¡ Lo ultimo !    │   Anuncios Gratis   │   Publicidad

 

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 
MODELOS DE COPA PARA VINO

Desde la creación de los primeros envases destinados a degustar el vino, el número de tamaños y modelos ideados para tal fin resultan imposibles de cuantificar.

Durante mucho tiempo, las vajillas destinadas a licores y vinos eran más preciadas cuanto más sofisticadas y valiosas. Sin embargo, en los últimos años se ha tendido a la pureza de formas y se han tomado en consideración todos aquellos aspectos que redundan en un mejor aprovechamiento de aromas y sabores.
 

Cualidades necesarias
Antes, cada región vinícola solía adoptar un modelo de copa propio. Ahora, existe una tendencia a la homogeneización de formas y tamaños, amoldadas a las irrefutables conclusiones de los expertos. Se impone una copa de cristal transparente y fino, que deje apreciar el color del vino sin cortapisas, de forma tipo balón, ligeramente cerrado por arriba, para evitar que los aromas se escapen y poder agitar fácilmente el contenido, y un tallo esbelto que permita sujetar la copa sin necesidad de posar ni un dedo sobre el líquido, ya que ello podría dar lugar a que se marcase la huella o a que transmitiese calor al caldo.

Éstas son las cualidades necesarias de una copa ideal. Todos estos requisitos los cumple la copa “Oenologue”, procedente de Burdeos, que está siendo adoptada por otras comarcas vinícolas. Es posible que esta copa “Oenologue” acabe desbancando en la mesa a los modelos más valiosos y sofisticados y, en las catas, al clásico catavinos homologado “Afnor”, menos estético y de inferior tamaño.

Puede ser difícil de comprender, para los profanos, que una variación de tamaño o un par de milímetros más en el grosor del vidrio pueda afectar el resultado final de algo tan tradicional como es el vino. Pero así es. La degustación del vino es un juego sensorial en el que todas las percepciones, por livianas que sean, van a resultar válidas. Por eso, el continente es necesariamente determinante en ella. A este respecto, debemos saber que expertos en la cata han hecho más de un experimento sobre este tema y han comprobado que el mismo vino se expresa de forma muy diferente según dónde se vierta.

Aparte de la copa para la cata, está la copa que se utiliza en los restaurantes. En los últimos diez años se ha estandarizado una copa típica para los restaurantes, que responde al modelo bordelés y que ha supuesto un gran avance hacia la copa de vino ideal, pues su diseño, a falta de algunos matices, se acerca bastante al definido por los entendidos como el más idóneo.

Últimos diseños
Mención especial merecen los diseños del austríaco Georg Riedel, quien, desde hace años, está experimentando con las formas y tamaños que mejor se amoldan a cada tipo de vino. La colección Riedel está compuesta por copas cuyo diseño se fundamenta en lo que podríamos llamar estética de lo práctico. En ellas se impone la elegancia de las formas y la finura y transparencia del cristal. Los diseños de Riedel intentan lograr un modelo idóneo de copa para cada tipo de vino (chardonnay, champán, cabernet – sauvignon, pinot – noir, riesling, etc.). Configuran una colección muy loable y preciada por los paladares más puristas, que cada día está más en boga.

Fuente

Compartir este articulo :

 

 

 

 

Pagina principal   |   Como incluir un anuncio aquí   |   Publicidad   |   Noticias & Actualidad   |   Anuncios gratis    |   ¡TV en vivo!
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
© Copyright 2003 - 2015 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente