¡ Lo ultimo !    │   Anuncios Gratis   │   Publicidad

 

 

Sitios España - Diccionario de Nautica

 

A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L
M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z

Mabra: Ver herrera.

Macizar: Arrojar al agua macizo. 

Macizo: Es aquel alimento con el que cebamos el agua, y cuya misión es atraer y retener a la pesca cerca de nuestro aparejo.

Macruros (crustáceos): El grupo de crustáceos que agrupa a las quisquillas, gambas, langostas, cigalas, etc.

Madrépora: especie de coral blanco.

Madrilla (Chondrostoma toxostoma): Ciprínido de tamaño medio, abundante en nuestras aguas. Se pesca con asiduidad, sobre todo al Coup.

Magre: Ver herrera.

Magurio: Eusk. Ver bígaro.

Maire: Cat. Ver bacaladilla.

Malecón: Dique, muelle o rompeolas.

Malla: Paño del arte.//2. Red.

Mallar: Ver enmallar.

Mamparo: En las embarcaciones no hay paredes, sino mamparos.

Mamparra: Cerco de jareta en el cual se emplean botes auxiliares con luz.

Manga: El ancho de la nave.//2. Arte de pequeñas dimensiones parecido a una sacadera o redeño, pero con un mango más largo y una redecilla cónica que alcanza a veces más de una braza de fondo.

Mar arbolada: El temporal se endurece y la superficie está blanca en su conjunto, con olas que ganan en altura. El viento es de fuerza 10 ó 11 (temporal duro).

Mar bella: La superficie está como un espejo, el viento es de fuerza 0 ó 1 en la escala Beaufort (calma).

Mar gruesa a muy gruesa: La espuma es arrastrada en capas espesas en dirección del viento, que será de fuerza 8 ó 9 temporal).

Mar montañosa o enorme: La visibilidad es muy reducida, pues el aire está lleno de rociones y espuma. La fuerza del viento es de 12 en adelante en la escala Beaufort) -64 nudos- (temporal huracanado).

Mar rizada: Comienzan a formarse rizos superficiales pero sin espuma, acompañadas de brisa débil, fuerza 1 ó 2 (ventolina).

Maragota: Ver durdo.

Maravallo: Ver canutillo.

Marejada: Las olas son más largas, la superficie está poblada de borregos blancos y espuma. Fuerza 4 ó 5 (brisa fresca).- Fuerte marejada: Los rociones son constantes, con mucha espuma y viento de fuerza 6 ó 7 (frescachón).

Marejadilla: Borreguillos blancos de espuma dispersos. La brisa será moderada, fuerza 2 ó 3 (bonancible, moderado).

Maretón: Mar dura, temporal.

Marisca (trucha): Ver reo.

Mariscar: Pescar o recolectar marisco. Suele ser una actividad profesional, para lo que se requiere una licencia específica.

Marisco: Determinados crustáceos y moluscos de alto valor culinario.

Marrajo: Nombre genérico para designar distintas especies de escualos.

Maruca (Molva molva): Gádido que recuerda por su forma al congrio, de cierto interés deportivo. De todas formas, es una captura más propia de los profesionales, que la capturan con palangres de fondo y red.

Médano: Duna costera.

Mediolitoral (estrato): Comprende el área de acción de las mareas. Es la zona que queda sumergida o en seco dependiendo del flujo de la marea, donde se forman los charcos tildales, y que ofrece una flora y una fauna muy característica y variopinta. Aquí podemos encontrar muchas especies de crustáceos –como casi todos los cangrejos de nuestras costas, percebes, quisquillas, camarones etc.- así como múltiples moluscos –desde caracoles de mar, pasando por ostras, mejillones, lapas etc. y otros invertebrados como las anémonas, los anélidos o los equinodermos –estrellas de mar, erizos, etc.-. Esta zona es muy interesante para el pescador, pues aquí puede aprovisionarse de carnada o cebo durante la bajamar, y después, una vez que comienza a subir la marea, pescar los numerosos peces que se acercan a depredar en esta zona, hasta la pleamar. En el Mediterráneo este estrato es mucho menor que en el Atlántico, consecuencia lógica de la escasa intensidad de la marea. En las albuferas o en el Mar Menor (Murcia) es prácticamente inexistente por esta misma razón.

Mediomundo: Arte tradicional que semeja a un gran retel. Se maneja mediante una polea y un trípode. Se emplea tanto para aguas continentales como marinas.

Medusa: Nombre genérico que reciben varias especies de cnidarios, todas ellas urticantes.

Mejillón (Mytilus edulis): Difiere de otros bivalvos sobre todo porque no vive enterrado, sino asido a la roca por un filamento que segrega -una especie de cerdas de aspecto estropajoso- muy duro, y se apiña en los roquedos y bajíos, donde se juntan miles o millones de individuos en apretada convivencia. Dado su carácter gregario, y que se encuentra ampliamente extendido por toda la costa y a la vista, es de muy sencilla recolección. Si no, también puede encontrarse en cualquier pescadería a un precio muy módico. Es una carnada olorosa y apta para casi todos los peces del litoral, pero tiene un fallo que hace que a menudo el pescador lo rechace para cebar sus anzuelos. Nos estamos refiriendo a su escasa consistencia. Sin embargo, se pueden utilizar algunos trucos para afirmarlo en el anzuelo. El más sencillo es, sin duda, el del hilo de goma, que consiste en dar unas vueltas y un simple nudo con este fino hilo flexible alrededor de la carnada -una vez puesta en el anzuelo-, con lo que ésta quedará consolidada y no se desprenderá cada vez que lancemos o un pequeño pez tire de ella. Por tanto, sólo debemos servirnos de un carrete de hilo vulgar, para dar unas pocas vueltas sobre la carnada, aunque también hay quien se vale de hilo de goma, que proporciona inmejorables resultados. Esto mismo es aplicable a otros moluscos bivalvos, como chirlas, coquinas, almejas, etc. En caso de que pretendamos capturar doradas y sepamos de su existencia en un lugar determinado, debemos ofrecer el mejillón entero, a sabiendas de que pocos peces que no sean estos espáridos podrán inmiscuirse en nuestro aparejo. Para realizar esta pesca tan selectiva debemos encarnar el mejillón entero introduciendo el anzuelo por el sifón. Una buena técnica para encarnar el mejillón entero consiste en forzarlo un poco con una navaja, deslizar el anzuelo dentro y dejar que se cierre de nuevo. Así conseguiremos una sujeción inmejorable.

Melgancho: Ver pintarroja.

Melva (Auxis thazard, rochei): Este túnido se puede distinguir fácilmente por la presencia de unas quince rayas oblicuas, casi verticales, de color oscuro a ambos lados de la zona dorsal. Habita las aguas cálidas y templadas del Atlántico, desde Argentina a Nueva Escocia, y desde Sudáfrica hasta Noruega, siendo más abundantes en el Caribe y Golfo de México. No suele pasar del medio metro de longitud.

Mendo: Gal. Ver rodaballo.

Merluza (Merluccius merluccius): Especie pelágica y predadora que constituye una de las pesquerías más importantes en nuestro país. Sus caladeros tradicionales en el Cantábrico están dando muestras de agotamiento, por lo que se recurre a otros más meridionales, sobre todo al banco saharaui. Se pesca con chambeles y palangres de fondo.

Mero (Epinephelus gigas, E. guaza): Serránido de gran porte y régimen bentónico, cada vez más escaso en nuestro litoral. Pese a ser una pieza muy apreciada, nunca ha sido una captura tradicional de los pescadores deportivos, si exceptuamos a los caza-sub, que encuentran en este pez su mayor trofeo. Vive en guaridas rocosas, de las que sólo sale para cazar. Se alimenta de peces y cefalópodos, que constituyen la base de sus mejores cebos.

Mesana: Nombre que se da al palo que se arbola más a popa, o sea, el último si comenzamos a contar desde proa.

Midges: Término anglosajón que, en origen, designa a los mosquitos de las familias de los simúlidos y los quironómidos. Sin embargo, por extensión, en nuestro país, esta denominación hace referencia a cualquier imitación diminuta de mosca artificial.

Mielga (Esqualus achartias): Pequeño escualo muy común en nuestras costas.

Milla: En la mar la distancia se mide en millas marinas. Una milla marina equivale a 1.852 km.

Minnow: En inglés significa pececillo/pez cebo, pero aquí lo empleamos en su acepción de señuelo artificial que imita a un pececillo.

Miño: Ver trasmallo.

Mirafondo: Artilugio que consiste en un cristal encofrado, o enmarcado en una caja, barril o similar, para, desde la superficie, escrutar el fondo marino. Se ha empleado tradicionalmente para localizar pulpos, peces planos, etc., y arponearlos.

Mojarra (Diplodus vulgaris, Sargus vulgaris): Su aspecto es muy semejante al del sargo común, del que se diferencia en que su boca es más estrecha y puntiaguda, pero, sobre todo, por las dos bandas oscuras que le caracterizan: una que se extiende detrás de los opérculos hasta el extremo dorsal, y otra, paralela, en el arranque de la aleta caudal. En lo que respecta al resto del cuerpo, no presenta las bandas difuminadas del sargo común y su librea es de un gris plateado mucho más uniforme que la del anterior. Por lo demás, se parecen mucho, comen lo mismo, viven en los mismos lugares y se pescan de igual manera. Además, como sus poblaciones se hallan juntas y revueltas, resulta frecuente capturar ejemplares de una y otra especie indistintamente. Incluso los bálamos de mojarras y sargos comunes suelen permanecer unidos, en ese difuso gregarismo que caracteriza a los sargos, por lo que, en muchos lugares se adopta el nombre de sargo para definir a ambas especies –incluyendo los picudos- o el de mojarras, de igual manera. El crecimiento de la mojarra es, sin embargo, menor que el del sargo común, y no suele superar los 30 cm.

Mojojón: Ver mejillón.

Moll: Cat. Ver salmonete.

Moluscos: Animales metazoos, provistos originalmente de concha (aunque pueden haberla perdido en el transcurso evolutivo -como los limacos o el pulpo- o haberse vuelto interna -muchos cefalópodos, como el calamar-). Son en su mayoría, acuáticos, y poseen musculatura lisa, aparato digestivo completo  y aparato respiratorio compuesto de branquias o pulmones. A menudo son hermafroditas.

Molva (Molva molva): Es un gádido de considerable importancia por su volumen de capturas en la pesca industrial. Se captura generalmente con artes de arrastre.

Monofilamento: Es el tipo de sedal más habitual. Como indica su nombre posee un solo filamento, en oposición a los modernos trenzados.

Moma: Ver babosa.

Morder: Refiriéndose a la cabullería, consiste en sujetar un cabo, metiéndolo en un pasador u otra pieza que impida que se deslice.

Morena (Muraena helena): Pez carroñero y predador de aspecto anguiliforme y temible dentadura ponzoñosa, que no presenta interés como especie de pesca.

Morraguete: Ver mugil.

Morralla: Peces pequeños.//2. En algunas lonjas, peces de escaso valor económico que se venden juntos y revueltos.

Mosca (pesca a): Pesca en la que se emplean moscas artificiales. Se asocia a la pesca con cola de rata o a látigo. Es decir, utilizando un sedal pesado para poder lanzar un señuelo de peso casi nulo.

Mosca de mayo (Ephemera danica): Perteneciente al género Ephemera, es muy abundante en la naturaleza y en las cajas de moscas de los pescadores en su versión artificial.

Mosca ahogada:  Es una mosca hundida, o sea que no flota, como la seca. Es confundida por los principiantes con la ninfa, pero, al contrario que ésta, la mosca ahogada lleva hackle y no suele ir lastrada, pues está concebida para pescar a media agua.

Mosca seca: Mosca artificial que flota.

Mosca de conjunto: Montaje que, aunque no imite a ningún insecto en concreto, resulta efectivo y a veces, polivalente.

Mosquero: Aficionado que pesca a látigo.//2. Aficionado que monta sus propias moscas.

Morraguete: Ver mugil.

Mosquetón: Ver quitavueltas.

Motón: Pieza de a bordo que gira mediante una roldana.

Mouches-vairon: Ver streamer.

Muble: Ver mugil.

Muda (de crustáceos): Los crustáceos poseen un caparazón a modo de esqueleto externo, que protege su, por lo demás, frágil organismo. Dado que los crustáceos crecen pero en algunos su caparazón no, una vez al año más o menos, se produce la muda del viejo por uno nuevo que se ajusta mejor a su nuevo y mayor cuerpo. Para ello, y no sin esfuerzo, deben desembarazarse del antiguo, -que quedará abandonado simulando un crustáceo disecado- y después permanecerán unos días guarecidos en sus refugios o bajo las rocas del litoral, hasta que su nuevo caparazón se endurezca lo suficiente. Este tiempo de espera es el más delicado para los crustáceos, durante el cual son muy blandos y, durante los primeros días, casi no pueden moverse. Los peces, que lo saben, los buscan con avidez para comerse este tierno manjar.

Muelle: Dique portuario. //2. Tubo de plástico o silicona, que lleva enroscado un alambre en forma de muelle o espiral. Se utiliza como cebador de fondo en la pesca de ciprínidos.

Muergo: Ver navaja.

Muerte: Agalla de los anzuelos.

Muerto: Fondeo o lastre que permanece bajo el agua de forma permanente, con objeto de servir de punto de amarre.

Mugil: Nombre genérico para designar varias especies de la familia de los mugílidos, muy abundantes en nuestras costas. Buenos nadadores y con un marcado carácter eurihalino, forman gruesos cardúmenes cohesionados que llegan a contar con miles de ejemplares. Estos peces, aun siendo marinos, pueden ocupar una gran diversidad de biotopos, entre los que se encuentran las aguas salobres de los estuarios, e incluso los tramos bajos y medios de algunos ríos, aunque lo más frecuente es encontrarlos en la desembocadura. Aguantan asimismo una dosis importante de contaminación orgánica e inorgánica y por ello es posible encontrarlos en zonas muy degradadas, como son las proximidades de las alcantarillas, los puertos industriales, etc. por lo que no siempre serán aptos para el consumo humano, pues suelen adoptar un sabor y un aroma acorde con los lugares donde se encuentran, que puede llegar a ser bastante desagradable. Sin embargo, capturado en aguas limpias, es un pescado de delicada carne blanca, que recuerda a la de la lubina. La alimentación de estos peces es variada, pero prefieren los cebos blandos –dada su ausencia de dientes, parece lógico- y comen o absorben alimento, tanto en superficie cono en el fondo. Se pueden pescar de muchas maneras, pero la que aquí recomendamos por su sencillez es con una caña de lanzado ligera, un buldó o burbuja y un pequeño anzuelo que irá cebado simplemente con pan. Después se macizará la zona con puñados de trozos de pan y una vez veamos que los múgiles comienzan a comer en la superficie, lanzaremos nuestro aparejo entre ellos y trataremos de clavar en cuanto advirtamos que nuestro trozo de pan desaparece en las fauces de un pez, aun antes de notar su picada. Debemos tener presente, que estos peces no muerden, sino que absorben el cebo, por lo que es necesario clavarlos, y no esperar, como con otras especies, a que se claven solos.

Mugílidos: En nuestras aguas cuentan con varias especies a las que se dan nombres distintos en cada región, a saber: lisas, galupes, mubles, múgiles, mújoles, corcones, cabezudos, etc. Todas estas especies se comportan de forma muy parecida entre sí, y son muy similares en aspecto, así que a efectos de la pesca deportiva las tratamos como una sola. Como característica principal, diremos que no tienen dientes y se adaptan a gran cantidad de ecosistemas acuáticos, algunos de ellos muy degradados y pobres.

Mujol: Murc. Ver mugil.

Multiplicador (carrete): Ver bobina giratoria.

Murena: Ver morena.

Musclo: Cat. Ver mejillón.

Musola (Mustelus canis, Mustelus mustelus): Tiburón costero frecuente en nuestras aguas.

Compartir este articulo :

 

A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L
M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z

 

 

 

 

 

Pagina principal   |   Como incluir un anuncio aquí   |   Publicidad   |   Noticias & Actualidad   |   Anuncios gratis    |   ¡TV en vivo!
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
© Copyright 2003 - 2015 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente