¡ Lo ultimo !    │   Anuncios Gratis   │   Publicidad

 

 

Sitios España - Diccionario de Nautica

 

A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L
M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z

Hackle: Es un término anglosajón que hace referencia a la corona o pluma enrollada en las moscas artificiales. Su misión, en las ahogadas, es la de imitar diversas partes del cuerpo del insecto, y, en las secas, de que floten.

Halador: Polea especial para halar el arte.

Halar: En la jerga marinera, significa recoger, cuando hablamos de un arte o aparejo.

Hermafrodita: Que tiene ambos sexos, o capacidad para cambiar de uno a otro.

Halibut (Hippoglossus hippoglossus): Pez plano de aguas frías y dimensiones considerables. Muy importante para algunas pesquerías comerciales.

Herrera (Lithognathus mormyrus, Pagellus mormyrus): Es el espárido de los lechos de arena, que recorre incansable en busca de invertebrados. Son peces muy frecuentes en el Mediterráneo, y mucho más escasos en el Cantábrico. Ahusados, comprimidos, de librea plateada, casi blanca, recorrida por unas inconfundibles bandas oscuras, estos espáridos pican con una ferocidad que no se corresponde con su tamaño y venden muy caras sus escamas. Tienen el hocico puntiagudo, ideal para hozar en la arena. Se pescan pues, a fondo, con un aparejo que garantice que nuestro cebo queda sobre el lecho arenoso donde lo buscará la herrera. Los mejores cebos son los compuestos por anélidos de cualquier tipo, aunque tampoco desdeña los moluscos, incluso los terrestres, como el caracol de huerta. Sus carnes, sin llegar a competir con las de otros espáridos como la dorada o el besugo, son sabrosas y bastante apreciadas.

Híbrido: Individuo que es producto del cruce entre dos especies semejantes. Puede ser fértil o no.

Hidro: Prefijo griego que indica relación con el agua.

Hidrofito: Relativo a las plantas acuáticas.

Hidrófugo: Que preserva de la humedad o del agua.

Hidrografía: En principio, la hidrografía se ocupaba del estudio y descripción de las aguas en general. En la actualidad, únicamente de las continentales, siendo las marinas objeto de la oceanografía.

Hidrómtro: Aparato que mide el caudal o la corriente de un curso de agua.

Hijuela: También llamada brazolada, es el sedal que pende de la línea madre en los aparejos de múltiples anzuelos, como el palangre.

Hipersalinidad: Se aplica el término al agua que presenta mayor salinidad de la normal.

Hiposalinidad: Que presenta poca salinidad o inferior a lo que se suponía.

Hilo: Ver sedal.

Gabarra: Embarcación con mucha manga, casco plano y sin motor que se utiliza para transportar mineral.

Gádidos: Familia de peces marinos de régimen bentónico muy conocidos. Posee mucha más importancia para los pescadores profesionales que para los deportivos. Entre sus miembros, se encuentran peces tan apreciados como el bacalao o el abadejo.

Gaizkata: Eusk. Esturión

Galerna: Tormenta huracanada propia de los meses estivales en el Cantábrico.

Galga: Ver estrobo.

Galera (Squila mantis): Este crustáceo de reducidas dimensiones carece de valor gastronómico, pero no de valor comercial, si nos atenemos a la alta demanda que presenta por parte de los aficionados a la pesca. En realidad, la galera es un feroz depredador arenícola que vive en túneles que le sirven de guarida y de puesto de caza. Acecha a sus presas y, cuando se ponen a distancia de tiro, las atrapa con sus pinzas para devorarlas a placer dentro del túnel que le hace las veces de madriguera. En lo morfológico, guarda cierta semejanza con la cigala o con el cangrejo de río, pero sus hábitos no tienen nada que ver con los anteriores. Podemos atrapar galeras sirviéndonos de un tubo a modo de aspirador, que colocaremos sobre la boca del agujero donde vive, para “absorber” al animalillo y sacarlo de su guarida. La galera es ideal para tentar a casi todas las especies de roca y de arena, se encarna con facilidad –sus pinzas son blandas e inofensivas- y puede reportar capturas insospechadas.

Gallano (Labrus bimaculatus): Este lábrido es, sin duda, el más espectacular en cuanto a librea se refiere. Pero no sólo su aspecto físico llama la atención, sino que su biología es, asimismo, fascinante. Y es que el gallano presenta un marcado dimorfismo sexual –concretamente dicromatismo- pues los machos son amarillos y azules, mientras que las hembras y los jóvenes inmaduros son de un bello color naranja con motas negras en el dorso, a veces jaspeados de azul intenso. En realidad hay muchas más hembras que machos, pero -otra curiosidad-, son los machos los que suelen picar en nuestros aparejos. Esto es así porque las hembras forman grupos alrededor de un macho, que es quien toma la iniciativa a la hora de comer. Así que solemos pescar al macho y podemos sufrir pensando en que dejaremos unas cuantas viudas desconsoladas allá en el fondo del mar. Pero no se aflija el pescador. La hembra dominante del grupo, en vez de guardar ausencias, pronto sufrirá una serie de transformaciones que la convertirán en macho. Por lo demás, se comportan como el resto de los lábridos, salvo en lo que a profundidad se refiere, pues el gallano vive de ordinario más profundo que el resto de sus familiares y supera a menudo los 100 m. Su alimentación se compone de crustáceos, moluscos y otros invertebrados marinos, y se pesca con aparejos ligeros y pequeños anzuelos de pata larga. Por supuesto, siempre a fondo.

Gallego: Ver cacho.

Gallineta (Sebastes marinus): Escorpénido de pequeño tamaño, sin demasiado interés deportivo ni comercial. Se emplea para hacer sopas de pescado.

Gallito del rey: Ver gallano.

Galua: Ver mugil.

Galupe (Liza aurata, Mugil auratus): Ver mugil.

Gamba (Parapenaeus longirostris): Crustáceo muy apreciado y de gran interés comercial y, por supuesto, gastronómico. En lo que concierne a la pesca deportiva, su mayor importancia reside en el hecho de ser una carnada válida para muchas especies, y que la podemos comprar congelada por un precio accesible. De ahí que muchos aficionados opten por este cómodo cebo.

Gambusia (Gambusia affinis): Considerado por muchos una plaga, este pequeño pez se introdujo en nuestra península precisamente para luchar contra otra: los mosquitos. Sin embargo, con los años ha desplazado a los ciprinodóntidos ibéricos y ha causado graves desequilibrios en algunas zonas que éstos habitaban. Hoy está considerado como una especie dañina, apta sólo para su empleo en acuarios decorativos.

Gambusino: Ver gambusia.

Gamela: Chalupa sin quilla utilizada por los pescadores del Miño.

Gancha: Ver raño.

Gancho: Herramienta punzante de metal con esta forma y provista de mango, que se usa para cobrar algunos peces. Cada vez menos empleado, su uso está prohibido en muchos lugares con ciertas especies.

Ganchear: Acción de clavar y cobrar al pez mediante el gancho.

Ganchero: Persona, generalmente ribereño experto, que se empleaba con el gancho para ayudar al pescador a cobrar la pieza.

Ganivera: Arte levantino, similar a un retel, pero de mayores dimensiones.

Ganyes: Cat. Branquias

Garapita: Arte pequeño de malla muy fina. Especie de manga o redeño.

Garete (ir): Expresión que significa que la nave va sin gobierno.//2. (pesca al): Pesca a la deriva.

Garfio: Ver gancho.

Garlito: Antiguamente, tipo de nasa pequeña.

Garneo: Tríglido muy semejante al bejel.

Gasterópodos (moluscos): Son moluscos asimétricos, protegidos generalmente por una concha dorsal única y tienen un gran pie musculoso para desplazarse. A esta clase pertenecen todos los caracoles, bígaros y caracolas.

Gata (Ginglymostoma cirratum): Pequeño tiburón de escaso interés comercial y deportivo.

Gaza: Nudo muy empleado en la pesca y la navegación. Forma una especie de ojal con el cabo o el sedal, por donde introducir, bien otro cabo, bien cualquier pieza que se pueda afirmar de este modo.

Gobio: Nombre genérico que reciben todos los integrantes de la familia de los góbidos. Ésta es típicamente litoral y bentónica, y cuenta con varias especies similares, sin ningún interés deportivo ni comercial. De régimen carnívoro, atacarán nuestros cebos destinados a otras especies más apreciadas.

Gobio de río (Gobio gobio): Ciprínido de escaso tamaño y régimen bentónico presente en casi todas nuestras aguas continentales. No presenta interés, salvo como cebo vivo.

Gobernar: Dirigir la nave, llevarla a rumbo.

Gola: Canal de entrada a un río, estuario, laguna, etc.//2. Boca o corona del arte.

Gorda (agua): Agua tomada o turbia, que en muchas ocasiones favorece la pesca, pues hace que los peces se muestren más confiados y tomen con menos recelo nuestros cebos o señuelos.

GPS: Estas siglas corresponden a Global Position System. Es un sistema de navegación por satélite.//2. Aparato que posibilita este método de navegación.

Grampín: Ver ancorita.

Gratil: Relinga mediante la cual una vela se une a su palo o verga.

Grillete: Pieza metálica muy empleada en la navegación. Tiene forma de “U” y se cierra en su parte superior con un pasador.

Guadaña: Señuelo tradicional con cuerpo macizo de plomo para pescas cefalópodos. También se conoce como jibionera o potera. Cada vez se halla más desplazado por los modernos señuelos artificiales para cefalópodos, conocidos como “pajaritos”.

Guadañeta: Tablilla de madera lastrada con plomo y provista de anzuelos o garfios, que, en su parte superior lleva un cangrejo u otra carnada. Se utiliza para pescar pulpos, arrastrándola lentamente por lechos arenosos. Es de origen mediterráneo.

Gualdrapazo: El golpe de la lona contra la jarcia, cuando no están las velas cazadas convenientemente o no hay viento, pero sí mar.

Guardacabo: Pieza de metal acanalada y con forma de almendra, en la que se fija un cabo mediante una gaza.

Guarnir: en lenguaje marinero, significa “proveer”.

Gusana: Nombre genérico para designar a los anélidos marinos que se emplean como cebo.

Gusana de coco: Ver arenícola.

Gusana de fango (Nereis Diversicolor): También conocida como gusana roja y “norte”, es una gusana muy común en los lugares fangosos y con abundantes sedimentos, como el interior de los puertos o los estuarios. Se recolecta fácilmente con una pequeña azada, pues vive en galerías a poca profundidad. Es un cebo magnífico para casi todos los peces del litoral. El único problema que presenta es el de sus reducidas dimensiones, pues suele medir en torno a los seis o siete centímetros. A esto hay que añadir que su cuerpo es bastante blando, por lo que resiste mal los lanzados pesados con mucha fuerza, como los característicos del surf casting.

Gusana de tubo (Diopatra Neapolitana): Un cebo clásico y fiable. Lo que conocemos por gusana de tubo, -o, simplemente, tubo-, es un anélido marino de color rojizo, que se caracteriza por un penacho filamentoso, que comienza a la altura de la cabeza y llega a cubrir hasta la mitad superior del cuerpo. Este penacho se aprecia únicamente cuando el animal se encuentra en el agua. Su tamaño medio es de entre siete y catorce centímetros, pero resulta bastante gruesa en proporción a su longitud. Es una gusana bastante dura, que permite poder ser empleada en trozos. O sea que, al contrario que otros anélidos, como el gusano de coco, este anélido podrá ser utilizado en porciones, sin que por ello se vacíe ni pierda su atractivo. En pequeños trozos es excelente para los pececillos que, como panchitos, chicharrillos o pequeños espáridos del género diplodus, necesitan de anzuelos cortos y de poca carnada. Pero es igualmente efectiva para los peces de mayores dimensiones que puedan requerir mayor bocado. Para ello podremos ensartarla entera, con o sin ayuda de una aguja. Es bastante polivalente y resulta del agrado de la mayoría de los peces. Su grado de dureza y resistencia es intermedio, y podemos hablar de un cebo “todo terreno”, que siempre es conveniente tenerlo a mano.

Gusana de rosca (Marphysa Sanguínea): También llamada “beta” o “de serrín” es otro cebo clásico para la pesca de mar. Medianamente resistente en el anzuelo, resulta muy atractiva para casi todos los peces. Tiene el cuerpo carnoso, de color marrón, y puede ser encarnada en trozos tanto como entera. Se utiliza más para la pesca con flotador.

Gusana americana (Glycera Dibranchiata): Es una gusana muy resistente en el anzuelo y que puede adquirir grandes dimensiones, aunque lo más habitual es que midan entre 10 y 15 cm. Aguanta muy bien el lanzado, por lo que es ideal para los aparejos pesados de surf casting. Además, presenta la ventaja de no sucumbir a los ataques de los “pezqueñines”, que apenas causarán mella en su robusto cuerpo. Por tanto, se conservará en el agua en perfecto estado de revista durante bastante tiempo. Por último, debemos tener cuidado cuando la encarnamos, pues este anélido acostumbra a mordernos con sus diminutas pero fuertes mandíbulas al ser manipulado. No nos infringirá un grave daño, ni es venenoso, pero puede resultar doloroso.

Gusana blanca (Neptis hombergii): También conocida como gusana de agua o nadadora, esta gusana es un anélido marino de mediano tamaño. Resulta un cebo bastante común y no demasiado caro. Hace años, sin embargo, era más empleado que ahora. El caso es que, aunque su demanda se hay reducido por la gran competencia que se ha establecido con los anélidos “nuevos”, no por ello ha dejado de gustar a los peces. Especialmente recomendable para peces de pequeño tamaño y pescado a corcho, la gusana de agua –a la que conocemos así porque es ésta la forma de conservarla viva y como solemos encontrarla en las tiendas de pesca- puede ser un cebo excelente, sin duda digno rival de la de fango o de la aguerrida coreana. También pescando a fondo puede constituir un cebo óptimo. A los lábridos y a los sargos de mediana talla les encanta.

Gusana coreana (Paranereis acrata): Es quizás la más resistente de cuantas especies de anélidos marinos se comercializan. Irrumpió con fuerza en el mercado español hace ya bastantes años y se ha ganado merecida fama de aguantar carros y carretas. Es ideal para peces pequeños y medianos, pero, sobre todo, es especialmente recomendable para el aficionado que no quiere prestar demasiada atención al cebo, pero quiere uno fácil de manipular, mantener, y con características universales en cuanto a los peces cuya captura posibilite. Para eso está la coreana, que aguanta bien los cambios de temperatura, que puede vivir una semana en una caja dentro del maletero del coche, y que gusta a la mayoría de las especies marinas. Es fácil también de encarnar, presenta un tamaño entre pequeño y moderado y es bastante consistente en el anzuelo. Por cierto, las mayores, pueden “picar” levemente con sus mandíbulas cuando tratamos de encarnarlas, pero esto no debe asustarnos, pues nunca llegarán a herirnos.

Gusano: Lombriz.

Gusano rojo: Ver arenícola.

Gusarapa: Larva de la mosca de mayo

Compartir este articulo :

 

A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L
M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z

 

 

 

 

 

Pagina principal   |   Como incluir un anuncio aquí   |   Publicidad   |   Noticias & Actualidad   |   Anuncios gratis    |   ¡TV en vivo!
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
© Copyright 2003 - 2015 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente