¡ Lo ultimo !    │   Anuncios Gratis   │   Publicidad

 

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 
Tengo un lío con mi jefe: cómo evitar problemas.

Cada vez más nos encontramos con formas de relación más diferentes. Lo que siempre se ha entendido como matrimonio o como pareja de novios cada vez va teniendo más variedades, lo cuál es bueno porque demuestra que vamos siendo más abiertos y tolerantes.

El verdadero problema puede surgir cuando nos encontramos ante una relación que no está bien vista ante los ojos de los demás o que nos puede repercutir negativamente en otros aspectos de nuestra vida.
Cuando nos enfrentamos a una relación criticada por los demás, nuestra relación con ellos va a complicarse creándose conflictos y malas situaciones.


Pueden aparecer muchas complicaciones
Cuando iniciamos una relación con algún mando superior a nivel laboral, ya sea el jefe de departamento o el director general, pueden aparecer muchas complicaciones que van a nublar la satisfacción de esa pareja. La cosa será diferente dependiendo del nivel de involucración que tengamos con dicha persona. No será igual mantener una relación de noviazgo, que una relación de amantes, que una aventura pasajera o que una infidelidad por nuestra parte o por la suya. Si es casado nuestras expectativas serán distintas y nuestra manera de llevar las cosas también, muy distinto si es soltero y hay verdadero amor o si es una simple aventura de 2 semanas.
Siempre que tengamos claro donde nos encontramos, no habrá problemas para nuestra mente, sabremos en cada momento como actuar y como defendernos de los posibles ataques de terceras personas. El problema aparecerá cuando no tengamos claro qué hacemos en esta relación, cuáles son nuestros objetivos, si queremos o no a esa persona, si es un simple entretenimiento, si disfrutaremos mientras dure...


Hay que tener muy claras las metas
La situación se puede tratar desde distintos puntos de vista y nuestra interpretación de los hechos hará que nos sintamos mal o que disfrutemos el momento. Tenemos que tener claras cuáles son nuestras metas respecto a esta relación y valorar si son viables o no. Si nosotros queremos casarnos, por ejemplo, y el otro ya tiene mujer y tres niños y valora lo vuestro como una aventura, es poco probable que consigas tu objetivo. Tendrás que abandonar o cambiar tu objetivo por otro más factible, como el de “mantener esta relación porque me da satisfacción, cuando me canse lo dejo”.
No confundas lo que deseas con lo que tienes, intenta no hacerte ideas ilusorias ni fantasear sobre tu vida futura con esa persona, ten claro donde estas y cual es tu función.
Si esta persona, jefe directo o indirecto tuyo, es soltero, tal vez tengas menos problemas a la hora de enfrentarte a compañeros y miembros de la empresa. Todo el mundo puede aceptar que salgas con el jefe, siempre y cuando os mantengáis centrados en el trabajo.


Lo que cada uno hace fuera no le importa a nadie
Al principio chocará veros marchar juntos pero poco a poco todo volverá a su cauce. Cuando esta persona es casada o separada reciente, las críticas serán más fuertes y te verán como una aventurera o una aprovechada, como el jefe sea mayor que tú estas perdida, el será un viejo verde y tú la jovencita aprovechada. Por desgracia estas ideas siguen saliendo en estos casos y tienes que estas preparada para afrontarlas.
Por mucho que intentéis ocultar vuestra relación , a la larga se sabrá y serás la comidilla de la oficina. ¿Cómo te enfrentarás a ello? ¿Qué harás para mantener el respeto que te tienen ahora?


Haz respetar tu decisión
Realmente el que se hace valer será un candidato con menos posibilidad de crítica, si te haces respetar los demás no se creerán en el poder de enjuiciarte. Cuando saquen el tema o escuches comentarios jocosos ignóralos o hazlos frente con orgullo y dignidad. Lo mejor que puedes hacer es aceptar delante de estas personas lo que ocurre, contarlo con naturalidad como si fuera algo normal y así no tendrán los perjuicios que les hacen criticarte.
Intentar ocultarlo o mantenerlo a escondidas cuando todo el mundo lo sabe no te servirá de nada. Tú estarás cohibida y los demás sabrán que ese es tu punto débil.


Mantente algo distante y celosa de tu vida personal
Con este tipo de relaciones puedes correr algún peligro si las cosas salen mal, con lo cuál ten cuidado al principio, sobre todo si no es muy en serio, porque información que des en momentos de intimidad o conocimiento de tu vida privad puede hacer que más adelante se vuelva en tu contra, o que esta persona lo aproveche en su beneficio si rompéis y el ambiente se vuelve tenso. Mantente algo distante y celosa de tu vida personal hasta que no estés segura de que esta relación va para adelante. Si te involucras más de la cuenta y muestra tus puntos débiles puede que te arrepientas meses después.
También puedes encontrarte con un despido sin motivo o con una minusvaloración en tus tareas laborales. Será el momento de plantarle cara al asunto y negociar con esta persona, hablar las cosas a veces ayuda. Si la relación a salido mal, los resentimientos y rencores pueden hacer de tu ex pareja un ogro que te hace la vida imposible. Intenta dialogar y exponerle tu situación. Mantente tranquila y serena, trasmítele la idea de que podéis mantener vuestros puestos sin necesidad de hacer daño a nadie. Tu también podrías atacarle probablemente pero no lo harás porque no soluciona nada. Si todo esto lo hablas desde tus sentimientos y desde tu posición mermada puede que el otro reaccione, si vas por las malas las cosas empeoraran.

También puedes encontrarte en el otro extremo y deberás estar preparada
¿Qué ocurre si todo sale bien y tu jefe empieza a exigirte más de la cuenta o empieza a responsabilizarte de más tareas que no puedes abarcar?¿Qué ocurre si llegas a casa y sigues teniendo el mismo jefe que en el trabajo?
Por supuesto pueden generarse conflictos si no sois capaces de separar la vida laboral y la personal. Tened claro que en el trabajo sois jefe y empleada y en casa sois pareja. Si los roles no están claros entraréis en crisis.
Tendrás que aprender a poner límites y a defender tu identidad, intenta ser independiente en muchos aspectos para que tu pareja no sienta el peso de la responsabilidad sobre ti o que eres un lastre porque tiene que mandarte siempre, o porque es él el que siempre toma las decisiones. Cada uno tiene su parcela en la que destaca y tú tienes que enseñarle que a nivel familiar te defiendes muy bien sola en muchas parcelas.
Déjale, por otro lado, que relaje en su rol de control y de jefe y que en casa sea uno más. Si no habláis de temas laborales os resultará más sencillo llevarlo bien. Una vez que salís del trabajo comenzáis vuestra vida familiar , no lo mezcléis.

Fuente

Compartir este articulo :

 

 

 

 

Pagina principal   |   Como incluir un anuncio aquí   |   Publicidad   |   Noticias & Actualidad   |   Anuncios gratis    |   ¡TV en vivo!
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
© Copyright 2003 - 2015 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente