Anuncios Gratis    │   Como publicar aquí   │   Contacto

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 
Jessica Alba y Paul Walker, la fama no les quita el sueño

Los protagonistas de ‘Into the Blue’ son nuevos miembros de la elite hollywoodense, título que no refutan, siempre y cuando no interfiera con sus vidas privadas

 

La idea de participar en una producción que mezclara el romance, el amor, la intriga, la acción y locaciones exóticas, motivó a los actores Jessica Alba y Paul Walker a participar en Into the Blue, una cinta que reúne todos ingredientes que hacen espectacular a un filme.

En el thriller de acción, que se estrena el viernes, los artistas interpretan a dos jóvenes que viven en las islas Bahamas y que sueñan con encontrar un viejo tesoro perdido en el fondo del océano; sin embargo, no tienen dinero para llevar a cabo su proyecto.

Pero el descubrimiento que hacen, junto con dos amigos, de un avión que cayó al mar lleno de paquetes de cocaína les ofrece la oportunidad de realizar sus planes, aunque antes tienen que enfrentarse a los mafiosos dueños de la droga.

A pesar que sus carreras han tenido un desarrollo propio, Jessica y Paul han terminado por incorporarse a la nueva generación de artistas más populares de Hollywood. Sin embargo, a ninguno de los dos parece quitarle el sueño la idea de ser parte del grupo de personajes que aparecen en las portadas de las revistas dedicadas al mundo del espectáculo.

“Soy bastante feliz con lo que tengo. Nací en Glendale, California, y la verdad es que nunca soñé con volverme actor de cine. Mi carrera se produjo de forma casi accidental, así que agradezco de corazón todos los beneficios y satisfacciones que he recibido con mis películas”, dijo Paul, quien se hizo de fama internacional luego de participar en las cintas The Fast and the Furious y 2 Fast 2 Furious.

“Actualmente vivo en Santa Bárbara y mi casa está a la orilla del Océano Pacífico. Llevo una magnífica relación con toda mi familia. Amo a mi esposa y a mis padres y hermanos. Tengo una hija pequeña que es una maravilla, y no creo que me gustaría cambiar nada de eso, ni siquiera por toda la popularidad del mundo”, afirmó sonriente.

Y para Jessica, cualquier asunto relacionado con la palabra celebridad no debería ser tomado muy en serio.

“Pienso que se trata de una ilusión creada por los medios de comunicación y los publicistas de Hollywood”, indicó la estrella de Fantastic Four, hija de madre danesa y padre mexicoamericano. “Hay quienes dedican toda su vida a ser popular sin lograrlo. Yo admiro a actrices como Angelina Jolie, Sharon Stone y Elizabeth Taylor, que han sido capaces de darle un sentido humanista y caritativo a la fama que tienen. La celebridad no debería ser considerada un fin en sí misma, sino más bien un medio que puede ser utilizado para ayudar a la realización de algunas causas nobles”.

Con respecto de la imagen de chica sexy y cargada de erotismo que se promueve en sus recientes películas, Jessica sostiene que eso forma parte de las nuevas exigencias que tiene como artista.

“Soy hija de una familia bastante conservadora y fui educada con valores muy tradicionales que sigo respetando mucho”, explicó la actriz de 24 años y nacida en Pomona, California, pero criada en Biloxi, Mississippi. “Por eso he tratado de mantener separado lo que sucede en mi carrera y lo que es mi vida privada”.

Jessica asegura que quienes la conocen saben que existe una gran diferencia entre la actriz que ven en sus películas y la persona que es realmente.

“Yo no siento que esto sea un problema”, aseguró la estrella de la serie televisiva Dark Angel. “Al contrario, me parece que se trata de una situación bastante normal para quienes hemos pasado la mayor parte de la vida actuando”.

“En Into the Blue, por ejemplo, yo aparezco casi todo el tiempo con un espectacular y pequeño bikini. Pero no lo hice por deseo propio, sino por exigencias de la historia y el personaje que estaba interpretando. Los momentos que no me tocaba estar frente a las cámaras los pasé sola, envuelta en una enorme toalla, soñando con el día en que podría volver a casa”, añadió.

Interesado en dedicarse a la biología marítima, carrera que decidió abandonar para dedicarse al cine, Paul, de 32 años, se considera un tipo demasiado afortunado.

“Mi trayectoria es muy distinta a la de Jessica” comentó. “Uno de sus primeros trabajos fue en televisión, en la serie Flipper, cuando era todavía una niña y, desde entonces, se ha mantenido activa. Conmigo las cosas ocurrieron de manera diferente y en un lapso relativamente corto. He llegado a pensar que fue el cine el que me escogió a mí y no yo a él”.

Por ahora, Paul sólo tiene una prioridad: seguir haciendo películas, porque eso le da la oportunidad de vivir otras vidas y tener experiencias humanas diversas. Con Into the Blue, dirigida por John Stockwell, por ejemplo, pudo satisfacer parte del entusiasmo que siempre ha sentido por el mar, el buceo libre y los tiburones.

Pero, en su opinión, ser actor de cine tiene también algunos inconvenientes.

“Uno de los más grandes es la prensa sensacionalista. Por eso trato de mantenerme lejos de los periodistas”, afirmó. “Me gusta cumplir los compromisos que tengo con el público y ser responsable en mis actividades profesionales, pero no me interesa que se conozca en todo el mundo cómo es mi vida personal y la de mis familiares. Y me da gusto saber que Jessica comparte esta idea conmigo”.

Satisfechos con los resultados de Into the Blue, los artistas concluyeron sonrientes que “fueron inolvidables las semanas que pasamos filmando bajo las cristalinas aguas de las islas Bahamas”.

Fotos de Jessica Alba

Fuente

Compartir este articulo :

 

 

 

 

Home  |  Como incluir un sitio aquí  |  Publicidad  |  Noticias & curiosidades  |  Anuncios gratis
 
© Copyright 2003 - 2018 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente