Anuncios Gratis    │   Como publicar aquí   │   Contacto

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 

CÓMO MANTENER LA DENTADURA SANA DE LOS PERROS

Aunque no lo creas, los perros también sufren de enfermedades bucales y hasta pueden acudir al dentista. Es necesario saber cómo cuidar a tu perro para que no llegue a desarrollar ningún padecimiento y para que no sufra ningún dolor ni incomodidad. Ya que los perros no pueden agarrar un cepillo dental y lavarse los dientes ni tampoco tienen la capacidad de hablar y contarnos si les sucede algo, es nuestra responsabilidad velar pos su salud bucal. No es difícil, en realidad sólo se necesitas un poquito de paciencia, pero sobre todo la información necesaria para saber qué pueden llegar a padecer y cómo se puede curar.

Ante todo, debes evitar alimentarlo con guisos caseros o comida enlatada que sea muy húmeda, ya que por su consistencia, los residuos de alimento se introducen entre los dientes y muelas y se van acumulando, formando sarro. La mejor forma de evitarlo es darle a tu mascota concentrado seco debido a que al tener una consistencia dura, raspa las piezas dentales y las limpia de cualquier residuo que pudo haber quedado.

   Te habrás dado cuenta que a los perros les encanta morder cualquier cosa, en especial en sus primeros años de vida. Sin embargo, esto puede resultar algo peligroso puesto que ellos no saben diferenciar entre lo que deben y no deben morder y muchas veces se llevan al hocico piedras, palos u objetos que están sucios y contienen bacterias. Además, está el peligro de que lleguen a tragárselos o insertárselos en el paladar o en la encía y producirles alguna infección. Por esto, es importante que dejes al alcance de tu perro objetos que pueda morder, los cuales se consiguen en cualquier veterinaria o también, es posible que tú misma le des una especie de juguete, ya sea un peluche viejo, una sandalia ya usada, o cualquier cosa que no represente un peligro.

   Una vez al año, es importante llevarlo al veterinario o a algún doctor para que le haga un chequeo dental mínimo. Generalmente, lo que el especialista hace es una revisión de sus dientes y encías. Si es necesario se le practica una limpieza dental. Si tu mascota tuviera alguna infección, enfermedad o si se necesitara realizarle algún procedimiento, por lo general se le aplica anestesia total o algún tranquilizante, esto para que el perro no esté inquieto ni intente morder los materiales, utensilios o a la persona que lo está tratando.

   También es sumamente importante que sepas interpretar lo que tu mascota te dice por medio de sus padecimientos, gestos o actitudes. Por ejemplo, si tu perro tiene un aliento que ya llega a ser insoportable, es recomendable que lo lleves a hacerse un chequeo, pues esta fetidez no sólo puede representar alguna infección bucal, sino que puede ser que esté sufriendo de algún problema gastrointestinal.

   Si observas que no está comiendo o que ni siquiera presenta ganas, puede ser que tenga sus encías inflamadas o dolor en sus dientes lo que le dificulta masticar e incluso tragar.

   Si tu mascota mueve mucho la boca o la mandíbula, es probable que esté sintiendo algún dolor o incomodidad en la boca, encías, paladar o dientes. De igual forma, es factible que se le haya atascado alguna astilla de madera o de algún hueso en la garganta o muy atrás en su boca, en donde es difícil percibirla. Lo que debes hacer es ir a un especialista para que lo examinen y lo ayuden.

   Si notas que a tu mascota se le dificulta abrir la boca o al contrario, ves que no puede cerrarla, existe la posibilidad de que tenga algún objeto que se lo dificulte. También podría ser que alguna infección o enfermedad le esté produciendo tanto dolor, al grado de no poder mover su hocico. A veces esto ocurre porque tu perro no tiene bien alineadas las piezas dentales y lo que se usa en estos casos es colocar aparatos de ortodoncia, ya que muchas veces estos desórdenes en los dientes son sumamente incómodos y pueden llegar a hacer que tu mascota deje de masticar y, por ende, de comer.  Las causas que impiden el abrir o cerrar bien el hocico son varias y por lo general son relativamente serias, así que si ves que tu perro está presentando esta dificultad, llévalo lo antes posible al centro veterinario.

   En lo que a higiene bucal se refiere, es recomendable que le laves los dientes periódicamente. Aunque no lo necesiten tanto como los seres humanos, lo conveniente es que se los laves mínimo una vez a la semana. Suena raro e incluso chistoso, pero de veras que los perros también necesitan tener sus dientes limpios debido a todo lo que te explicamos anteriormente. Los cepillos y pastas dentales los puedes conseguir en tiendas especiales para mascotas o en algunas clínicas veterinarias. Intenta educar a tu mascota, lavándole los dientes desde que es cachorro, para que así lo tome como algo más en su rutina y el proceso no te será tan difícil. Si tu perro ya es grande, debes tener un poco de paciencia, sin embargo si lo haces periódicamente entenderá que es algo que le toca hacer y al poco tiempo, ya se te habrá facilitado.

   Después de saber que los perros también necesitan cuidarse sus dientes, te toca impedir que sufra cualquier infección o dolor. Por lo mucho que quieras a tu mascota, verás que saber que estás haciendo algo tan bueno por su salud, te hará sentir muy bien y sabemos que tu perro definitivamente te lo agradecerá.

Compartir este articulo :

 

PROBLEMAS DE PELO EN LOS PERROS

CÓMO TRATAR LAS ALERGIAS EN LAS MASCOTAS

CUÁL ES EL HABITAT IDEAL DE LAS TORTUGAS

FELV EN LOS GATOS - ¿QUÉ ES? CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

CÓMO CUIDAR LAS UÑAS DE LOS PERROS

CÓMO ALIMENTAR A LOS PECES

CÓMO CUIDAR LA SALUD DE LOS CANARIOS

MASCOTA PITÓN REAL - CUIDADOS, VENTAJAS Y CONSEJOS

LAS MASCOTAS EN LA CASA

EXAMINAR LAS HECES DE TU PERRO

 

 

Home  |  Como incluir un anuncio aquí  |  Publicidad  |  Noticias & curiosidades  |  Anuncios gratis
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
© Copyright 2003 - 2017 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente