¡ Lo ultimo !    │   Anuncios Gratis   │   Publicidad

 

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 
¿Su trabajo ya no le entusiasma?

Desde hace un tiempo siente que ir a trabajar es una tortura. Las horas de oficina se hacen eternas. Su mirada se pierde en la pared por varios minutos. Tal vez, su trabajo ya no tiene nada que ofrecerle...

¿Ha comenzado a sentirse ligeramente insatisfecho con el trabajo que solía disfrutar? ¿Siente que ya no es más feliz?

Si es así, es muy probable que se encuentre en una meseta laboral.

Cuando la gente asume nuevas responsabilidades, tiende a estar muy involucrada en su trabajo para cumplir con el desafío.

Una vez que se aprenden las responsabilidades, la excitación y el sentimiento de compromiso comienzan a disminuir. A menos que encuentren o creen nuevos desafíos, pronto comenzarán a sentir que han alcanzado meseta.

El achicamiento de las empresas y la tendencia de eliminar los puestos gerenciales medios, han creado una situación en la que mucha gente corre el riesgo de estancarse en su trabajo. Los ascensos son mucho más difíciles de conseguir de lo que eran.

Si usted comenzó a trabajar para su actual empleador creyendo que el trabajo duro sería reconocido con un ascenso, puede que en poco tiempo se sienta amargado y desilusionado cuando las cosas no sucedan como las esperaba.

Cuando los trabajos son tan difíciles de conseguir, la gente opta por aferrarse al empleo que posee. Sin embargo, esto presupone un riesgo. Si usted está aburrido, (aunque esté ocupado), su rendimiento tarde o temprano lo evidenciará. Si es asó, puede que le cuesta más aún encontrar un trabajo diferente en el futuro.

Existen dos posibles respuestas cuando una persona comienza a sentirse en una meseta laboral. Se puede:

  • Reclamar y esperar que el destino, la suerte o el jefe acuda a su rescate.
  • Reestablecer sus expectativas y buscar maneras de enriquecer su trabajo, introduciendo nuevos desafíos.

Si decide tomar el primer camino, recuerde que a nadie le importa tanto su felicidad como a usted mismo. Podría resultar es una larga y frustrante espera. Por el contrario, si decide hacer algo sobre su situación, considere los siguientes consejos:

  • Haga una revisión metódica de sus expectativas. Sentirse en una meseta tiene mucho que ver con sus expectativas así como con sus responsabilidades.

¿Qué es lo que realmente espera de su trabajo? ¿Reconocimiento, la oportunidad de aprender nuevas cosas, poder y autoridad? ¿Son sus expectativas realistas o irrealistas en su situación actual?

Si no acostumbra a recibir los ascensos que desea, puede que sea el momento de repensar las metas de su carrera. Tal vez necesite desarrollar nuevos objetivos o encontrar la forma de alcanzar sus metas actuales por fuera del empleo (trabajo voluntario, por ejemplo.)

Si sus expectativas son realistas, ¿qué puede hacer para mejorar las chances de alcanzarlas? Por ejemplo, si ha aprendido todo lo que posible en cuanto a sus responsabilidades, ¿podría acceder a tareas con mayores responsabilidades?

  • Inicie el cambio usted mismo. No espere a que su supervisor le traiga una respuesta. Desarrolle sus propias soluciones, anticipe cualquier objeción que su supervisor pudiera tener, y prepare una propuesta que se ajuste a las necesidades de la compañía tanto como a las suyas.
     
  • Acepte los riegos que vienen con los cambios, pero haga de ellos riesgos manejables. Busque compromisos posibles, preferentemente cambios que pueda enfrentar en etapas. Algunas veces, los pequeños cambios pueden hacer una gran diferencia.
  • Concéntrese en dónde comenzar, y no en dónde quiere terminar. Fíjese como podría cambiar su actual trabajo, en primer lugar. Si esto no es suficiente, mire los empleos y campos relacionados antes de llegar a la conclusión de que debe comenzar con una nueva ocupación.
  • Esté atento a las oportunidades de aprender nuevas cosas. Cuando está decidido a expandir sus horizontes, usted comienza a ver nuevas oportunidades que antes no reconocía como tales.
  • Transfórmese en su propio coach. Utilice sus habilidades y su experiencia de una manera diferente.
  • Sea sensible a las necesidades de los otros, que serán afectados con los cambios que usted está haciendo, incluyendo compañeros de trabajo y miembros de la familia. Explique qué está haciendo y por qué, y atienda sus inquietudes.

Sea paciente. Déle a su subconsciente el tiempo para generar ideas también. Si no empuja con fuerza, puede que sienta que no llega a ningún lugar. Si está decidido, encontrará una solución.  

Fuente

Compartir este articulo :

 

 

 

 

Pagina principal   |   Como incluir un anuncio aquí   |   Publicidad   |   Noticias & Actualidad   |   Anuncios gratis    |   ¡TV en vivo!
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
© Copyright 2003 - 2015 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente