Sitios España - Notas & Noticias Destacadas e interesantes


POLEMICO: TWITTER DA POR AUTENTICA LA CUENTA DE MARILYN MONROE 

Que se sepa, la última vez que Marilyn Monroe interactuó con otra persona corría el verano de 1962 y el icono del siglo XX en ciernes andaba rodando Something's gotta give con George Cukor. Luego vendría el suicidio, el mito y el monopolio del concepto glamour en las mentes del mundo entero. Y ahí, entre casas de subastas y coleccionistas y la encandilada memoria colectiva, quedó la cosa.

Hasta que llegó Twitter.

Esta semana, la red social ha otorgado a @Marilyn Monroe, una cuenta creada el 11 de marzo del año pasado, el distintivo más sagrado en su haber: el tic azulado de una cuenta validada, el que asegura que, a ojos de Twitter, la persona que está detrás de los tuits es quien dice ser y no un imitador. Ese tic indica que la cuenta es Marilyn Monroe. Vivita y tuiteando a estas alturas de 2012.

En realidad, ese misterioso distintivo es fruto de un carácter comercial que no siempre se le atribuye a Twitter pero que está ahí. Quien escribe en nombre de Marilyn es Authentic Brands Group, una agencia de márketing especializada en propiedad intelectual que hace año y medio se hizo con los derechos de todo lo relacionado con la actriz por unos 20 o 30 millones de dólares. Lo mismo que hacen los herederos de Bob Marley, Elvis Presley y Michael Jackson cuando tuitean en sus sacrosantos nombres.

Hay que hacer un par de consideraciones para terminar de entender todas las aristas del caso. La primera de todas, la ola de popularidad póstuma que está disfrutando Marilyn últimamente, 50 años después de su muerte. Es achable a la confluencia del comentadísimo biopic My week with Marilyn, la campaña para la que Dior la resucitó digitalmente en septiembre de 2011, y el hecho de que el piloto de la serie Smash, cuyo estreno este lunes congregó a 11,5 millones de espectadores en EEUU, gire alrededor de un musical sobre ella. Estamos hablando, pues, de una marca comercial de alto nivel.

A eso hay que sumar la ambivalencia de Twitter ante las cuentas falsas de personajes púbicos, vivos o muertos. A estos últimos o se reconoce directamente como parodias (está George Washington, Franco, incluso Darth Vader) o sencillamente se les pierde de vista (ya no está la cuenta de Liz Taylor, esa tan conocida por ganar unos 100.000 seguidores 24 horas después de su muerte). La cosa se complica con las cuentas de las celebridades vivas. Con ellas, todo vale. Algunas han seguido activas después de la muerte del dueño (Amy Winehouse) y otras nunca han tenido nada que ver con él. Ahí está la historia de Tommasso Debenedetti, el periodista freelance italiano que en enero de este año suplantó, con relativo éxito, a cinco ministros españoles y dio lugar a aberraciones tuiteras como cuando invitó oficialmente a Rupert Murdoch a venir a España a opinar sobre la situación económica.

Ante este tipo de cuentas es más fiable el sentido común que el criterio de Twitter. Primero porque famosos, sobre todo los no estadounidenses, no se han molestado en contactar con la red social para que esta valide su presencia (el trámite requiere entregar dos direcciones de e-mail personales, un número de teléfono y tener al menos 5.000 seguidores).

Pero también porque Twitter puede equivocarse. A finales de 2011, su propio co-fundador. Jack Dorsey, se encargó de validar la llegada del magnate de los medios de comunicación Rupert Murdoch. Lo que delegó en su secretaria fue la cuenta de su esposa, la flamante asiática Wendi Deng. Al final, se  terminó validando la cuenta más reciente, la que no paraba dirigir tuits a Murdoch (este le contestaba, todo sea dicho) y de tontear con el cómico Ricki Gervais.

Hubieron de pasar 24 horas hasta que el londinense que estaba escribiendo esos tuits confesara que era falsa. Resulta que la verdadera cuenta de Deng era otra creada y abandonada hacía meses y durante un día se había estado poniendo palabras en su boca. Twitter se escudó diciendo que hubo un malentendido porque todo había ocurrido entre Nochebuena y Nochevieja, cuando parte de su personal estaba de vacaciones, y no pudieron contactar con la secretaria de lady Murdoch. La falsa Deng borró los tuits publicados en nombre de la verdadera y la red social se negó a volver a hablar del tema.

Por estas cosas tenemos hoy a Marilyn Monroe tuiteando entre los vivos. Porque se trata una sinécdoque única entre marca, leyenda y persona real. Justo lo que era Marilyn en vida.    Fuente

Compartir este articulo :

 

TWITTER CENSURARÁ A SUS USUARIOS

GOOGLE Y TWITTER UNIDOS CONTRA EGIPTO - SITIOS ESPAÑA

DEMI MOORE PUBLICA SU FOTO EN TWITTER DESNUDA

El futuro de Twitter - SITIOS ESPAÑA

NUEVO SERVICIO PARA COMPARTIR IMÁGENES DE TWITTER

FACEBOOK Y GOOGLE COMPRAN TWITTER - Sitios España


Home  |  Como incluir un anuncio aquí  |  Publicidad  |  Noticias & curiosidades  |  Anuncios gratis
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
© Copyright 2003 - 2017 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente