¡ Lo ultimo !    │   Anuncios Gratis   │   Publicidad

 

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 
Google planea competir con Páginas Amarillas en España

La compañía lanzará en nuestro país su motor de búsqueda Google Local, que ya funciona en EEUU, como parte de una batería de productos con los que pretende reforzar su liderazgo en un negocio con creciente competencia.

Google, el motor de búsquedas de Internet, extiende sus tentáculos. La compañía, que controla el 92% de las búsquedas realizadas en España, según datos de Nielsen/NetRatings, se enfrentará directamente al negocio actual de Páginas Amarillas mediante Google Local. Este servicio de búsquedas locales, que de momento funciona en Estados Unidos y Canadá, llegará al mercado español, aunque en estos momentos no hay un calendario oficial para este lanzamiento internacional.

Google Local permitirá al usuario buscar servicios cercanos (como restaurantes, tiendas o farmacias) , en la línea de lo que ofrecen en Internet empresas como Páginas Amarillas o QDQ. “El modelo no sería similar al de Páginas Amarillas porque no se basa en tener una red de cientos de comerciales buscando anunciantes, sino en nuestra tecnología de localización de información dentro de Internet”, explica Miguel de Reina, director comercial de Google para España y Portugal.

Pago por clic
La compañía replicaría también aquí su modelo de negocio del buscador, basado en los ingresos de publicidad según la modalidad de pago por clic: es decir, el anunciante paga únicamente si el internauta pincha en los enlaces patrocinados que aparecen junto a los resultados de la búsqueda.

El sistema de Google no está basado en tarifas publicitarias porque el coste por clic se subasta, de forma que se fija el precio en función del número de anunciantes que pujen por la palabra a la que quieren ligar su publicidad. “La posición dentro de la lista de enlaces depende al 50% de la agresividad en la puja del anunciante y en otro 50% del ratio de clics que reciba. Si es menor del 0,5%, no aparece”, explica Miguel de Reina.

La filial española de Google trabaja, desde su apertura en marzo de 2003, como una oficina comercial en la búsqueda de publicidad y de programas de sindicación, es decir webs que utilizan el motor de Google (en España el Grupo Vocento, Terra y Ya.com). Aunque la compañía no desglosa datos a nivel local, Miguel de Reina asegura que tienen miles de anunciantes en nuestro país.

El pago por clic supone el 40% del mercado de publicidad online, según datos de Interactive Advertisement Bureau (IAB) del segundo trimestre de 2004, frente al 29% del mismo periodo del año anterior. En España, sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer, puesto que el año pasado apenas suponía un 3-4% del total del mercado publicitario en Internet.

Microsoft ataca
El lanzamiento de Google Local no es la única novedad de la compañía, que tiene una batería de nuevos servicios para enfrentarse a una competencia creciente. Microsoft, que acaba de lanzar la versión de prueba de su nuevo motor, y Yahoo! se perfilan como los grandes contrincantes.

“Microsoft siempre preocupa. En cualquier momento los competidores pueden acertar y lanzar un buen buscador que sea competencia seria, pero hasta la fecha no lo han conseguido”, apunta Miguel de Reina.

Google intenta contrarrestrar a los nuevos competidores y ha ampliado el número de páginas que indexa el buscador: de 4.3000 millones a 8.050 millones, frente a las 5.000 que promete MSN, de Microsoft.

Google es el líder a batir porque alrededor del 70% de las búsquedas que se hacen en el mundo utilizan su tecnología, aunque la cuota directa del buscador (sin contar otras webs que utilizan su tecnología) es del 51,7%, según datos de la consultora Starmarket del mes de junio.

Líder en España
España, con un 92% de couta, es el país donde Google ha alcanzado una mayor penetración. El segundo, MSN tiene un 2,4%, mientras Yahoo! posee un 1,6%. “No sabemos a qué se debe este éxito en España. Quizá porque Google se ha basado mucho en las recomendaciones entre amigos, algo que funciona especialmente en España”, apunta Miguel de Reina.

Con el aumento de la competencia, Google tiene más que perder que ganar. Sobre todo en España, donde parece difícil que pueda mantener la cuota, según reconoce Miguel de Reina. “Tenemos una posición privilegiada que queremos proteger mejorando el buscador y consiguiendo nuevos miembros dentro del programa de sindicación”, explica Miguel de Reina.

A pesar de los nuevos lanzamientos (el último ha sido la presentación en español de Blogger, una herramienta que permite publicar estas páginas de información personal o blogs en Internet), “no queremos ser un portal; el buscador y la plataforma publicitaria siguen siendo nuestras áreas estratégicas ”, matiza.

Poner orden en el PC
“Google ha muerto, viva Google Desktop”. Miguel de Reina dice que recibió con estas palabras el lanzamiento de esta herramienta que funciona como un buscador para el ordenador personal y que en su opinión es una auténtica “killer application”.

La aplicación se puede descargar de forma gratuita desde Internet y se aloja en el sistema operativo Windows. Ahí indexa todo el contendio del PC (desde documentos a mensajes de chat o correos electrónicos), para poder encontrar cualquier tipo de información que busque el usuario en su disco duro local. “Es el único caso en el que no hay un modelo de negocio detrás. Es una aplicación gratuita que surge de una demanda en el mercado porque hasta ahora las búsquedas a este nivel son casi siempre infructuosas. Nosotros conseguimos ganarnos la credibilidad entre los usuarios”, lo que revierte en nuestra marca, explica Miguel de Reina.

A la búsqueda de la mejor oferta
Además del buscador generalista, Google tiene otra serie de motores especializados. En esta línea se enmarca Froogle, una versión de su tecnología que permitirá realizar búsquedas en el ámbito del comercio electrónico. Aún no hay fecha prevista para su lanzamiento en España. De momento funciona en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido, y ahora se está preparando la versión para Alemania.

Este motor permitirá a los usuarios buscar productos en cibertiendas electrónicas teniendo en cuenta criterios como el rango de precio. En Internet ya hay buscadores de comercio electrónico como Kelkoo, que adquirió Yahoo!, pero no funcionan exactamente igual. “ En Kelkoo aparece sólo la empresa que tiene acuerdos comerciales con ellos, en la nuestra cualquiera que tenga su producto en Internet”, apunta Miguel de Reina. Aquí, de nuevo, los ingresos procederán de los enlaces patrocinados.

Organizar el correo
Otra de las apuestas de Google es Gmail, una aplicación de correo electrónica gratuita que de momento sigue en pruebas. “No hay fecha prevista para su explotación porque tenemos que aprender a gestionar las cuentas de correo, un negocio totalmente nuevo para nosotros”, explica Miguel de Reina.

Además, Google depende del dictamen de Bruselas porque Gmail ha generado controversia debido a su modelo de negocio basado en la publicidad contextualizada. Es decir, la tecnología identifica palabras clave en los mensajes de correo y emite enlaces a anunciantes en la página donde se visualizan los e-mails, una forma de ampliar la cobertura del modelo de pago por clic. “Estamos explicando en Bruselas que esto no viola la correspondencia porque es algo automático. Si no recibimos autorización, habría que pedir permiso al usuario”, explica De Reina.

Incertidumbre ante la posible venta de acciones por parte de los empleados
Las acciones de Google, el buscador más utilizado de Internet, cayeron ayer un 6,67%, hasta 172,54 dólares (133 euros). ¿El motivo? Los empleados de la compañía podían poner a la venta 39,1 millones de títulos que poseen, tras finalizar el plazo durante el que no podían venderlos. Esta cantidad de acciones casi duplica la cifra que cotiza en bolsa (27,2 millones de títulos), lo que podría presionar a la baja el precio de los títulos. Google salió al parqué el pasado 19 de agosto, culminando así la oferta pública de venta de acciones más esperada del año, pero también la más enrevesada.

La historia empezó con un complicado sistema de subasta holandés para determinar el número y el precio de las acciones que saldrían al parqué, relegando la labor de los bancos de inversión y acercando el sistema de colocación a los pequeños inversores. La confusión se hizo mayor cuando Google, presionado por los inversores que consideraban elevado el precio de los títulos, se vio obligado a rebajar el precio orientativo de su OPV –fijado entre 108 y 135 dólares–, hasta una horquilla de 85 y 95 dólares.

El desconcierto aumentó cuando la compañía decidió restringir la OPV sólo a inversores estadounidenses.A todos estos problemas se sumó una investigación del regulador bursátil estadounidense (SEC, en sus siglas en inglés), por la posible entrega irregular de acciones a los empleados entre 2001 y 2004. Y la entrevista que los fundadores, Sergey Brin y Larry Page, concedieron a Playboy, rompiendo el silencio al que obliga la normativa bursátil a los ejecutivos de las empresas que están en proceso de salida a bolsa, situó a Google en el ojo del huracán.

Ahora, casi tres meses después de la esperada salida a bolsa, Google vale un 103% más que aquel 19 de agosto, alcanzando una capitalización bursátil de 47.177,9 millones de dólares, una cifra que está 3.333 millones por debajo de la de su rival Yahoo!

Compartir este articulo :

 

 

 

 

Pagina principal   |   Como incluir un anuncio aquí   |   Publicidad   |   Noticias & Actualidad   |   Anuncios gratis    |   ¡TV en vivo!
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
© Copyright 2003 - 2015 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente