¡ Lo ultimo !    │   Anuncios Gratis   │   Publicidad

 

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 
Las listas negras del spam

Las direcciones IP (Internet Protocol) son un número de identificación para un equipo conectado a una red, que permiten diferenciarlo del resto. Asociados a estas direcciones existen dominios, que son nombres sencillos de recordar. Para cada uno de estos dominios —comenta Edgar Caballero, ingeniero de Soporte del Departamento Técnico de Afina— existe una dirección IP, aunque la relación no es inversamente proporcional, dado que una dirección IP puede representar a muchos dominios. “Esto sucede cuando en un mismo servidor están alojados distintos sitios o servicios de Internet, como cuando una empresa contrata un servicio de hosting externo, el cual puede ser contratado por otras empresas que también alojarán sus sitios en los mismos servidores”, señala Caballero. En este contexto, las grandes empresas solventan los gastos de tener sus propios servidores de Internet y, por tanto, sus dominios pertenecen a sus direcciones IP. Sin embargo, “otras compañías con menos recursos no pueden hacer esto, y deben contratar planes en proveedores de hosting pago”, acota.

En consecuencia, estos proveedores, por un bajo costo, “le ofrecen la posibilidad de incluir su sitio en Internet, alojándolo en sus servidores compartidos, donde otros sitios de otras empresas también conviven. Allí es donde comienza el problema”, comenta el ejecutivo.

Al dar un ejemplo, el ejecutivo expresa: “supongamos que el sitio ‘inocente.com’ se ubica en el mismo proveedor de alojamiento Web que ‘spammer.com’, y comparten, físicamente, el mismo servidor, con la misma dirección IP asignada. El sitio ‘spammer.com’ se dedica a enviar correo no solicitado a cuanta dirección de email cae en sus manos, y por ello termina siendo incluido en las principales listas negras de Internet”.

“A partir de ese momento —continúa el ejecutivo— como ‘inocente.com’ comparte el mismo servidor que ‘spammer.com’, las listas negras (y las aplicaciones que se basan en ellas) creerán que también es un dominio desde el que se envía spam.”

Eso causará un grave daño a la imagen de la empresa honesta, además de posibles pérdidas económicas al no poderse comunicar con su cliente.

Para solucionarlo, la empresa que no tiene nada que ver con las listas negras, deberá comunicarse con su proveedor de hosting para informarle del problema, y los administradores de éste intentar listar sus servidores de la lista negra y cancelar el servicio que prestan a la empresa que está causando daños.

Incluso, apunta Caballero, “aunque parezca sencillo, el trámite de delistar un dominio o dirección IP de una lista negra puede llegar a ser imposible”.

Soluciones

“La forma de resolver este problema depende de dónde se haya listado nuestro sitio o dominio de Internet. Si ha sido incluido en una de las bases de datos que almacenan direcciones de servidores que permiten el envío anónimo de correos (Open Relay, por ejemplo), debemos hacer que nuestro proveedor (o administrador de los servidores de nuestra empresa) agregue autenticación al servidor de envío de correo, de manera que sólo pueda ser utilizado por usuarios autorizados”, dice el ejecutivo de Afina.

“No existe una forma 100% segura —continúa— de que su equipo, servidor, dominio o dirección IP jamás sea incluida en una lista negra. Lo que sí es posible es que se lleven adelante tareas que lo mantengan fuera de las listas negras la mayor cantidad de tiempo posible.” (LAO)

Fuente

Compartir este articulo :

 

 

 

 

Pagina principal   |   Como incluir un anuncio aquí   |   Publicidad   |   Noticias & Actualidad   |   Anuncios gratis    |   ¡TV en vivo!
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
© Copyright 2003 - 2015 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente