Anuncios Gratis    │   Como publicar aquí   │   Contacto

 

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 

CONOCE LOS PELIGROS DEL SOL

Los dermatólogos y los científicos de todo el mundo han acabado con la moda del bronceado intenso. Primero, por razones de salud y después, por los problemas estéticos que produce.

Utilizar una protección solar adecuada previene el envejecimiento prematuro. La cuestión está cada día más clara: ¿más morena y más arrugas o menos morena y menos arrugas?
La única manera de tomar el sol con seguridad es emplear filtros de protección durante todo el año. Es necesario tomar conciencia de que el sol puede producir en la piel agresiones muy graves. Y no sólo desde el punto de vista estético, sino que también provoca daños que afectan gravemente a la salud.
Es preferible proteger la piel y prevenir que después reparar los daños producidos. Los excesos que se cometen con el sol quedan grabados en la memoria de la piel para siempre. Por eso, la mejor manera de prevenir problemas es utilizar productos con factor de protección que nos mantengan a salvo.

Rayos a la vista
 Rayos UVA: (320 a 400 nanómetros -nm.-). Representan el 90% de los rayos del sol. Son los responsables del bronceado directo e inmediato. Tienen una capacidad de penetración muy elevada, llegando hasta la dermis. Atraviesan los cristales de las ventanas y siguen actuando incluso cuando hay nubes.
 Rayos UVB: (290 a 320 nm). Representan el 10% de la radiación ultravioleta. Son los responsables del bronceado indirecto, la pigmentación que aparece al cabo de un par de días. Presentes en las horas del mediodía, su acción se limita a la epidermis, capa superficial de la piel.
 Rayos UVC: (100 a 280 nm). Son los de longitud de onda más corta y también los más peligrosos. No llegan a traspasar la capa de ozono estratosférica porque son absorbidos por la atmósfera y retenidos por ella, siempre que no sea demasiado débil.
 Radiación infrarroja: Es la de mayor longitud de onda. Produce el calor característico de la energía solar y activa la circulación sanguínea. Su efecto se combina con el resto de los rayos del espectro solar: UVA, UVB Y UVC.


Acción sobre la piel
Los rayos solares que inciden sobre la piel tienen distintas longitudes de onda y también diferentes efectos sobre ella. Es importante conocerlos para disfrutar de todos sus beneficios y evitar cada uno de sus problemas.
En conjunto, el espectro solar produce gran cantidad de radicales libres que desencadenan un proceso de oxidación que es la causa del deterioro cutáneo y el envejecimiento. Lo peor es que estos efectos son acumulativos y progresivos a lo largo de toda la vida. La piel guarda en su memoria los excesos cometidos desde la infancia.

¿Cómo actúan los distintos rayos sobre la piel?:
 UVA: Producen un bronceado rápido, pero deshidratan mucho la piel. Su acción llega hasta el tejido conjuntivo y son la causa principal del envejecimiento prematuro de la piel. Son los responsables de la mayoría de las intolerancias solares. Su influencia es proporcional a las dosis recibidas y tiene carácter acumulativo.
 UVB: Producen un bronceado tardío. Son muy intensos y pueden provocar quemaduras. Su acción llega hasta la capa basal y producen gran cantidad de radicales libres. Son los responsables de las lesiones más graves que provoca el sol.
 UVC: Son los más peligrosos. La capa de ozono impide que lleguen a la tierra y nos mantiene a salvo de su acción tremendamente nociva.
 Rayos infrarrojos: Producen calor y activan la circulación sanguínea. Su acción es bastante profunda.

Los factores solares de protección (FSP) de los cosméticos protegen exclusivamente de los rayos UVB. Aunque también existen productos que ofrecen una protección extra frente a los UVA y las radiaciones infrarrojas. Eso sí siempre deberá especificarlo claramente en el envase.


Peligros
No es oro todo lo que reluce y el sol lo mismo que la luna también tiene una cara oculta que es mejor conocer. Como decía una campaña de prevención para alertar sobre los peligros que puede producir tomar el sol de forma arbitraria: "el sol brilla, pero la imprudencia quema". Sin duda, el sol es la primera fuente de vida y energía, pero también puede acarrearnos algunos problemas.

Capa de ozono
La naturaleza, con su sabiduría habitual, dotó a nuestro planeta de un filtro eficaz contra los rayos ultravioleta más peligrosos, y éste es la capa de ozono. Sin embargo, los problemas medioambientales están disminuyendo de forma alarmante su grosor.
Su reducción y el polémico agujero de la capa de ozono hace que aumenten los rayos UVB en la superficie de la Tierra. Una mayor penetración de UVB puede alterar el sistema inmunológico, causar problemas de piel hasta llegar a los cánceres cutáneos, aumentar la incidencia de cataratas oculares y otros problemas de visión.
Melanoma
Es un tumor maligno que se desarrolla a partir de los melanocitos y está estrechamente relacionado con una exposición solar excesiva durante la infancia. Su detección precoz es muy sencilla ya que al principio se observa como un simple lunar que evoluciona de manera extraña, cambiando de forma y tamaño.
El principal grupo de riesgo son las personas con piel clara y ojos azules que también son las que se queman con mayor facilidad. Un diagnóstico a tiempo permite administrar un tratamiento con un índice de curación que se acerca al 100%.
Fotoenvejecimiento
Se estima que entre el 80% y el 90% del envejecimiento cutáneo se debe al desgaste que la luz solar produce sobre la piel. Los rayos UVA atacan las fibras elásticas de la dermis, produciendo elastosis solar: la piel pierde su tonicidad, se vuelve flácida y las arrugas aumentan. El grosor de la piel aumenta y aparecen pigmentaciones de color marrón.
Eritema solar
Es un enrojecimiento de la piel motivado por haber pasado al sol demasiado tiempo. Sus efectos son semejantes a los de una quemadura, pudiendo llegar a aparecer ampollas y haber pérdida de líquido celular.
Fármacos
El uso de algunos medicamentos puede provocar efectos secundarios si se combinan con la acción de los rayos solares. Siempre se debe consultar con el médico esta posibilidad. Los fármacos más conocidos por no llevarse bien con el sol son las tetraciclinas, los antihistamínicos y los anticonceptivos, ya que habitualmente provocan manchas y reacciones alérgicas.
Perfumes
Antes y durante el baño de sol, se debe evitar el uso de algunos perfumes y colonias, especialmente los que contienen bergamota y almizcle, pues según se ha comprobado, provocan la aparición de manchas.
Intolerancias solares
Son un conjunto de reacciones anormales de la piel cuando se expone al sol. Los rayos UVA cortos son los principales responsables de este tipo de respuesta, que puede ser de dos tipos: fototóxica o fotoalérgica.
Es fototóxica cuando interviene un agente fotosensibilizador: medicamentos, plantas, perfumes, etc. En el caso de la fotoalergia, la reacción se presenta por la simple exposición de la piel al sol sin que medie ninguna otra causa. Existen productos de protección que previenen este tipo de problemas.
Lucitis alérgica
Hace décadas se denominaba Acné de Mallorca y, en realidad, no es más que una reacción fotoalérgica que determinadas pieles experimentan al contacto directo con la luz solar intensa. En estos casos se recomiendan productos de protección extrema o pantalla total para evitar la agresión, el picor y las rojeces que se producen.

Fuente

TÉCNICAS DE RELAJACIÓN

CÓMO RETRASAR EL CRECIMIENTO DEL VELLO

CÓMO RECUPERAR LA FIGURA LUEGO DEL PARTO

CÓMO DARSE UN BAÑO DE LUJO

RECETAS DE TENTEMPIÉS BAJOS EN CALORÍAS

CÓMO PERDER DOS KILOS EN UN MES

RECETAS DE MENÚS BAJOS EN CALORÍAS PARA LA OFICINA

CONSEJOS PARA NO ENGORDAR SI COMES EN UN RESTAURANTE

Compartir este articulo :

 

 

 

 

Home  |  Como incluir un anuncio aquí  |  Publicidad  |  Noticias & curiosidades  |  Anuncios gratis
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
© Copyright 2003 - 2017 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente