¡ Lo ultimo !    │   Anuncios Gratis   │   Publicidad

 

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 
Una técnica permite fabricar diamantes de hasta 300 quilates

Un equipo de investigadores del Laboratorio Geofísico en el Instituto Carnegie, de Washington, afirma haber descubierto un método con el que sería posible producir diamantes de hasta 300 quilates. La técnica además garantizaría la extrema dureza del producto -por encima de los otros cristales-, y se llevaría a cabo 100 veces más rápido que los métodos más convencionales

Chih-Shiue Yan, Yu-Chun Chen y Russel Hemley, componentes del equipo investigador, presentarán hoy los resultados de su trabajo en la Conferencia de Uso Industrial de Diamantes. Los tres investigadores coinciden en afirmar su estudio supone "un gran avance en este terreno", pues sus diamantes no sólo eran "tan duros que rompieron el equipo que medía su dureza", sino que pudieron "hacerlos crecer al tamaño de una gema en un día".

Varios grupos de investigadores ya han utilizado un proceso llamado deposición de vapor químico (CDV, en inglés) para la fabricación de diamantes, pero hasta ahora había sido difícil hacerlos crecer a más de 3 quilates (un quilate equivale a 205 miligramos). Hemley asegura que su equipo ya consiguió producir diamantes de 10 quilates, que aproximadamente tendrían 1,25 centímetros de diámetro. Según añadió, los fabricantes podrían hacer piedras cinco veces más grandes usando el proceso estándar.

En teoría, según los investigadores, la técnica que ellos emplearon les permitirá hacer diamantes de 2,5 centímetros, unos 300 quilates. Gran tamaño si se compara con el famoso 'Diamante Hope' que exhibe la Institución Smithsonian en Washington es de 45,52 quilates. Los diamantes naturales, compuestos de carbono, son los objetos más duros conocidos, y se han formado a lo largo de cientos de millones de años bajo intensa presión. Aunque siguen usándose como joyas, los diamantes, naturales o artificiales, se emplean actualmente más en la industria.

En el proceso de CVD, que emplean los investigadores de Carnegie, se bombardean gases de hidrógeno y metano con partículas cargadas, o plasma, dentro de una cámara. El plasma inicia una compleja reacción química que tiene como consecuencia una 'lluvia de carbono' que cae sobre un cristal 'semilla' en la cámara. A medida que se depositan sobre la "semilla", los átomos de carbono se disponen en la misma estructura cristalina que la semilla.

Los investigadores, además, sometieron a los cristales a temperaturas de 2.000 grados celsius y presiones de 50.000 a 70.000 veces mayores que la presión atmosférica durante 10 minutos. El proceso dió de resultado un material por lo menos un 50 por ciento más duro que los diamantes convencionales.

Fuente

Compartir este articulo :

 

 

 

 

Pagina principal   |   Como incluir un anuncio aquí   |   Publicidad   |   Noticias & Actualidad   |   Anuncios gratis    |   ¡TV en vivo!
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
© Copyright 2003 - 2015 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente