Anuncios Gratis    │   Como publicar aquí   │   Contacto

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 

DOLOR DE ESPALDA - ¿QUÉ ES? CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

En nuestras sociedades modernas, en que los nuevos trabajos y el estilo de vida actual imponen el sedentarismo como regla, el 80% de las personas sufre o ha sufrido alguna vez de dolor de espalda.

Es común que la espalda sea una zona problemática y que se concentren en ella los males de diferentes áreas corporales, pues es unión de las extremidades y alberga la columna vertebral, conexión entre el cerebro y el resto de los órganos vitales.

Quienes laboran realizando movimientos repetitivos, se encuentran expuestos a la vibración de maquinaria industrial, o quienes permanecen mucho tiempo en un mismo lugar sin moverse y víctimas de la mala postura, son candidatos casi seguros para padecer el dolor de espalda tarde o temprano. De igual forma, algunos deportes como el esquí, el ciclismo, el motociclismo, el automovilismo o la carrera pedestre pueden ser factores de riesgo.

Aún cuando el dolor de espalda pocas veces es grave, siempre provoca un alto nivel de estrés y desestabiliza los nervios de quien lo padece, acabando con su paciencia y tranquilidad. Puede surgir en cualquier parte de la columna, desde el cuello hasta el área lumbar, de forma localizada o extendida en una amplia sección de la espalda, y puede ubicarse en los tejidos blandos, en el hueso, en el disco intervertebral o en los nervios que inervan estas estructuras.

Por lo general, el dolor de espalda se describe como un hormigueo lento y constante en la espalda, que a veces puede abarcar las nalgas y las piernas hasta las rodillas, especialmente cuando se debe a la afectación de los nervios de la espina dorsal. A veces, se presenta con rigidez lumbar, molestias y dolor ante el movimiento o ante la falta de éste y espasmos musculares, entre otros síntomas.

Dentro de las causas más comunes del dolor de espalda, pueden mencionarse la contractura muscular, la tensión o torcedura de un músculo o ligamento, afectación de los nervios de la espina dorsal, traumatismo, infecciones, deformidades o tumores en la columna, sedentarismo y falta de tonificación muscular.

Asimismo, enfermedades como la artrosis, la espondilitis, y la osteoporosis se consideran detonantes del dolor de espalda. Como los ancianos sufren con mayor frecuencia estas enfermedades, se consideran un grupo de alta exposición al dolor de espalda.

También, los problemas personales como la depresión, la ansiedad, el alcoholismo o un período de divorcio o duelo se han relacionado con el dolor de espalda particularmente el lumbar. 

Si el dolor de espalda se presenta, lo mejor y más recomendable es acudir inmediatamente donde el médico para que juntos descubran la cusa y así se pueda aplicar el tratamiento más adecuado. Pero además, pueden tomarse ciertas medidas para prevenir la aparición de esta dolencia.

Mantener una buena alimentación y controlar el peso puede ayudar a disminuir las tensiones que se acumulan o afectan la columna espinal. También, el dormir en un colchón duro o con una tabla debajo, cambiar el colchón cada diez años al menos, tratar de tener la espalda recta, utilizar sillas energómicas, ejercitarse con frecuencia, mejor si se practica la natación, y utilizar los zapatos indicados para cada actividad, especialmente si se realizan actividades deportivas.

Ahora una vez que el dolor se manifiesta, se aconseja descansar durante veinticuatro horas para evitar un agravamiento. Se recomienda la postura de lado con una almohada entre las piernas para evitar el movimiento rotatorio de las caderas, y así disminuir la presión en la espalda. También, puede adoptarse la posición boca arriba, con una toalla enrollada en la nuca y almohadas bajo las rodillas. Además, aplicar compresas frías durante veinte minutos cada dos horas.

Al cabo de dos días, aplicar calor para mejorar la circulación. Una vez que el dolor haya desaparecido, se debe evitar la actividad física durante seis semanas o hasta que el médico lo recomiende, no realizar movimientos repetitivos que hagan presión sobre la espalda como la jardinería, la conducción o el bricolage y seguir al pie de la letra las indicaciones del médico.

Es importante que, si el médico ha enviado un tratamiento, este se cumpla a cabalidad aunque el dolor ya haya desaparecido para evitar que regrese o que se presente en el futuro una lesión peor. La automedicación no es una opción, e insistimos que se acuda al médico inmediatamente se noten los síntomas, para que éste determine la razón de su origen, haga el diagnóstico adecuado y determine el tratamiento más efectivo según sea el caso.

Fuente

Compartir este articulo :

 
DALTONISMO - ¿QUÉ ES? CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

VARICELA - ¿QUÉ ES? CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

FIEBRE TIFOIDEA - ¿QUÉ ES? CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

APENDICITIS - ¿QUÉ ES? CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

HEMOFILIA - ¿QUÉ ES? CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

LA RESACA - ¿QUÉ ES? CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

HIPERTIROIDISMO - ¿QUÉ ES? CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL - ¿QUÉ ES? CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

URTICARIA - ¿QUÉ ES? CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

SINUSITIS - ¿QUÉ ES? CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

 

 

Home  |  Como incluir un sitio aquí  |  Publicidad  |  Noticias & curiosidades  |  Anuncios gratis
 
© Copyright 2003 - 2018 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente