letrado de Vaxevanis— Zoí Konstantopulu y la cantante Dímitra Galana, que en su día fue acusada falsamente de evasión fiscal. El encausado, que se enfrentaba a una pena de hasta dos años de cárcel, empezó a declarar a las 18.20 (una hora menos en España peninsular). “La publicación de un nombre y la relación [de este] con un banco no es un dato personal; las transacciones con los bancos son públicas y cuando las hacemos no nos ponemos una capucha”, ha dicho Vaxevanis. “Lo único que les ha faltado decir es que maté a Kennedy”, ironizó.

La defensa ha reivindicado la libertad de información y el derecho de la prensa a publicar documentos ocultos o silenciados por las autoridades para denunciar escándalos, pero la oportunidad del caso ha tocado el nervio de un Gobierno enfrentado a una auténtica crisis de representatividad: de los tres partidos que forman la coalición, el menor (Izquierda Democrática, Dimar, 17 diputados) ha anunciado que votará en contra del enésimo paquete de ajustes, mientras que otro (Pasok, socialista, 33 escaños obtenidos en las elecciones de junio) se desangra y pierde diputados prácticamente a diario, los que se oponen, con la facción más izquierdista a la cabeza, a los nuevos recortes, que incluyen una drástica reforma del mercado laboral. Para más inri, el acuerdo con la troika sobre los nuevos recortes, por valor de 13.500 millones de euros, se eterniza desde septiembre y tiene en vilo a los acreedores internacionales. La incertidumbre política ha hecho caer hoy un 5% la Bolsa de Atenas.

El importe de las cuentas de los 2.059 ciudadanos griegos en Suiza ascendía en 2007 a unos 2.000 millones de euros, si bien no hay evidencias de que ninguno de ellos haya incurrido en fraude fiscal, como bien se ha encargado de subrayar la defensa. Entre los titulares de las mismas figuran empresarios como navieros, constructores o editores de grupos de comunicación; artistas, profesionales liberales (médicos, notarios, abogados, presentadores de televisión) y al menos tres políticos, dos de ellos de Nueva Democracia, el partido de Antonis Samarás, primer ministro. Según un informe de la Unión Europea publicado el año pasado, el agujero negro del fraude fiscal en Grecia alcanza los 60.000 millones de euros (el 19% del PIB del país).

Yorgos Papakonstantinu y Evánguelos Venizelos, ministros de Economía en los gabinetes de Yorgos Papandreu y Lukás Papadimos, respectivamente, han reconocido haber tenido en algún momento en sus manos una copia de la lista Lagarde, que procede de los documentos sustraídos hace cuatro años por el extrabajador del banco HSBC Hervé Falciani y contiene información sobre cuentas de ciudadanos de otros países como España e Italia. Fue Venizelos quien a comienzos de este mes de octubre entregó una copia del listado a la Policía Financiera, encargada de perseguir e investigar supuestos delitos de corrupción.   Fuente

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

El enojo de Ana Rosa Quintana con Rosa Benito

El enojo de Ana Rosa Quintana con Rosa Benito

La presentadora más vista de las mañanas, Ana Rosa Quintana, estaba de celebración por sus …