¡ Lo ultimo !    │   Anuncios Gratis   │   Publicidad

 

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 
TIPOS DE BOTELLAS DE VINO

El vidrio es una sustancia noble, transparente, resistente a la acción de los ácidos y las bases, fácil de lavar y esterilizar, y susceptible de tomar las formas y medidas deseadas.

Es este material el que se ha impuesto como el más apropiado para albergar el vino, protegiéndolo de los agentes del exterior que puedan serle perjudiciales, sin aportarle nada que cambie su estilo.

La más extendida es la botella bordelesa, alta y cilíndrica, de cuello corto, hombros marcados y color verde oscuro, es el modelo genuino de Burdeos.

La otra, más ancha y corta, se diferenciada por tres centímetros de altura, es la botella borgoñona. De hecho, en Francia esta variante es la botella oficial de la región de Borgoña. También es la más usual para envasar el vino tinto en las regiones vinícolas alemanas. Se suele fabricar en color marrón o verde oliva.

El tercer modelo de botella que estandarizaron los franceses, hace cientos de años, es la botella tipo Rhin, de origen alsaciano – germano. Tuvo su origen en las riberas de aquel río. Es la tercera botella más conocida, después de la bordelesa genuina y de su variante borgoñona. Más esbelta que las otras dos, generalmente se utiliza para vinos blancos y rosados. Por otro lado, las botellas de vino espumoso, destinadas a contener cava o champán, están elaboradas con un vidrio más grueso, y su base es más abombada, para poder soportar la presión constante ejercida por el carbónico contra sus paredes.

No obstante, y a pesar de ser éstos los modelos más conocidos y extendidos, existe una amplia gama de botellas, de diferentes formas y tamaños, estrechamente vinculadas a unos determinados tipos de vino de carácter regional o local. Es el caso de las botellas de Sauternes, en las que se envasan los vinos blancos de Burdeos, las botellas de Tokay, usadas por los vinos típicos de Hungría, las botellas de Jerez, propias de la zona sur española, las fiaschi o fiaschetti, utilizadas por los vinos Chianti italianos, y un largo etcétera, como las botellas de Oporto, las de vermut, las tipo cantimplora, etc.

Aunque parezca mentira para el profano en la materia, había mucha más dispersión, en lo que a formas y colores de las botellas se refiere, en el siglo XVIII que en la actualidad. Este fenómeno, que puede parecer curioso, tiene una explicación racional evidente.

El color del vidrio
Con el paso del tiempo, se ha descubierto que el hecho de que el vidrio sea más ó menos coloreado tiene una gran importancia para la protección del vino de la acción de la luz. Y es que, en función de la intensidad del color y del matiz del vidrio, la botella dejará pasar más ó menos diversas radiaciones del espectro.

El vidrio blanco detiene las radiaciones ultravioleta y parcialmente las violeta y es atravesado por las demás radiaciones. El vidrio verde detiene mejor el ultravioleta y el violeta, deja pasar pocas radiaciones azules y muchas amarillas, reteniendo muchas otras, por lo que el vino queda más protegido.

Por eso, el vino blanco envejece antes en botellas blancas que en botellas coloreadas. En botellas verdes toman mejor aroma (por el cambio de potencial redox) y están protegidos contra las quiebras cúpricas. Incluso los vinos tintos se desarrollan mejor en botellas oscuras.

No obstante, en el color de la botella, aparte de una buena conservación, buscamos también la estética, el placer de observar la maravillosa gama de colores de los vinos.

Fuente

Compartir este articulo :

 

 

 

 

Pagina principal   |   Como incluir un anuncio aquí   |   Publicidad   |   Noticias & Actualidad   |   Anuncios gratis    |   ¡TV en vivo!
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
© Copyright 2003 - 2015 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente