Inicio > Economía > Francia comenzará a aplicar el polémico ‘impuesto de los millonarios’

Francia comenzará a aplicar el polémico ‘impuesto de los millonarios’

El Consejo Constitucional francés dio luz verde al impuesto del 75% para los salarios superiores al millón de euros, la gran promesa electoral del presidente François Hollande.

La medida, que había sido censurada por el mismo organismo hace un año, ha sido reformulada y se aplicará a las empresas que pagaron esos ingresos en 2013 y que lo hagan en 2014. La nueva imposición, criticada por empresarios y que ha puesto en pie de guerra a los clubes profesionales de fútbol, debería aportar unos 420 millones de euros en dos años, según el diario Les Échos.

El mismo Constitucional censuró sin embargo el 10% de los disposiciones de los presupuestos para 2014 y de la rectificación para 2013, entre las cuales una nueva modalidad de cálculo del Impuesto Sobre la Fortuna (ISF).

A pesar de las disposiciones vetadas, el Gobierno aplaudió el fallo del Constitucional que permitirá seguir adelante con “el esfuerzo de restablecimiento de las cuentas públicas”, según un comunicado conjunto del ministro de Economía, Pierre Moscovici, y el de Presupuesto, Bernard Cazeneuve. Las disposiciones anuladas, calificadas de “enmiendas técnicas”, no hacen peligrar el objetivo marcado de ahorro de 15.000 millones para 2014.

La aprobación de la tasa del 75%, oficialmente denominada “contribución excepcional de solidaridad”, prevista como una medida temporal, es un alivio para el Ejecutivo francés y el presidente Hollande, que bate récord de impopularidad.

Fue una de sus grandes promesas de campaña y se había convertido en un símbolo de su mandato, pero había sido retocada hace justo un año por el Constitucional. Entonces, estaba prevista para aplicarse directamente al asalariado como parte de la declaración de la renta.

La nueva formulación prevé que son las empresas quienes se harán cargo de su pago. La tasa se aplicará para los ingresos en la franja superior al millón de euros. En la práctica, está limitada al 50%, dado que el resto lo constituye las cotizaciones sociales, y no puede exceder el 5% del volumen de negocio de la empresa.

Entre los grandes contribuyentes potenciales destacan los clubes de fútbol, que amenazaron con ir a la huelga pero finalmente dieron marcha atrás.

El gobierno contempló la idea de imponer también al club del AS Monaco, a pesar de no estar sometido a la fiscalidad francesa, pero abandonó la idea por miedo a un nuevo veto constitucional.

Se trata sin embargo de una victoria a medias para el Ejecutivo, dado que el Constitucional, al que recurrió la opositora Unión por un Movimiento Popular (UMP), anuló un total de 24 artículos de los presupuestos de 2014 y de la ley fiscal rectifica para 2013, sobre un total de 236. Entre ellos, se encuentra la nueva segmentación del Impuesto Sobre la Fortuna, que preveía incluir en el cómputo a las ingresos procedentes de los contratos de seguro de vida.    Fuente:   El Comercio

Deja tu comentario

Te puede interesar >>>

Banco Bilbao Vizcaya Argentaria: una historia de éxito e innovación permanentes

El BBVA (Banco Bilbao Vizcaya Argentaria) es un grupo multinacional bancario español surgido en 1999 …