¡ Lo ultimo !    │   Anuncios Gratis   │   Publicidad

 

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 
Los Récord más insólitos

Una mujer con barba de casi 30 centímetros, un personaje con el cuerpo relleno de agujas y hasta el hombre “rayo”, alcanzado, son algunas de las rarezas.

Desde su invención en 1951, el libro más famoso del planeta no ha parado de incrementar sus hojas. El Libro de Récords Guinness ha incluido hazañas humanas, desastres universales, datos trágicos y también, muchas rarezas.

La historia del mundo ha sabido mostrar hechos casi absurdos, como la guerra más corta de todas las épocas. En 1896, los británicos bombardearon la isla de Zanzíbar, por una disputa territorial con Alemania. Apenas cuarenta y cinco minutos después, el pueblo isleño, comandado por un sultán, situado en la costa africana, se rindió.

Tal vez los datos más interesantes han sido las excentricidades de los ciudadanos del mundo, donde los topes del ranking están liderados por los Estados Unidos.
Así, un británico de Brighton, Tony Mattia, es el coleccionista más grande del mundo…de Barbie. Mattia juntó 1.125 muñecas articuladas, incluyendo varias versiones del novio de Barbie, Ken.

Las empresas también gustan de romper récords. En 1990, la compañía de lencería Triumph de Japón desarrolló el corpiño más gigantesco: la prenda tenía 28 metros de taza y 24 de busto.

Las curiosidades también se reflejan en actos voluntarios o involuntarios a los que llegan las personas. Un norteamericano llamado Benjamín Drucker decidió alcanzar un lugar en el libro con su cuerpo: lo llenó de 745 agujas de cirugía (de 1,2 cm) a modo de piercing. El trabajo sólo le tomó 2 horas y 21 minutos, con la ayuda de otro norteamericano que se encargó de hacer de Benjamín el cuerpo con más piercings del mundo.

Del mismo modo, una norteamericana ostenta el título de propiedad de la barba más frondosa y larga del mundo.

Vivian Wheler comenzó con una incipiente pelusa en su barbilla luego del fallecimiento de su madre. En 2000 la barba alcanzó los 28 centímetros.

Aparentemente, el padre de Vivian le insistió de pequeña que debía afeitarse y ella le hizo caso hasta que fue adulta. Finalmente, se casó y dejó de afeitarse.

Otro record, esta vez no buscado, fue el de Charles Osborne, un norteamericano de Iowa que comenzó a tener ataques de hipo en 1922 mientras pesaba un cerdo antes de proceder a la matanza del animal. El hipo no paró y comenzó a tener 40 espasmos por minuto.

Aunque los ataques bajaron a 20 por minuto, las convulsiones le duraron 68 años! Si bien nunca pudo encontrar la cura al acto involuntario, Osborne declaró que lo único que le molestaba del hipo era la posibilidad de perder uno de sus dientes postizos en uno de los ataques. En 1990, los hipos cesaron y Osborne murió un año después.

La mala suerte también fue el puntapié para que otro norteamericano entrara en Guinness. Durante su vida, este guardaparques fue alcanzado siete veces por rayos y milagrosamente, salvó su vida en todas las ocasiones. Desde 1942 a 1977, Roy sufrió la pérdida de su uña del pie, se le encendió fuego el cabello y perdió las cejas.

También fue herido en brazos, piernas, pecho y estómago. Sin embargo, lo que los rayos no pudieron lograr, lo efectuó él mismo: se suicidó en 1983, luego de un rechazo amoroso.

Fuente

Compartir este articulo :

 

 

 

 

Pagina principal   |   Como incluir un anuncio aquí   |   Publicidad   |   Noticias & Actualidad   |   Anuncios gratis    |   ¡TV en vivo!
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
© Copyright 2003 - 2015 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente