¡ Lo ultimo !    │   Anuncios Gratis   │   Publicidad

 

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 
El sitio donde todo se subasta

En el mercadillo global de eBay todo es posible: desde comprar un Picasso hasta vender un jamón de bellota o desprenderse de su “jet” privado al mejor precio… Porque este portal de Internet es mucho más que un exitoso negocio. Situado en el décimo lugar de la lista de las 40 mejores empresas tecnológicas confeccionada por la revista “Wired”, el mayor sitio de subastas del mundo, que ha supuesto un boom en España, ha revolucionado la compraventa entre particulares. El pasado año, sus usuarios intercambiaron artículos por valor de 11.828 millones de euros. ¿Es el final de las tiendas y los intermediarios?

Mi muñeca Barbie favorita es la de Christian Dior de los años 50: lleva un vestido tipo Audrey Hepburn ideal, cuyo original se encuentra en el Museo del Traje de Madrid. La gente no es consciente de lo difícil que resulta hacer un traje en miniatura...". Kley Café tiene 22 años y posee 500 muñecas Barbie ataviadas por los grandes diseñadores contemporáneos (Dior, Armani, Versace...). Hace apenas un año se animó a navegar por Internet en busca de nuevos modelos (entonces sólo tenía 20) y descubrió que en el portal eBay podía acceder a una oferta espectacular: "Existe todo un culto en torno a Barbie, especialmente en Estados Unidos y Canadá. Así que, además, gracias a este rollo he hecho amigos en todo el mundo". Su táctica: "Me limito a pujar por las nuevas, porque las de los años 50 y 60 pueden llegar a costar hasta 3.000 euros, y encima no son tan estilizadas. Para eso prefiero las ediciones vintage, que imitan las antiguas". Aunque disfruta mirándolas, enfoca su compra como una inversión.

Los sitios de subastas on-line funcionan como intermediarios virtuales entre compradores y vendedores, quienes deben registrarse previamente. El vendedor coloca el artículo dentro de alguna categoría, incluyendo una breve descripción y alguna foto si lo considera oportuno. Además, debe especificar el precio inicial de la puja, el tiempo límite de la subasta, la forma de pago, los gastos de envío y los países a donde alcanza la entrega.

El comprador localiza el producto a través de los listados de categorías o realizando búsquedas por artículos concretos. Cuando encuentra su objeto de deseo, realiza una puja a partir del precio inicial, que se irá incrementando según una cantidad especificada. Es interesante realizar un seguimiento, y algunos portales incluso envían alertas por e-mail cuando la puja ha sido superada o se acerca el final de la subasta. También es posible utilizar el sistema de puja automática, concretando la cantidad máxima para no tener que estar siempre pendiente del desarrollo. Cuando se cumple la fecha y hora topes, el pujador que haya ofrecido la cantidad más alta resulta ganador. El sitio de subastas se encarga de avisar del resultado a ambas partes, quienes deben ponerse en contacto para concretar las condiciones de entrega (lo habitual es que el comprador corra con los gastos de envío). La comisión para el intermediario queda a cargo del vendedor y normalmente ronda el 5% sobre el precio de venta.

Sin embargo, una vez cerrada la subasta, el sitio web suele lavarse las manos: resulta complicado garantizar la solvencia del comprador o certificar la autenticidad de los artículos. Es por esto que este tipo de negocio se sitúa como la principal fuente del fraude en Internet. Las quejas abarcan desde los artículos nunca entregados o pagados hasta las demandas contra sitios de subasta que desaparecen sin previo aviso, así que los inexpertos deben cuidar especialmente dónde, qué y cómo compran lo que compran.

Pese a todo, no se puede decir que el comprador esté completamente desprotegido; los portales más importantes ya han creado herramientas para evitar el fraude. Por ejemplo, eBay cuenta con un sistema de detección de artículos sospechosos, realiza una exhaustiva valoración de los vendedores gracias a los votos de sus usuarios y reintegra hasta 230 euros a todos los compradores con quejas justificadas. "Les recomendamos que lean bien las características del artículo, que comprueben el historial de los vendedores y que utilicen un método de pago seguro", afirma Inma Solís, directora comercial de eBay en España. Lo más habitual: las transacciones bancarias (el producto se envía tras el ingreso) y el sistema PayPal, que funciona como una tarjeta de crédito aunque ha sido diseñada específicamente para su uso en Internet.

Caballerosidad. "Existe un código ético muy acentuado entre los usuarios de subastas, así que no hay por qué temer. ¡Sólo a un cafre se le ocurre comprar a un vendedor con muchos votos negativos! En cualquier caso, los estafadores nunca consiguen salirse con la suya más de dos o tres veces", apunta José Domecq (30 años), director de ventas en una agencia de publicidad. Hace cinco años, descubrió eBay a través de un portal para coleccionistas, y desde entonces no ha dejado de ampliar su pequeño museo particular, dedicado a todo tipo de artilugios de la Segunda Guerra Mundial. Uniformes, cascos, medallas y hasta obuses, casi todos alemanes, le deleitan desde que era un niño. La facilidad para encontrar el producto deseado y las rápidas respuestas de eBay lo convierten en su portal favorito, pese a que "hay mucho tonto que cuando gana la subasta se retira, o que puja medio en broma y sólo consigue incrementar los precios. Pero los peores son los que lanzan la última oferta segundos antes de cerrarse la subasta, con lo que no dejan capacidad de respuesta", explica.

El año pasado, los usuarios de eBay intercambiaron artículos por valor de 11.828 millones de euros, lo que supuso unos beneficios de 660 millones netos para la compañía. Parece evidente que, aunque en sus inicios la plataforma estaba dirigida fundamentalmente a coleccionistas, ya no se trata de un grupo de aficionados que pasan el rato comprando y vendiendo: las empresas la utilizan para vender sus excedentes, las tiendas para colocar sus escaparates y existen miles de personas que se ganan la vida vendiendo en este mercadillo virtual. En concreto, más de 430.000 personas de todo el mundo viven total o parcialmente de este tipo de negocio, lo que explica por qué cada día sale a la venta un promedio de 29 millones de artículos clasificados por categorías.

El site, que ya está presente en 32 países y cuenta con más de 147 millones de usuarios, fue fundado en 1995 por Pierre Omidyar, un americano de origen francoiraquí decidido a ayudar a su novia con su colección de dispensadores de caramelos Pez. El interés por el portal creció tanto y tan rápido que en 1998 su creador exportó la idea a territorio europeo.

Desde hace dos años, España cuenta con su propia extensión. "Aquí las subastas siempre se han visto como algo exclusivo, destinado a adquirir objetos valiosos y obras de arte, pero esta mentalidad empieza a cambiar. Mucha gente se ha abierto a este nuevo mercado, tanto para deshacerse de objetos que ya no usa como para comprar más barato, lo cual es muy positivo porque la oferta se multiplica. Aunque por el momento hay muchos que sólo se animan a curiosear, también tenemos usuarios que buscan conseguir un sobresueldo todos los meses. Normalmente se dedican a vender en la categoría de informática, música o móviles, y obtienen ganancias de entre 300 y 2.000 euros al mes", explica Inma Solís. Por ahora, la venta de un Picasso por 130.000 euros sigue siendo el récord de precio en España, cifra insignificante si se compara con los 4,5 millones que se pagaron por un jet privado en Estados Unidos.

Desde jóvenes a jubilados, los nuevos empresarios de la Red tienen la oficina en su propia casa y la mayoría de ellos ha logrado cumplir un sueño: convertir su hobby en profesión. Precisamente éste es el caso de Paco Cruz (36 años), quien además de regentar un restaurante en Tarragona es dueño de una tienda on-line con la que gana más de 1.000 euros mensuales. "Empecé comprando y vendiendo en eBay por hobby, pero ahora obtengo un salario extra con el que puedo darme algún capricho". La tienda, inaugurada en 2001 bajo el nombre Montblanc, The Art of Write, ofrece productos de Montblanc precisamente porque Paco los colecciona. "Empecé subastando las piezas que tenía repetidas, pero me va tan bien que estoy pensando en ampliar la línea de negocio y dedicarle más tiempo. Por ahora sólo vendo piezas originales de Montblanc, algunas que ya no es posible adquirir en las boutiques originales de la marca, pero me he dado cuenta de que en Internet se puede vender de todo". Este subastero cuenta con más del 98% de votos positivos emitidos por otros usuarios, y además es considerado un power seller, título con el que eBay recompensa a sus vendedores más profesionales. "Realizo envíos a Japón, Estados Unidos, China, Polonia... Pero el comprador más curioso que he tenido fue un señor de Madagascar. Tuve que enviarle el paquete a través de una compañía privada de transportes porque en Correos no me dejaban asegurarlo", recuerda.

Muy rentable. Javier López, madrileño de 36 años, ha terminado cerrando su pequeña empresa dedicada al reparto de publicidad a domicilio porque "el negocio de las subastas me resulta mucho más rentable". También coleccionista, hace algo más de cinco años se inició en el mundo de eBay gracias a la sugerencia de un buen amigo. "Los discos no tienen un precio establecido. Por ejemplo, hace poco subasté un single de U2 por 500 dólares y a la semana siguiente vendí el mismo tema por sólo 25. En el mundo de las subastas, los beneficios muchas veces dependen de la competitividad y el afán de los compradores", explica. Javier consigue desenvolverse en casa gracias a la ayuda de su esposa, quien le ayuda a responder unos 100 e-mails diarios, a embalar los envíos y a ordenar los discos por categorías. "En mi casa ya no hay espacio para tanta música. Además, no sólo me dedico a vender. Hay muchos discos de los que no quiero deshacerme, y también soy coleccionista de relojes Swatch, casi todos adquiridos en eBay," admite.

A pesar de las apariencias, no hay que ser coleccionista ni empresario para sacarle partido a las subastas online. Lourdes Fernández, una gestora cultural de 45 años, ha subastado 170 objetos (muebles modernistas de 1875, periódicos del inicio de la Guerra Civil, sillones, lámparas, la nevera y hasta los maceteros) porque iba a mudarse y, simplemente, prefería desprenderse de lo que no encajaba en su nueva vida. "Al principio pensé en colocar todas las cosas que no quería transportar en la puerta de casa, pero me di cuenta de que probablemente me iban a denunciar y preferí recurrir a eBay para sacarlas a subasta", explica. Inma Solís asegura que vender el contenido de la propia casa por Internet es una costumbre común en Estados Unidos: "En España, en cambio, nos gusta guardarlo todo. Por eso animamos a la gente a que reúna los objetos que no usa y los ponga a la venta a través de nuestra web. Así, te desprendes de lo que ya no quieres pero ganando dinero".

Objetos especiales. La fórmula resulta igual de efectiva a la inversa. Así lo asegura Javier Valdés, un administrativo de 38 años que se estrenó en eBay al descubrir que vendían una lámpara danesa que le encantaba. Desde entonces, curiosea en la Red una vez a la semana. "Si necesitas algo muy concreto, mejor ser preciso y escribir el nombre del artículo, pero las categorías generales son estupendas para descubrir objetos insospechados que siempre vienen bien", aconseja. "Por desgracia el mercado en España todavía no está extendido, por lo que resulta más interesante recurrir a las plataformas de Estados Unidos y Alemania. En mi opinión son las mejores". Paula Valle, una fotógrafa de 40 años con debilidad por los objetivos de 35 mm y los discos inéditos de jazz, aconseja tener mucho cuidado con la cuestión de los portes: "A veces el transporte resulta más caro que la compra, así que hay que andarse con ojo". Además, recomienda contratar el servicio de UPS antes que el correo ordinario cuando se hacen transacciones con EEUU, ya que "a veces en aduanas les da por cobrar impuestos extraordinarios. Con UPS, sin embargo, ahorras dinero en trámites burocráticos".

Fuente

Compartir este articulo :

 

 

 

 

Pagina principal   |   Como incluir un anuncio aquí   |   Publicidad   |   Noticias & Actualidad   |   Anuncios gratis    |   ¡TV en vivo!
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
© Copyright 2003 - 2015 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente