Anuncios Gratis    │   Como publicar aquí   │   Contacto

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 
Tantra: en busca del orgasmo múltiple

¿Es el sexo un camino y una práctica para alcanzar un orgasmo? ¿Se queda plenamente realizado y satisfecho después de tener uno? ¿Da por finalizada la relación sexual cuando llega a él? Actualmente, vivimos inmersos en la cultura del sexo-comercio, sexo-publicitario, es decir, un sexo vacío, sin más complicaciones que el placer inmediato y con la rutina encorsetada en las prácticas sexuales.

“Sin embargo, y desde hace ya algunos años, muchas personas buscan un sexo más espiritual. Con nuestra educación occidental, hemos pasado de la represión sexual al amor libre y el todo vale. Ahora, somos muchos los que buscamos una sexualidad que potencie nuestras vidas y a nuestra pareja”, explica Jesús Gómez, maestro de yoga.

Lo que se conoce como sexo tántrico es básicamente una actitud interior frente al sexo. Pero debemos saber “que el Tantra no es una sexología, sino una vía espiritual que nos lleva a conseguir la paz interior, a calmar nuestra mente y las emociones. Pero como todo va unido, con el sexo también se puede alcanzar la paz, y se debe ver como una experiencia espiritual más que física”, dice Gómez.

Pero la versión que más ha transcendido de esta filosofía es su aspecto físico. Lo importante es retener la eyaculación masculina, para proporcionar más placer tanto al hombre como a la mujer, al dar más tiempo para preparar el orgasmo femenino. “En nuestra cultura, lo importante es la autosatisfacción masculina. De ahí que las prácticas sexuales sean de baja calidad. En la sexualidad tántrica, se venera lo femenino, y el hombre aprende a tener orgasmos sin eyacular. Es todo un descubrimiento para el hombre, al conseguir orgasmos múltiples que rozan el éxtasis”.

El Tantra es el encargado de elevar la energía, de conocer nuestras emociones y nuestra mente. Es a través de la respiración como se puede controlar el estado emocional. “La pareja tántrica convierte el acto sexual en una experiencia de fusión del uno con el otro. Así, muchas parejas suelen olvidar sus problemas comunes y olvidan sus rencillas domésticas al fundirse”.

El ritual

El sexo tántrico es un ritual en sí mismo. Para comenzar a practicarlo, se debe preparar un ambiente cálido, que ayude a la compenetración de la pareja. Por eso, es muy importante la decoración de la habitación. “El ritual aconseja decorar un espacio con telas y cojines de colores suaves, encender alguna vela y ambientarlo con el olor de una barrita de incienso. Pero lo más importante es la respiración, se deben hacer ejercicios para sincronizar las respiraciones y que la pareja fluya en la misma sintonía”.

Las prisas y los nervios no son buenos amigos de esta práctica. Las caricias son fundamentales, los masajes mutuos, utilizando aceites aromáticos que ayudan a tener más sensibilidad con la otra persona. “Se pueden colocar bebidas y comida, principalmente frutas, como uvas, fresas, cerezas... y entre juegos ofrecérselo a la pareja. El objetivo es sensibilizar todos los sentidos de nuestro cuerpo, como el gusto, el olor, la vista...”.

La comunicación en esos momentos es también muy importante. Darse a conocer al otro, ver cuáles son sus necesidades y apetencias sexuales, “así, permitimos a la mujer abrirse y desarrollar su sexualidad. Y ella también podrá obtener orgasmos más intensos. Hoy en día, muy pocas conocen los orgasmos de útero que se expanden por todo el cuerpo y además son sanadores. Con los orgasmos tántricos se crea un círculo místico entre la pareja”.

Se debe conseguir el control de los genitales, ejercitando los músculos de las nalgas, y así aumentar el flujo de sangre en la zona genital, que revitaliza, fortalece y tonifica los tejidos, con lo que se logra una mayor excitación sexual. “Pero, a medida que el hombre nota su fogosidad, debe relajarse y respirar profundamente para evitar la eyaculación, ya que se considera un derroche de energía vital. Los juegos amorosos suelen durar horas con esta práctica y la meta es el éxtasis de la fusión total”.

Lo imprescindible de esta disciplina es adoptar una actitud de respeto, una visión sana ante el sexo, y dejarse llevar.

Mas información sobre Tantra

Fuente

Compartir este articulo :

 

 

 

 

Home  |  Como incluir un sitio aquí  |  Publicidad  |  Noticias & curiosidades  |  Anuncios gratis
 
© Copyright 2003 - 2018 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente