¡ Lo ultimo !    │   Anuncios Gratis   │   Publicidad

 

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 
Armstrong derriba la última barrera

Lance Armstrong ya es el más grande del Tour. El impresionante atleta tejano escuchó el himno de Estados Unidos en los Campos Elíseos por sexto año consecutivo. Ha dejado a sus espaldas a Miguel Induráin, Bernard Hinault, Eddy Merckx y Jacques Anquetil. Y su récord de victorias todavía puede crecer con un séptimo el año próximo.

Vistió a su equipo con bandas y ribetes amarillos en los maillots y se montó en una bicicleta dorada para recorrer los últimos kilómetros de su grandiosa victoria. En la meta de los Campos Elíseos le esperaban su amigos, su novia, Sheryl Crow, y su madre, la persona que le inculcó el afán de superación como norma de cada segundo de su vida.

Dijo Armstrong en las vísperas que el gran momento de este Tour sería la llegada a París. Que no recordaría nada más importante a lo largo de los últimos 21 días de competición. Que romper la barrera con la que no pudieron los más grandes de la historia del ciclismo iba a suponer para él el capítulo inolvidable de una historia que comenzó en 1999, cuando "por sorpresa" se subió por primera vez al gigantesco podio de los Campos Elíseos.

Pero el sexto Tour ha sido, como los cuatro anteriores, fruto del estudio y la preparación milimétrica de todas las facetas que componen la carrera más dura y más complicada que existe. Armstrong lo llama "una mezcla de talento y de trabajo". "El secreto es una atención permanente durante todo el año, incluso en Navidad. Pero no sólo yo, sino todo el equipo", explica.

Todos los grandes hombres-Tour de la historia fueron meticulosos y trabajadores. La diferencia abismal entre ellos y Armstrong es el tipo de liderazgo que ejerce en su formación. Es más que un líder, es más que el mejor ciclista. Es prácticamente el patrón, quien paga, quien extiende los cheques, quien negocia los patrocinios, quien elige a su compañeros.

·  El jefe de los caníbales

Las marcas logradas este año 2004 por el increíble ciclista de Plano, Tejas, eran inimaginables. Ganar cinco etapas en una misma carrera no es tan extraordinario, pero sí lo es que sean de tan diferente estilo, que sea tan fuerte en el llano o en el pavés como en montaña o en la contrarreloj. Sólo Eddy Merckx era así y lo llamaban Caníbal.

Los gregarios han estado a la altura de los líderes rivales, mejor en muchos casos. El US Postal ha bloqueado la carrera y la ha dirigido justo hacia el punto de su propio interés en cada instante. Armstrong no ha sido el único antropófago, sino el jefe de una banda de nueve caníbales hambrientos.

·  Una nueva filosofía

De entre todos los campeones, Armstrong ha aportado una filosofía del ciclismo diferente y por tanto incomparable. Se criticó mucho a Miguel Induráin porque sólo preparaba el Tour. No disputar la Vuelta a España parecía pecado mortal y ganar dos veces el Giro y la ronda francesa en un mismo año parecía demasiado poco.

Miren a Armstrong: su palmarés sólo engorda durante tres semanas de julio. De aquí a la primavera próxima no esperen verle competir. La pregunta, que él no ha querido contestar, es si estará de vuelta en 2005 para subir el listón al séptimo cielo. Pero todo indica que con el patrocinio firme de Discovery Communications por tres años y las renovaciones de hombres clave como Chechu Rubiera o José Azevedo, el futuro pasa de nuevo por el Tour de Francia.

Fuente : elmundo.es

Compartir este articulo :

 

 

 

 

Pagina principal   |   Como incluir un anuncio aquí   |   Publicidad   |   Noticias & Actualidad   |   Anuncios gratis    |   ¡TV en vivo!
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
© Copyright 2003 - 2015 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente