Anuncios Gratis    │   Como publicar aquí   │   Contacto

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 

Vacaciones con mi suegra

Con la llegada del verano se empiezan a planificar las vacaciones y muchas familias deciden ir juntas. La típica estampa de la cuñada, el hermano, los sobrinos, el perro y la abuela se siguen dando en muchas familias. Resulta una forma cómoda de salir de vacaciones. Simplemente consiste en trasladar la vida de la ciudad a un lugar de veraneo, en ambos sitios, los participantes son los mismos.

Con la llegada de los niños, es más fácil que estás situaciones se den. La relación con los padres cambia por completo. De vivir una etapa completamente independiente en pareja, con la llegada de los niños, pasamos a otra etapa en la que los abuelos vuelven a tomar protagonismo. Acuden a casa, ayudan con los bebés, cuidan de los nietos, etc.

En verano, incluso se animan a salir de veraneo con nosotros, algo que parecía impensable tan sólo unos años atrás. En fin, todo parece ideal. El problema está en las discrepancias que pueden surgir cuando la familia política se viene de veraneo con nosotros o cuando, no podemos controlar el hecho de que se apunten a todas y de que nuestra pareja no haga nada por impedirlo.

Tal vez tu marido o pareja esté deseando salir de vacaciones con sus padres y hermanos, pero a ti no te hace ni pizca de gracia disfrutar de unas vacaciones en familia. Cada uno tenemos nuestros gustos y tal vez nos apetezca disfrutar y relajarnos en la playa sólo con los nuestros.

¿ Problemas con la suegra?
Desde luego que todo esto puede ser motivo de discusión cuando estamos planificando el veraneo y tendremos que poner en práctica nuestras habilidades de comunicación para llegar a buenos acuerdos.
Es importante que la pareja tenga claro como quieren que sean sus vacaciones y hasta donde están dispuestos a consentir ciertas cosas. Si llegamos a ese acuerdo, el hecho de compartir vacaciones con la suegra puede ser algo beneficioso para todos.
Durante las vacaciones, discutiremos los conflictos entre los dos , sin dejar que la suegra o la cuñada entren en acción. Normalmente, cuando creen que poseen el derecho de opinar acaban siendo la causa de los mayores conflictos.
Además, discutiremos los conflictos que surjan con los padres entre los dos y nunca dejaremos que se vean nuestras discrepancias delante de la suegra airada ya que servirán para darle más fuerza a sus razonamientos.
Es importante seguir unas reglas básicas de comunicación, no usaremos insultos ni recriminaciones hacia la familia política, puesto que, a pesar de todo, son sus padres. Utilizaremos un lenguaje sosegado y tranquilo, e intentaremos buscar soluciones que nos reconforten a los dos

También, mantendremos un buen trato con la suegra, la discusiones serán pasajeras y no servirán para no hablarnos al día siguiente. Muestra buen talante y disfruta de tu tiempo de ocio, no hagas caso de comentarios que no te gusten y alíate con tu pareja para sobrellevarlo con humor. A veces, esos comentarios de la suegra tampoco gustan a tu marido, su propio hijo, pero él a aprendido a aceptarla y tu no.
Únete a él para reíros de estos comentarios, sonrisas de complicidad y miradas indirectas te ayudarán a sobrellevarlo mejor.
Otra buena táctica será crear una alianza con tu suegra, no es obligatorio llevarse mal y lo mejor que puedes hacer es decirle todo lo que piensas de sus comentarios y acciones. De este modo, dejando claro lo que piensas, podrás enseñarla donde está el límite.
También puedes interesarte por sus cosas y hablar de personas que conocéis y de cotilleos, será el camino para estar más unidas. Si lo vives como una competencia lo pasarás mal.


Aprende a distribuir tu tiempo
 A la hora de llegar a acuerdos con tu pareja, también podéis organizar cómo distribuir el tiempo con el resto de la familia que va con vosotros de vacaciones.
 No permitáis que los demás os organicen la vida. Podéis dedicar alguna noche a salir solos a cenar y a dejar a los demás en el hotel o a hacer alguna visita turística sin tener que ir acompañados de suegra, cuñada, perro, etc...
 Dejad claro vuestra intención antes de salir y no os sintáis culpables por abandonarles. El salir juntos de vacaciones no debe suponer una obligación, por eso tienes que hacer siempre lo que a ti te apetezca en cada momento, unas veces será con todos y otras, solo

Desconecta
Por otro lado, si las relaciones están tensas, podrás darte un tiempo de recuperación en el que te dediques sólo a ti.
Este tiempo de desconexión te dejará la mente más sosegada. Podrás bajar a la piscina tú sola, o salir a dar un paseo después de cenar, no tengas miedo a parecer un bicho raro y haz lo que desees en cada momento.

Las vacaciones son para desconectar y para disfrutar, si te llevas consigo toda tu vida cotidiana a la playa con todos sus personajes, no desconectarás. Terminarás haciendo lo mismo, con las mismas personas pero en diferente lugar. ¿Realmente eso es relajante?

Todos necesitamos momentos de desconexión. En el caso de que durante el año pases muchos días con la familia política, intenta que el verano sea sólo para vosotros. Deberás llegar a acuerdos y negociaciones con tu pareja antes de salir. Es importante a que aprendáis a decir “no” a las demandas de los demás que no os interesan. No se puede vivir en un mundo de obligaciones pendiente de quedar bien con los demás. ¿Cuándo os tocará a vosotros?

No dejes que te manipulen
 Hay que tener en cuenta, una serie de reglas de manipulación para saber si estás cayendo en ellas o no. Por ejemplo, cuando se plantean las vacaciones y la suegra se apunta sin previo aviso o sin haberla invitado. ¿ Vosotros lo consentís a pesar de que pueda estropearos vuestros días de relax? ¿Qué motivos hay detrás? ¿Por qué lo aceptáis?
 Probablemente existan en vuestra cabeza determinados pensamientos que os hacen sentir mal y permitir que esto ocurra cuando no lo deseáis.
 A menudo, nos hacemos sentir culpables de tenerles abandonados, de no hacerles caso, de no saber devolverles lo que hicieron por nosotros, etc..
 Si nuestros padres o suegros saben aprovecharlos, utilizaran nuestra inseguridad para acabar entrando en nuestras vidas e, incluso, disfrutándola por nosotros.
 Si crees que algo de ésto te pasa a ti o a tu pareja, ponle remedio lo antes posible, intenta que estos pensamientos de culpa desaparezcan y no dejes que los demás os manipulen.
 Intenta ver la escena desde fuera como si fueras un espectador y te resultará más fácil ver claro el papel que desempeña cada uno y cuál es el problema.
 Si está en tu pareja, ayúdale a desvincularse de esa dependencia emocional que tiene de su madre o padre y razona con él cual es la actitud más coherente a seguir. Evita las discusiones y los enfrentamientos, sólo ayudarán a empeorar la situación.
 Pon en marcha tus habilidades de comunicación para ayudar a tu pareja a sentirse reforzado ante sus padres y así, decidir , por sí mismo, lo que quiere hacer con sus vacaciones.

Fuente

Compartir este articulo :

 

 

 

 

Home  |  Como incluir un sitio aquí  |  Publicidad  |  Noticias & curiosidades  |  Anuncios gratis
 
© Copyright 2003 - 2018 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente