Anuncios Gratis    │   Como publicar aquí   │   Contacto

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 
El Síndrome de Piernas Inquietas

Denominada como “la enfermedad más común de la que nunca se ha oído hablar” afecta en gran medida la calidad de vida de los pacientes a causa de los dolores y molestias en las extremidades inferiores.
• Tras el fracaso de los tratamientos tradicionales a base de levodopa, con la que era necesario ir aumentando la dosis por su pérdida de efectividad en el tratamiento a largo plazo, el pramipexole aparece como terapia de primera línea

Atenas, septiembre de 2005.- Los resultados de un amplio estudio europeo que ha contado con más de 1.000 pacientes afectados por el Síndrome de Piernas Inquietas (Restless Legs Síndrome) desvela importantes conclusiones acerca del tratamiento a seguir para minimizar los efectos de esta enfermedad neurológica. El estudio, presentado en el marco del European Federation of Neurological Societes (EFNS) demuestra que un agonista de la dopamina, el pramipexole, es altamente efectivo para reducir los dolores.

El investigador y director del Departamento de Neurología de la Universidad Philipps (Alemania), el Dr. Wolfgang Oertel, incide en que “el Síndrome de Piernas Inquietas es una enfermedad muy común que afecta a millones de personas en todo el mundo a pesar de que sigue siendo una gran desconocida para la población”. El Dr. Oertel también destaca los beneficios del nuevo tratamiento “no sólo en el alivio de los síntomas sino también en reducir el impacto de la enfermedad en la calidad de vida de los pacientes”.

A nivel mundial y a pesar de que sigue siendo tratada como una enfermedad rara, se estima que una de cada diez personas entre 30 y 79 años padece el RLS. En nuestro país, entre el 5% y el 10% de la población –unos 3 millones de personas- la sufren.

Los síntomas más comunes son una sensación de malestar traducido en calor, dolor, hormigueo o pinchazos y que tienen lugar o empeoran, normalmente, cuando las extremidades se hallan en reposo. Esto representa un problema a nivel social ya que existen infinidad de actividades (ir al teatro, al cine, viajar en coche o en avión) que requieren de una postura estática o sentada. El malestar, que algunos pacientes han descrito como la sensación de tener insectos corriendo a través de las piernas, remite ligeramente cuando se reanuda el movimiento pero sólo se logra aliviar el dolor de forma temporal.

El Síndrome de Piernas Inquietas ha sido descrito por algunos especialistas como “la enfermedad más común de la que nunca se ha oído hablar”. La prevalencia, que aumenta con la edad, se estima que pueda alcanzar el 27% de la población en 2010, sobretodo en la población mayor de 45 años y en las mujeres, y también influye el número de embarazos. Conocido también como acromelalgia o Insuficiencia Venosa Crónica (IVC), el Síndrome de Piernas Inquietas se caracteriza por la aparición de varices, edemas y úlceras en la piel.


Esperanzas ante nuevos tratamientos
En el estudio, presentado en el Congreso, se dividieron los pacientes en dos grupos: a un grupo se le administró pramipexole y el otro recibió un tratamiento a base de placebo. Los especialistas utilizaron dos tests para observar los cambios producidos: el Internacional RLS Rating Scale (IRLS) y el Clinical Global Impressions-Improvement (CGI-I). Tras seis semanas, los resultados mostraron que los pacientes que habían recibido pramipexole registraban mejor puntuación en los test. Estos resultados, a la práctica, significan que las personas que fueron tratadas con el agonista de la dopamina experimentaron una importante mejora en los síntomas y en su calidad de vida, comparadas con aquéllas a las que les fue administrada el placebo.

Los resultados del estudio también ponen de manifiesto que el pramipexole puede ser más efectivo en pacientes que no toleran otros tratamientos, como la levodopa u otros agonistas de la dopamina. De hecho, si bien los primeros estudios realizados a principios de los años 80 describían una eficacia a largo plazo de la levodopa, posteriormente se ha descubierto que a medida que ésta se administraba era necesario aumentar las dosis ya que iba perdiendo eficacia con el tiempo hasta incluso reaparecer los síntomas. Esta situación llevó a tener que plantearse nuevas perspectivas en el tratamiento a seguir

En los casos más leves de la enfermedad basta con unos sencillos consejos, como evitar la privación de sueño, practicar ejercicio, una dieta sana, evitar los factores desencadenantes y una serie de medidas postulares junto con la aplicación de medidas de compresión. Si esto no es suficiente para atajar las molestias se debe recurrir al tratamiento farmacológico.


El impacto en la calidad de vida
El RLS es una de las causas más frecuentes de insomnio. El paciente con dolor de leve a moderado suele dormir menos de cinco horas por noche y el aquejado con dolor crónico descansa mucho menos que otros enfermos con alteraciones en el sueño. Además, todos coinciden en que la falta de sueño repercute en la capacidad de concentración durante el día, sintiéndose depresivos y dando lugar a somnolencia diurna y comprometiendo el rendimiento laboral.

Los especialistas siguen estudiando un posible componente genético que sería el causante de transmitir esta enfermedad de padres a hijos. Entre otras causas que pueden provocar como efectos secundarios el RLS se encuentran la anemia, la insuficiencia renal, la artritis reumatoide y ciertos fármacos como antidepresivos o antihistamínicos sedantes. A su vez, la eficacia y tolerabilidad del nuevo tratamiento sigue siendo investigado en programas clínicos con más de 1.000 pacientes europeo

SALUD Y MEDICINA EN ESPAÑA

ENFERMEDADES - SÍNTOMAS - CURAS - CARACTERÍSTICAS

Fuente

Compartir este articulo :

 

 

 

 

Home  |  Como incluir un anuncio aquí  |  Publicidad  |  Noticias & curiosidades  |  Anuncios gratis
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
© Copyright 2003 - 2017 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente