¡ Lo ultimo !    │   Anuncios Gratis   │   Publicidad

 

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 
En la era de la Internet, tres días son toda una eternidad

Christina Rainie había tratado de comunicarse con su amigo durante tres días. Por algún motivo, él no respondía a sus mensajes instantáneos, los mensajes de texto ni los llamados al teléfono celular

Cuando los dos estudiantes de la Universidad de Georgia se comunicaron finalmente al cuarto día, discutieron: fue un acalorado diálogo por teléfono celular mechado con disculpas por mensajes de texto.

La frustrada Rainie decidió que ya no quería que él fuese su acompañante al baile de su fraternidad estudiantil.

"¿Tres días? ¡Es una eternidad!", explicó.

Para una generación acostumbrada al contacto inmediato _principalmente por mensajes instantáneos, teléfonos celulares y correo electrónico_ la queja de Rainie no parece descabellada, especialmente dado que ella y sus pares se sienten perfectamente cómodos desenvolviéndose en una esfera social en la que los encuentros personales dan prioridad al contacto cibernético.

Pero no está claro si la relativa facilidad de las comunicaciones digitales promueve u obstaculiza el desarrollo evolutivo de los adultos jóvenes. Si bien puede ampliar sus círculos sociales, también plantea el interrogante de si se resienten sus capacidades para manejarse en el mundo palpitante de la realidad.

"A veces añoro los días en que los chicos estaban afuera jugando y no estaban tan enchufados", comenta Sid Royer, abogado de Seattle con una hija de 18 años y un hijo de 21. "En cierta medida afecta su creatividad y su amplitud de atención, y prevalece el deseo de tenerlo todo inmediatamente".

Pero por otra parte, "de no ser por los teléfonos celulares y el correo electrónico, yo tendría mucho menos contacto con mis hijos" que estudian afuera, admitió.

Para mejor o peor, la nueva era ya está aquí.

Las parejas jóvenes se profesan amor en sus perfiles del sistema de mensajes instantáneos. Para los adolescentes, los espacios interactivos en la red (blogs) y otras revistas de internet _públicas o semipúblicas_ se han convertido en confesionarios que pueden elevar los chismes a un nuevo nivel, encendiendo las llamas de los rumores y escándalos en los círculos estudiantiles.

Otros están creando grupos de estudio y azuzándose mutuamente _diciendo esencialmente "¡eh!"_ por medio de una nueva popular red "en línea" llamada thefacebook que circula en 200 establecimientos de enseñanza superior.

"Los artefactos digitales son hoy el lubricante social", comentó Derek White, vicepresidente ejecutivo de Alloy Inc., firma de comercialización e investigación en el mercado juvenil.

A la vez que aumenta el tiempo que pasan frente a sus computadoras, los adolescentes dedican menos tiempo a otras actividades sociales. En una encuesta del 2004 a jóvenes de 13 a 18 años, White dijo que el número de adolescentes que va a los centros de tiendas y concierta citas se redujo en un 5% en comparación con 1997. El número de jóvenes que asistía a bailes bajó el 10%.

Chris Saribay, de 17 años, de Hawai, dejó completamente el ámbito escolar para matricularse en una escuela secundaria pública totalmente "en línea", donde atiende disertaciones por vídeo o se comunica frecuentemente con sus profesores con mensajes instantáneos o correo electrónico. Pero el muchacho no se siente solitario para nada: tiene amigos de todo el mundo y ha colmado con el máximo permitido de 200 nombres su lista de contactos para los mensajes instantáneos.

Se hizo amigo íntimo de Clark Mueller, de 18 años, que vive en Columbia, Misurí, después que Mueller le pidió a Saribay _o más bien a su seudónimo de hawaiiansuperman_, en un foro de comunicación para entusiastas de Macintosh, consejos sobre lo que más convenía visitar en Hawai.

Los dos grandes amigos no se han conocido en persona. Pero se han observado mutuamente durante sus conversaciones por la internet, utilizando un popular programa de videoconferencias con el programa Instant Messenger (Mensajero instantáneo).

"Es estupendo: hace 50 años esto era imposible. Uno tenía amigos en un rango, digamos, de 8 kilómetros", conjeturó Saribay. "Pero en esta generación nos podemos comunicar con quien queremos: el tiempo y el espacio no cuentan".

Contrariamente a lo que se supone, los jóvenes pasan la mayoría de su tiempo "en línea" comunicándose con conocidos y no con extraños, observó Elisheva Gross, investigadora de sicología en el Centro de Medios Digitales para Niños en la Universidad de California en Los Angeles.

Lejos de estar sumergiéndose en un "agujero negro" social, utilizan medios de alta tecnología para mantener o expandir su red de relaciones. "Se usan para comunicarse con los amigos, para aliviar el hastío o para flirtear", dijo Gross.

Y mientras los expertos coinciden en que las comunicaciones en el mundo virtual pueden ser tan maravillosas o dolorosas como en el mundo real, los sicólogos recién están empezando a estudiar el modo en que esas interacciones a distancia afectan el desarrollo social de los adolescentes.

Las observaciones iniciales indican que, más que conformar la personalidad, el uso de las comunicaciones "en línea" extienden los hábitos y características existentes.

"Si no son físicamente activos, creo que la internet sencillamente los impulsa en la dirección de la inactividad", opinó Kaveri Subrahmanyam, profesor adjunto de desarrollo infantil en la Universidad de California en Los Angeles. "Pero si ya son activos, la internet no los torna inactivos, sino que promueve su actividad".

Por ejemplo Gabby McCone, de 15 años, de Seattle, se pasa horas "en línea" intercambiando mensajes instantáneos con sus amigas, pero también integra el equipo de baloncesto de su escuela y toca la guitarra, para la cual busca partituras en la internet.

"Los adolescentes están haciendo el mismo tipo de cosas, aunque de modos diferentes a lo que se hacía antes", precisó Subrahmanyam. "No están reuniéndose personalmente con sus amistades con la misma frecuencia, pero así es como hemos cambiado todos. De modo que no podemos comparar a los adolescentes de hoy con los de hace veinte años".

Casi tres cuartas partes de los adolescentes en Estados Unidos usan la internet, y la mitad dice que los recursos "en línea" mejoran sus amistades, según un estudio del 2001 efectuado por el Pew Internet and American Life Project (Proyecto Pew de la Vida Estadounidense & la Internet).

Gabriel Goldstein, estudiante en la Universidad James Madison en Virginia, y su ex novia de secundaria pasan al menos el 90% de su relación dialogando por la internet.

"Es rápido y conveniente", dijo el muchacho de 18 años. "Es más fácil decir lo que uno prefiere no decir por teléfono. Y no hay que estar presente para ver el rechazo o la reacción".

Rana Hanocka, estudiante de secundaria en Norwalk, Connecticut, admite que era considerada una aburrida hasta que empezó a expresarse y a comunicarse vía mensajes instantáneos. Su voz y su confianza se entonaron, y ahora alterna con grupos más populares en la escuela.

La muchacha también está más allegada a su tía de 36 años en Brooklyn que lo que habría estado de no ser por sus diálogos con mensajes instantáneos tres veces por semana.

Y su mamá, al igual que muchos otros padres, ya no necesita dejarle mensajes pegándolos con imanes a la puerta de la nevera. "Sencillamente le escribo por correo electrónico", dijo la madre, "o le envío un mensaje instantáneo".

Compartir este articulo :

 

 

 

 

Pagina principal   |   Como incluir un anuncio aquí   |   Publicidad   |   Noticias & Actualidad   |   Anuncios gratis    |   ¡TV en vivo!
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
© Copyright 2003 - 2015 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente