Anuncios Gratis    │   Como publicar aquí   │   Contacto

 

 

Sitios España - Noticias destacadas de España y el mundo

 

LOS MITOS Y VERDADES DE LA NUTRICIÓN

¿Margarina o mantequilla? ¿Son buenos los suplementos de vitaminas? ¿Sirven para algo los productos prebióticos? Se dicen tantas cosas sobre la alimentación que es difícil saber qué es verdad y qué es mentira. Te ayudamos a aclararte.

El problema respecto a la nutrición es que hay muchos estudios contradictorios debido a que las muestras de gente empeladas no son tan amplias como sería deseable y a veces ni siquiera los propios expertos se ponen de acuerdo. Sin embargo, hay muchas verdades comprobadas sobre la nutrición y los alimentos que a todos nos pueden ayudar a seguir una dieta realmente saludable y equilibrada.

¿Preparada para desterrar más mitos?

¿Necesitamos suplementos?
Todos necesitamos seguir una dieta variada, baja en grasas y equilibrada para estar sanos. Pero las necesidades nutricionales varían de una persona a otra y van cambiando con la edad. Por ejemplo, con el paso de los años la enzima lactasa, que convierte la lactosa en galactosa y fructosa, más digeribles, diminuye, al igual que la capacidad para absorber sustancias como la vitamina B12.

¿Hay que tomar suplementos vitamínicos entonces? Aunque son la mayor baza de la medicina alternativa y las terapias “antiaging”, su eficacia no está rigurosamente demostrada. Incluso se duda que la vitamina C sea efectiva para prevenir el resfriado (¿cuánto hay de placebo en todas estas teorías?). Lo ideal sería obtener todos los nutrientes que necesitamos a través de la dieta.

En todo caso, todos estos suplementos serían útiles en personas con deficiencias o problemas de salud, pero innecesarios en individuos sanos que coman de todo. El alga espirulina, uno de los más utilizados, se presenta eficaz en casos de rinitis alérgica. Pero resulta mucho más barato comer bien para no tener carencias.

Omega 3, bífidus activo, antioxidantes… En muchos de los suplementos dietéticos que vemos en el mercado hay una base poco fiable. El marketing pesa más que los efectos reales. Todos queremos estar más sanos, más delgados, tener menos colesterol… y estos productos se presentan como la panacea. Las nueces, el pescado azul o el aceite de oliva contienen todos estos nutrientes de forma natural y son mucho más baratos.
Grasas trans
Todas las dietas repudian las grasas, dando prioridad a las vegetales sobre las animales. Pero en esto también hay grades mitos y errores nutricionales, ya que las grasas vegetales parcialmente hidrogenadas son tan malas o peores incluso que las grasas saturadas de origen animal.
Las grasas son absolutamente necesarias para el buen funcionamiento del organismo. No es necesario dejar de comer carne o hacerse vegetariano para llevar una dieta saludable. Sin abusar, el consumo de carnes magras (el jamón ibérico es excelente) no tiene por qué aumentar la tasa de riesgo coronario ni el colesterol en sangre.

La margarina, que se presentaba como la opción barata y saludable a la grasienta mantequilla, de origen animal, ha resultado ser un alimento poco saludable. La causa está en su proceso de fabricación.
Para hacer margarina (supuestamente con saludables grasas poliinsaturadas y vitaminas añadidas) hay que transformar un aceite líquido en sólido, para lo cual se introduce hidrógeno en su estructura molecular. Así, la margarina se convierte en un aceite parcialmente hidrogenado que no se pone rancio y no se deshace con el calor. Pero también contiene la famosa grasa trans, mucho peor que la saturada.

En 2020 la Academia Nacional de Ciencias norteamericanas declaraba que las grasas trans utilizadas en la industria alimenticia eran insanas, incluso hoy en cantidades mínimas.
¿Hay que dejar entonces de tomar margarina? No es necesario, hoy en día la mayoría están libres de estas perjudiciales grasas.

 

¿Qué aumenta el colesterol?
Cada vez que pones la televisión ves un anuncio sobre el colesterol invitándote a tomar un producto que puede ayudarte a controlarlo. Cuando vas al supermercado, muchos otros alimentos manufacturados se anuncian como bajos en colesterol y beneficiosos para el corazón. ¿De verdad ayudan?
Para la comunidad científica no hay ningún estudio fiable que demuestre que este tipo de alimentos mantendrán a raya tus niveles de colesterol. Para esto lo más beneficioso es comer sano y hacer ejercicio.

La famosa “paradoja francesa” tira por tierra muchos de los argumentos que en contra de las grasas. Curiosamente, en un país donde la dieta se basa principalmente en la mantequilla, el queso, la carne roja, la nata o el hígado, la tasa de enfermedad coronaria es inferior a la de muchos países, entre ellos EEUU.
Aunque las margarinas ya no lleven este tipo de grasas trans, sí hay muchos alimentos (bollería industrial, precocinados, congelados, fast food) qué aún la emplean, así que antes de echar al carrito de la compra un alimento, lee sus ingredientes: si lleva grasas hidrogenadas, vuélvelo a dejar en su sitio.

¿Qué comería tu abuela?
Como hemos dicho, ni todas las grasas (excepto las trans) son malas, ni todos los alimentos enriquecidos, orgánicos, naturales o que prometen efectos sobre tu salud, son tan buenos.
En lo que sí está de acuerdo la comunidad científica y los expertos en nutrición es en que la dieta mediterráneas tradicional es la mejor y la que de verdad previene las enfermedades cardíacas. Ello es debido al aceite de oliva como grasa principal, al pescado azul, las legumbres y la gran cantidad de frutas y verduras que se ingieren.

Para comer bien y asegurarse una buena salud no hace falta que te atiborres a productos con Omega-3, hechos con soja o suplementos vitamínicos. Puedes comer de todo en cantidades normales: fruta, verduras, carne, pescado, legumbres, cereales… Eso sería suficiente para asegurarte todos los antioxidantes, vitaminas y ácidos grasos cardiosaludables que te prometen los productos manufacturados.
Como norma, fíate de tu abuela: ¿ella se comería una tarrina de queso de untar ultraligero, unas magdalenas de tofu o un plato que viene metido en un sobre? Seguro que no… Cuanto más natural, sencilla y menos manufacturada sea la comida, más saludable. Ni siquiera comer en un restaurante de lujo te asegura que sus productos estén libres de pesticidas, azúcares encubiertos y grasas poco saludables.

Fuente

CÓMO CONSUMIR MÁS ALIMENTOS CON FIBRA

DIETA DESINTOXICANTE Y DEPURADORA

FOBIA SOCIAL - SÍNTOMAS, CAUSAS Y TRATAMIENTO

EL VINO Y EL CAFÉ REJUVENECEN Y ELIMINAN GRASAS

CONSEJOS PARA AGRADARLE A TUS SUEGROS

TRUCOS PARA LUCIR PIERNAS PERFECTAS EN VERANO

EJERCICIOS PARA ESTAR EN FORMA SIN SALIR DE CASA

EJERCICIOS PARA LA ESPALDA Y LAS CERVICALES

Compartir este articulo :

 

 

 

 

Home  |  Como incluir un anuncio aquí  |  Publicidad  |  Noticias & curiosidades  |  Anuncios gratis
Casinos online  -  Bingo online  -  Juegos de casino gratis  -  Loterías Mundiales
© Copyright 2003 - 2017 SitiosEspana.com - Permitido el uso del contenido citando la fuente