Anuncios Gratis    │   Como publicar aquí   │   Contacto

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 

CONSEJOS PARA UNA ALIMENTACIÓN SANA EN LA ESCUELA

La alimentación sana debe ser un hábito desde temprana edad. No sólo es importante para mantener la línea, sino también para evitar ciertas enfermedades ocasionadas por una inadecuada nutrición.  Si tienes una hija o un hijo que comenzará a ir a la escuela es importante que lo enseñes y sobre todo lo ayudes a alimentarse sanamente.

Se ha demostrado por diversos estudios que la población mundial consume pocas frutas y verduras y le es mucho más agradable ingerir azúcares y alimentos que poseen un gran porcentaje de grasas saturadas, es decir, grasas que el organismo no asimila.  Cuando una persona deja de consumir alimentos sanos o no los consume del todo, tiende a padecer de anemia, estreñimiento, obesidad, problemas visuales y de concentración y otros tantos males que afectan enormemente al cuerpo humano. Estos padecimientos pueden ocasionar también un rendimiento académico deficiente y hasta problemas en el comportamiento, lo que consecuentemente trae problemas en la escuela. Para evitar que tus hijos sufran de estas repercusiones, es importante tomar medidas desde cuando son pequeñines.

Los centros educativos siempre ofrecen una cafetería o un espacio en donde los niños pueden comprar varios surtidos alimenticios durante el día. Por lo general las cosas que allí venden son sumamente sabrosas (!) pero casi nunca traen un gran valor nutritivo, que es lo que tus hijos necesitan para crecer sanos y fuertes.   Nosotras te recomendamos que le prepares a tu hijo su lonchera y que le mandes los alimentos que tu decidas por su bienestar.

Mientras son niños o adolescente no se ven interesados por llevar una buena alimentación; son más atraídos por el color, el sabor y el olor de las cosas que ven y pueden comprar. Por lo general prefieren un refresco gaseoso antes que un jugo natural de naranja o pera. O desean mil veces más las papas fritas que una ensalada de tomate y lechuga. No debes imponerle todos los días que ingiera sólo frutas y verduras, pues terminará detestando todo lo que se relacione con eso, pero sí de vez en cuando pues es necesario para su crecimiento y salud. Es importante que los niños desayunen bien. Por ejemplo, un buen plato de cereal con leche (y no de la light), evitando los que traen muchos preservantes y azúcares. Un plato de frutas surtidas como papaya, sandía, banano y melón o piña ayuda muchísimo a la digestión y le brinda suficientes energías.

Para media mañana ideales son las barritas de granóla, para que coma algún alimento crujiente (que les fascina) y así se remplaza las papas fritas, los dulces o cualquier otra cosa que ellos tiendan a consumir. También un emparedado, preferiblemente de pan integral que lleve lechuga, pepino o tomate, no es mala idea y a los jóvenes les encanta, más aún si le agregas mortadela, jamón de pollo o un queso que no sea muy pesado.  Puedes ponerle un poquito de mantequilla o mayonesa para que el sabor sea agradable, pero no te excedas, es apenas un truco para "engañar" al paladar. Otra opción es prepararle un recipiente con una ensalada ricamente aderezada; limón, sal, aceite de oliva o comprar aderezos ya preparados que sean lo más naturales posibles.

Puedes conseguir también galletas dulces integrales y otra buena idea es hacer que lleve yogur; se consiguen naturales, de distintos sabores y hasta unos que traen granóla en la tapa.

De vez en cuando, déjalo llevar una golosina o comida no muy alimenticia para que no se aburra, pero hazlo lo menos seguido posible. El darle dinero no es una buena idea, porque es casi seguro que se lo va ha gastar en "comida chatarra", pero si la insistencia es mucha, dale algo pero no mucho.

Si almuerza en el comedor de la escuela, no te preocupes, en ese lugar preparan comidas alimenticias y surtidas. Si llega a almorzar a la casa, prepárale una comida completa y sana. No te excedas en los carbohidratos y ten siempre una ensalada y frutas de postre.

Trata de tener siempre frutas en tu casa debido a que, si tu hijo siente hambre a media tarde y busca algo, las encuentre. Para hacerlo más llamativo, puedes dejar lista una ensalada de frutas y agrégale un poco de jugo natural de naranja.  La idea es que se acostumbre a comer sanamente desde pequeño y que lo aprenda bien para que continúe así. No siempre es fácil, pero la constancia hará más sencillo el proceso. Verás que los buenos resultados serán para toda la vida.

Fuente

Compartir este articulo :

 
CÓMO EDUCAR A TU HIJO A TENER LAS MANOS LIMPIAS

MADRES NIÑAS - PREGUNTAS Y RESPUESTAS

LA ALIMENTACIÓN DE LA MADRE DURANTE EL AMBARAZO

CONSEJOS PARA UNA BUENA HIGIENE BUCAL DE TU HIJO

BENEFICIOS E LA LACTANCIA PARA EL BEBÉ Y LA MADRE

RAZONES MÁS COMUNES DE PORQUÉ LLORA TU BEBÉ

CONSEJOS PARA LOS PRIMEROS MESES DE TU BEBÉ

CÓMO CUIDAR A TU HIJO DE LAS INTOXICACIONES

LOS NIÑOS Y EL JUEGO - IMPORTANCIA, LÍMITES

 

 

Home  |  Como incluir un sitio aquí  |  Publicidad  |  Noticias & curiosidades  |  Anuncios gratis
 
© Copyright 2003 - 2018 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente