Anuncios Gratis    │   Como publicar aquí   │   Contacto

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 

¿ES MEJOR HACER DIETA O EJERCICIOS?

Las dietas y los ejercicios son una gran combinación cuando se trata de bajar peso, sin embargo a veces simplemente no somos capaces de cumplir con alguna. El régimen de la dieta conlleva grandes sacrificios y mucha fuerza de voluntad, pero no hay esfuerzo físico. Hacer ejercicios implica también los sacrificios y la tenacidad, pero además exige el esfuerzo físico.

Muchas veces somos incapaces de sacrificar nuestros hábitos alimenticios, por lo que no queda más que hacer un plan de ejercicios fuerte. Por otro lado, si mantener una rutina física nos resulta imposible, pues será mejor que nos dediquemos a hacer una dieta rigurosa.

Para saber si eres una persona de hacer dietas o si estás destinada a los ejercicios hay varia claves que puedes encontrar y así decidir qué camino tomar.

Antes que nada debes tomar en cuenta el lugar dónde tienes acumulada la grasa. Por alguna razón, resulta más fácil perder la que se almacena en el abdomen que la que se ubica en las caderas. Si tu caso es el primero, entonces es una buena idea hacer dieta, pues no se requiere tanto empeño como en el caso de que se haya acumulado en la cadera. 

Si desgraciadamente las calorías se te notan en la cadera, no hay salida: tienes que hacer algún acondicionamiento físico para variar tu apariencia. Además, si tienes el peso ubicado en la parte de abajo de tu cuerpo, no sufres tanto riesgo de padecer enfermedades por las cuales urge que reduzcas los kilos, pero si se puede convertir en un problema el hecho de con dietas bajes unas libras y luego las ganes otra vez.   Esto ocurre porque entre la pérdida y la ganancia de peso, la grasa puede redistribuirse y subir a la parte superior del cuerpo, donde el exceso de peso produce complicaciones médicas.

Otro elemento fundamental que hay que analizar es las veces que se ha hecho dieta en el pasado, pues hay evidencia fuerte de que entre más dietas se hayan hecho, más difícil se hace bajar de peso y se facilita el engordar.  Estos cambios ocurren porque cuando se hace una dieta baja en calorías, lo primero que se baja es el metabolismo, para así almacenar la energía suficiente. Ante esto, el cuerpo pierde menos calorías conforme más hace dietas. Así el proceso se vuelve totalmente frustrante.

Otro factor que debería influir en nuestra decisión, es si nos gusta comer una gran cantidad de alimentos o no. En caso de que te guste variar, es lógico que te resulte más fácil cambiar tus hábitos, y ordenarte según un régimen, pero si por el contrario eres bastante monótona, te resultará casi imposible cambiar tu alimentación. 

Si estás dentro del último grupo el problema clásico es que acabes por obsesionarte con esas comidas prohibidas y termines por romper la dieta para poder satisfacer tu deseo que se volverá una cuestión de vida o muerte. Por último, hay que descubrir cuál es tu personalidad de dietista. Es increíble cuánto influye la actitud mental en una dieta. Si la dietista se auto compadece, y cree que le va a ser imposible bajar de peso, se deja vencer a la primera tentación y deja de hacer dieta totalmente. 

Por otro lado, si la mujer es segura de sí misma, y a la vez más realista es probable que se ponga metas alcanzables, sepa que va a tener momentos de debilidad y que no se baja de peso de un día para otro. Por eso, esta mujer tiene más probabilidades de lograr el éxito en su dieta que la mujer del caso anterior.

Ahora bien, si eres el tipo de mujer que no está preparada para hacer dieta tiene la gran opción en hacer ejercicios. Los ejercicios son excelentes para perder peso, pues hacen que el metabolismo se acelere y que el organismo gaste más calorías de las que consume, por lo que inevitablemente se pierde gras y por lo tanto kilos. Además, evita que en el futuro el peso fluctúe, pues sustituye la grasa con masa muscular.

Para perder peso, se necesita hacer alguna actividad aeróbica como correr, caminar, nadar, al menos cinco veces por semana. De igual manera, es importante saber que en los ejercicios más que la cantidad importa la constancia con la que se hagan. Por eso, aunque se tenga una rutina de 45 minutos, se logrará más porque se mantiene más fácilmente el ritmo. Para que veas tu progreso, en caso de que estés haciendo ejercicios, hazlo con un centímetro o con una cinta en lugar de con una balanza, y halo una vez al mes para que no te frustres.

Otra ventaja que tiene el ejercicio es que distribuye la grasa en el cuerpo, por lo que tal vez no haya que perder tanta, sino que era cuestión de acomodarla. 

Eso sí, aunque decidas hacer ejercicios es recomendable que busques una alimentación balanceada, pero ya por una cuestión de salud y no de peso.

Fuente

Compartir este articulo :

 
¿SON BUENOS LOS ALIMENTOS PRECONGELADOS?

MITOS SOBRE LA ALIMENTACIÓN Y LAS DIETAS

LAS CAUSAS DE BAJAR DE PESO

CÓMO DEBE SER UNA DIETA RAZONABLE Y SALUDABLE

LOS BENEFICIOS DE LAS PROTEÍNAS EN LA DIETA

LA DIETA ANTICÁNCER

ALIMENTOS COMPATIBLES PARA TU DIETA

LA DIETA CONTRA LA DEPRESIÓN

EL AZÚCAR EN LA DIETA

 

 

Home  |  Como incluir un sitio aquí  |  Publicidad  |  Noticias & curiosidades  |  Anuncios gratis
 
© Copyright 2003 - 2018 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente