Anuncios Gratis    │   Como publicar aquí   │   Contacto

 

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 

LOS TELÉFONOS MÓVILES Y LAS RADIACIONES EN LA SALUD

La incorporación masiva a la vida cotidiana de millones de teléfonos móviles no ha tardado en generar una polémica sobre los riesgos graves que pueden representar para nuestra salud física y mental. Cada vez es más general la idea de que las microondas que desprenden los teléfonos móviles son un peligro, pese a que su potencia es baja, comparando con otros aparatos. Pero su utilización frecuente y prolongada, a escasa distancia del cerebro, los hace más temibles.

En la comunidad científica hay dos grupos, con posturas enfrentadas: estudios financiados por las compañías de telecomunicaciones aseguran que no hay motivo de alarma. Pero investigaciones independientes apuntan a efectos muy graves: estrés, recalentamiento de las neuronas, tumores, etc.

Inconvenientes del móvil
A pesar de las ventajas evidentes de los teléfonos móviles, también tienen inconvenientes:

  • El estar siempre localizables es un arma de doble filo: insustituibles ante una emergencia, a cambio siempre estaremos a punto para recibir una llamada inoportuna, en cualquier lugar y situación.
  • Las tarifas telefónicas, en España de las más caras de Europa, son abusivas.
  • Si conducimos y hablamos por el móvil, la posibilidad de sufrir un accidente de circulación aumenta cinco veces, según un estudio reciente elaborado por la OCU. (En él también se informa que los conductores no identifican ni respetan el 42% de las señales mientras conducen y hablan desde el móvil.)
  • Y se acusa al aparato de marras de atentar contra nuestra salud. (El peligro potencial es superior para la población de más riesgo: mujeres embarazadas, bebés, niños, enfermos y ancianos).

Teléfonos y antenas repetidoras
La telefonía móvil es un sistema de radiotelefonía sin hilos que utiliza un pequeño emisor-receptor que emite en alta frecuencia, en la banda de microondas entre 900-1800 MHz (MW), con 2 W de potencia máxima, límite legal de potencia para no recalentar los tejidos del cerebro.

El mayor peligro de radiación se sitúa en la antena del móvil, muy cerca de la cabeza, y disminuye al alejar el aparato. (A menos de 6 centímetros del cerebro la radiación del móvil supera tres millones de veces la radiación natural de fondo). La potencia de emisión aumenta automáticamente, según los obstáculos (muros, vehículos, etc.) entre el móvil y la antena repetidora.

Actualmente hay varias redes de antenas repetidoras. La cobertura del territorio en España alcanza el 90-95%, y las distintas compañías aprovechan el vacío legal existente instalando sin apenas control miles de antenas de microondas en los tejados y a lo largo de carretas y autopistas.

Es imposible averiguar cuántas antenas de telefonía móvil hay instaladas en España, donde están y qué distancia guardan entre los inmuebles. Como no se limita su número y se paga por la instalación, proliferan de forma desordenada (las compañías ofrecen alrededor de 1,5 millones de pesetas por el uso de las terrazas de los edificios). La solución a esta situación sería unificar las distintas redes en una red única, evitando instalarlas, como mínimo, cerca de guarderías, escuelas y hospitales.

Laguna legislativa
En España se está a la espera de una legislación al respecto. En 1998 se rechazó una proposición no de ley del Grupo Socialista en la comisión de Sanidad del Congreso. El rechazo se basó en un estudio de la OMS del que se continúa a la espera de resultados y también remitiéndose a la futura normativa de la Unión Europea.

En estos momentos en España se instalan las antenas de 5 a 10 metros de las viviendas. Mientras, la UE propone una distancia mínima de seguridad alrededor de las antenas de 58 metros. En Suiza el gobierno ha decidido fijar límites más estrictos para las emisiones de ondas de radio y electromagnéticas en lugares públicos, reconociendo evidencia suficiente para fijar normativas más estrictas. También Italia, Australia, Rusia y China han fijado límites superiores a los recomendados por la IVNIRP (International Comission on Non-Ionizing Radiation). (En Australia la distancia llega a 500 metros).

El Consejo de Europa ha reconocido que "es absolutamente necesario proteger al ciudadano de efectos nocivos que pueden resultar de la exposición a ondas electromagnéticas" y plantea la necesidad de "adoptar una legislación sobre los campos electromagnéticos (CEM) para proteger de las radiaciones no ionizantes".

Efectos a corto plazo
Las alteraciones más usuales pueden ser:

  • Estrés.
  • Pérdida de memoria, mente en blanco, estados de confusión.
  • Dolor de cabeza persistente.
  • Insomnio y trastornos del sueño.
  • Ruidos y zumbido de oídos, mareos y vértigo.
  • Ritmo cardiaco alterado, subida de la presión sanguínea.

Efectos nocivos a largo plazo

  • En casos de uso frecuente del móvil o exposición prolongada a las antenas, los científicos advierten de riesgos a largo plazo, entre otros:
  • Pérdida de defensas en el sistema inmunitario. Alteración del ADN, con roturas de enlaces y destrucción de cromosomas.
  • Incremento de tumores. El calentamiento de las células puede provocar la aparición de tumores cerebrales y/o acelerar su evolución. También se relaciona con el cáncer de piel.
  • Permeabilidad cerebral, daños en la membrana celular y alteración de su función. Alteración de la comunicación intracelular.
  • Reducción de melatonina, activación de proto-oncogenes, envejecimiento prematuro de la célula y muerte celular.
  • Igualmente se ha relacionado con el Parkinson y el Alzheimer. Se estudia el avance de estas enfermedades con la contaminación producida por los Campos Electro-Magnéticos de alta y baja frecuencia, (líneas de alta tensión, ordenadores, electrodomésticos y los teléfonos móviles.
  • En experimentos con ratones se ha demostrado que el ciclo de actividad y descanso (el ciclo circadiano) se invierte cuando se recibe una dosis de radiación equivalente a la del móvil.

Casuística

  • Un reportaje de la BBC trató del caso de un hombre de 35 años que no reconoce a su hijo recién nacido por los daños cerebrales recibidos al utilizar el teléfono móvil en su trabajo, cinco horas al día durante tres años.
  • La compañía de seguros británica Lloyds rehusa asegurar los riesgos sanitarios de los teléfonos móviles.
  • Los sindicatos británicos rechazan que ningún afiliado pueda ser obligado por la empresa a llevar o utilizar un teléfono móvil en la jornada laboral.
  • Un magistrado de Murcia ha condenado recientemente a la empresa Iberdrola, (primera condena en España por la contaminación electromagnética).
  • En ciertas localidades españolas se plantean demandas entre comunidades de vecinos, por lo que algunos ayuntamientos han empezado a limitar los permisos de instalación. (La radiación de microondas afecta más a los edificios que rodean la instalación que al propio inmueble).
  • En aviones y en algunos hospitales no se puede utilizar el móvil para no alterar los sistemas electrónicos.

Consejos y precauciones

  • Elegir un modelo de baja radiación.
  • Usarlo moderadamente. Limitar el número de llamadas y el tiempo de uso. El móvil ha de ser un teléfono de emergencia, supletorio del fijo.
  • Extender la antena y alejarlo todo lo posible de la cabeza al hablar (preferible usar el accesorio "manos libres")
  • Si no se usa, mantenerlo alejado del cuerpo. Evitar llevarlo cerca los riñones, corazón, ojos o del cerebro, u otros órganos vitales.
  • Es preferible guardarlo en el bolso o en la cartera. Utilizar una funda protectora.
  • No usarlo dentro de edificios, ni en lugares cerrados (coches, ascensores) pues aumenta la potencia de emisión y las radiaciones. Si se usa en el coche, instalar una antena exterior.
  • Está legalmente prohibido usarlo en aviones y conduciendo automóviles.
  • No utilizarlos en lugares públicos para evitar las radiaciones a usuarios pasivos.
  • Evitar la proximidad a antenas repetidoras, en casa o en trabajo.
  • Al enchufarlo al cargador es preferible colocarlo a cierta distancia (1 o 2 metros como mínimo). Evitar enchufarlo en el dormitorio
  • Rechazar la venta y promoción del teléfono móvil a los jóvenes.
  • Las personas de mayor riesgo (niños, personas con marcapasos) no deberían utilizarlos.

Conclusión
Hay en juego grandes intereses. Lo primero debería ser el derecho a la salud. (Es precisa una mayor información pública, y una actuación más rigurosa por parte de Administración.)

Pero priman los intereses económicos y financieros de las compañías de telecomunicaciones y de las industrias relacionadas de nuevas tecnologías (Sólo hay que recordar las billonarias subastas en Europa para la concesión de licencias para la telefonía móvil de tercera generación).

Para evitar que se cumplan las previsiones más pesimistas, se han de adoptar medidas de protección y control más fiables y confiar que el avance tecnológico pueda ofrecernos en telecomunicaciones productos más avanzados, seguros y fiables.

Fuente

¿QUÉ ES LA HIPNOTERAPIA?

CÓMO SUPERAR UN DUELO

CUÁL ES EL PERFIL DE UNA PERSONA ADICTA

CONSEJOS PARA TENER LA AUTOESTIMA ELEVADA

LA MEDITACIÓN MEJORA LA SALUD

CÓMO CALCULAR EL GASTO CALÓRICO

CUÁNDO DEBEN HACERSE LOS CHEQUEOS PERIÓDICOS

EJERCICIOS PARA TENER EL CUELLO LINDO Y SANO

Compartir este articulo :

 

 

 

 

Home  |  Como incluir un anuncio aquí  |  Publicidad  |  Noticias & curiosidades  |  Anuncios gratis
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
© Copyright 2003 - 2017 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente